X
Cuestionó duramente al Gobierno y su decisión de acudir al FMI. Abogó por la unidad del peronismo, incluyendo al kirchnerismo, para ganar en 2019 y, luego, poder gobernar.
Redacción 27/05/2018 12:51

El diputado nacional Felipe Solá confirmó este domingo su voluntad de ser candidato a presidente en las elecciones del año próximo y abogó por una unificación del peronismo que mejore sus perspectivas para enfrentar a Cambiemos.

En declaraciones al programa El fin de la metáfora, en Radio 10, el diputado del Frente Renovador respondió con un decidido “sí” a la pregunta de si quiere ser candidato a presidente. “Por supuesto que soy realista”, matizó, a la vez que descartó volver a competir por la Gobernación bonaerense. “Gobernador ya fui. Hay una sola vida y hay que saber que las segundas partes nunca fueron buenas; entonces no”, dijo.

De acuerdo con Solá, “no digo que la unidad (del peronismo) no sea necesaria para ganar, porque lo es. Pero me parece que lo más difícil no va a ser tanto ganar (en 2019) como gobernar bien. Anticipándose, la Argentina que viene requiere un Gobierno sólido y unido, porque los problemas después van a estar encima. Hay que pensar en el día después”.

En ese armado unitario, tanto para competir en las urnas como para poder gobernar el país, Felipe Solá le da un lugar al kirchnerismo.

Cristina Kirchner “es una política argentina que retiene muchos votos después de doce años. Es una persona a la que han golpeado muchísimo y una incógnita”. En ese sentido, resaltó que “cómo vamos a conseguir una unidad en la que millones de argentinos que la votaron no estén (representados), y que además en su mayoría son peronistas. Son votos de los humildes. Entiendo que hay que ser un solo sector y creo que eso se va entendiendo de a poco”.

Solá cuestionó también a quienes, desde el oficialismo, atribuyen intenciones destituyentes a los sectores que se movilizan para protestar contra las políticas oficiales, como ocurrió el último viernes, 25 de mayo. El club del helicóptero “no existe, es un invento. Lo que sí existe es una forma de atacar (del macrismo) para defenderse, porque lo más fanáticos del Gobierno, los provocadores y los que los impulsan, apelan a mentir. Este es el Gobierno más mentiroso que he visto”.

Reconoció, sin embargo, que “del otro lado hay algunos fanáticos que te dicen por la calle ‘cuándo lo sacan a Macri’. Y yo les contesto: ¿De qué hablan?’. Me pongo a discutir en la calle. Pero eso no tiene nada que ver con lo institucional”.

Solá se mostró muy crítico del rumbo oficial. “Estos sí que van a dejar una herencia de endeudamiento, una mala situación de la economía, de la clase media, de los trabajadores. Los salarios van detrás del costo de vida, de los alimentos”. 

“El Gobierno nos llevó a esto y demuestra que no sabe, que hizo un desastre con el endeudamiento y que no está capacitado para salir de esta situación”, añadió. 

“Lo más grave es que se profundice el ajuste, ya sea por las exigencias del Fondo Monetario como por decisiones del propio Gobierno, y que vayamos de protesta en protesta”, dijo.

 

 

“La del FMI es una salida ultramediocre, que llegó después de (que el Gobierno) alardeara sobre la solidez de la Argentina y su capacidad de obtener deuda en todos lados. Tuvieron que romper el vidrio y ponerse bajo la suela del Fondo. Somos uno de los pocos del mundo que están así”.

En ese sentido, Solá estimó que “creo que la ley de (tope a las) tarifas va a salir (en el Senado). Si el presidente (Mauricio Macri) la veta, vamos a una situación sin salida en relación con la vida cotidiana de los argentinos”.

En referencia a la reciente polémica por la suspensión de la reducción de las retenciones a la soja, quien fuera secretario de Agricultura de Carlos Menem señaló que el Gobierno, al dar marcha atrás, “hizo una cuenta política: prefirió no perder en un acto todos los votos del sector agropecuario. Entonces decidió recortar por el lado del gasto entre sectores que no lo van a votar.

Felipe Solá confirmó que quiere ser presidente

Cuestionó duramente al Gobierno y su decisión de acudir al FMI. Abogó por la unidad del peronismo, incluyendo al kirchnerismo, para ganar en 2019 y, luego, poder gobernar.

El diputado nacional Felipe Solá confirmó este domingo su voluntad de ser candidato a presidente en las elecciones del año próximo y abogó por una unificación del peronismo que mejore sus perspectivas para enfrentar a Cambiemos.

En declaraciones al programa El fin de la metáfora, en Radio 10, el diputado del Frente Renovador respondió con un decidido “sí” a la pregunta de si quiere ser candidato a presidente. “Por supuesto que soy realista”, matizó, a la vez que descartó volver a competir por la Gobernación bonaerense. “Gobernador ya fui. Hay una sola vida y hay que saber que las segundas partes nunca fueron buenas; entonces no”, dijo.

De acuerdo con Solá, “no digo que la unidad (del peronismo) no sea necesaria para ganar, porque lo es. Pero me parece que lo más difícil no va a ser tanto ganar (en 2019) como gobernar bien. Anticipándose, la Argentina que viene requiere un Gobierno sólido y unido, porque los problemas después van a estar encima. Hay que pensar en el día después”.

En ese armado unitario, tanto para competir en las urnas como para poder gobernar el país, Felipe Solá le da un lugar al kirchnerismo.

Cristina Kirchner “es una política argentina que retiene muchos votos después de doce años. Es una persona a la que han golpeado muchísimo y una incógnita”. En ese sentido, resaltó que “cómo vamos a conseguir una unidad en la que millones de argentinos que la votaron no estén (representados), y que además en su mayoría son peronistas. Son votos de los humildes. Entiendo que hay que ser un solo sector y creo que eso se va entendiendo de a poco”.

Solá cuestionó también a quienes, desde el oficialismo, atribuyen intenciones destituyentes a los sectores que se movilizan para protestar contra las políticas oficiales, como ocurrió el último viernes, 25 de mayo. El club del helicóptero “no existe, es un invento. Lo que sí existe es una forma de atacar (del macrismo) para defenderse, porque lo más fanáticos del Gobierno, los provocadores y los que los impulsan, apelan a mentir. Este es el Gobierno más mentiroso que he visto”.

Reconoció, sin embargo, que “del otro lado hay algunos fanáticos que te dicen por la calle ‘cuándo lo sacan a Macri’. Y yo les contesto: ¿De qué hablan?’. Me pongo a discutir en la calle. Pero eso no tiene nada que ver con lo institucional”.

Solá se mostró muy crítico del rumbo oficial. “Estos sí que van a dejar una herencia de endeudamiento, una mala situación de la economía, de la clase media, de los trabajadores. Los salarios van detrás del costo de vida, de los alimentos”. 

“El Gobierno nos llevó a esto y demuestra que no sabe, que hizo un desastre con el endeudamiento y que no está capacitado para salir de esta situación”, añadió. 

“Lo más grave es que se profundice el ajuste, ya sea por las exigencias del Fondo Monetario como por decisiones del propio Gobierno, y que vayamos de protesta en protesta”, dijo.

 

 

“La del FMI es una salida ultramediocre, que llegó después de (que el Gobierno) alardeara sobre la solidez de la Argentina y su capacidad de obtener deuda en todos lados. Tuvieron que romper el vidrio y ponerse bajo la suela del Fondo. Somos uno de los pocos del mundo que están así”.

En ese sentido, Solá estimó que “creo que la ley de (tope a las) tarifas va a salir (en el Senado). Si el presidente (Mauricio Macri) la veta, vamos a una situación sin salida en relación con la vida cotidiana de los argentinos”.

En referencia a la reciente polémica por la suspensión de la reducción de las retenciones a la soja, quien fuera secretario de Agricultura de Carlos Menem señaló que el Gobierno, al dar marcha atrás, “hizo una cuenta política: prefirió no perder en un acto todos los votos del sector agropecuario. Entonces decidió recortar por el lado del gasto entre sectores que no lo van a votar.