La Plata

Proyecto mochila, una campaña solidaria para volver a clase con todos los útiles

La iniciativa propone preparar kits escolares para niños que asisten a merenderos de Berisso, La Plata y Ensenada. El objetivo es ayudar a 300 alumnos.

“La diferencia entre la ternura y la lastima, es entender al otro como propio o al otro como ajeno”, es el lema del Proyecto Mochila La Plata, una iniciativa que surgió como una réplica de una campaña que comenzó en Capital Federal para ayudar a niños de Misiones, pero que en la ciudad de las diagonales busca atender las necesidades de alumnos de jardines de infantes, escuelas primarias y secundarias de la región.

 

“En 2017 armamos tres mochilas para Misiones, sumándonos a la propuesta de Proyecto Mochi, una iniciativa de un grupo de chicas de Capital Federal que te asignan un destinatario para que lo ayudes a comenzar el ciclo lectivo armándole la mochila”, señala a Letra P, Cecilia Girard Bosch y agrega que “después de eso surgió la idea de hacerlo en La Plata porque acá hay muchos chicos que tienen las mismas necesidades”.

 

 

El año pasado, a contrarreloj del comienzo de clases, armaron 24 mochilas para un merendero del barrio plantese Savoia y 40 kit escolares para otro del barrio berissense El Carmen.

 

“Hoy el objetivo es llegar a 300 mochilas”, señala Girard Bosch, que trabaja junto a  Marcela Chiape y Marcela Silvestri, además de un grupo importante de colaboradores. “Hasta ahora tenemos completas 150, pero todavía no tenemos dimensión del volumen de donaciones que recibieron los comercios donde la gente puede llevar las mochilas”, explica dando cuenta de la repercusión que tuvo la iniciativa.

 

Con más tiempo para organizar, se comprometieron con seis merenderos de Berisso, La Plata y Ensenada y definieron diferentes centros de recepción en distintos puntos de la ciudad capital, hasta donde los voluntarios podrán llevar las donaciones hasta el 22 de febrero.

 

“Nuestro lema es ‘la diferencia entre la ternura y la lastima, es entender al otro como propio o al otro como ajeno’ porque la intención es que se armen las mochilas como si fueran para nuestros hijos, sobrinos; que las cosas sean lindas, de buena calidad. Y si bien no es necesario que los útiles sean nuevos, si son usados tienen que estar en excelentes condiciones”, remarca la mujer.

 

 

Si claro que ocupa lugar Tute!!

CampoLimpio: Autoridades y expertos del agro impulsan el desarrollo sostenible

Las Más Leídas

También te puede interesar