CASO CHOCOBAR

Pese a confirmación del procesamiento, Bullrich vuelve a defender a Chocobar

La ministra de Seguridad renovó su respaldo al policía que mató a un delincuente por la espalda aunque la Cámara del Crimen consideró que hubo un “exceso en el cumplimiento del deber”.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, reiteró que Luis Chocobar "hizo lo que tenía que hacer" cuando mató por la espalda a un delincuente en el barrio de La Boca, pese a que la Cámara del Crimen confirmó el procesamiento del policía por el delito de "homicidio agravado por la utilización de arma de fuego en exceso del cumplimiento del deber".

 

"Tenemos un objetivo que es cuidar a la gente. Eso también implica cuidar a los que nos cuidan. En consecuencia vamos a seguir manteniendo nuestra idea de que hizo lo que tenía que hacer", sostuvo la ministra en conferencia de prensa desde Chapadmalal, donde se encuentra participando del “retiro espiritual” que encabeza el presidente Mauricio Macri.

 

Al ser consultada sobre si el respaldo directo de Macri a Chocobar en medio del proceso judicial fue oportuno, la titular de la cartera de Seguridad respondió: "Absolutamente. Si cada vez que hay un policía que actúa es puesto en el lugar de victimario no vamos a tener nunca un país seguro".

 

"Cuidar a la gente implica, además, cuidar a quienes nos cuidan. Chocobar actuó luego de que una persona fuera atacada a cuchillazos, haciendo cesar el delito e impidiendo que se genere más violencia. Apoyamos a él y a todos los policías que actúan según su deber", agregó.

 

Antes de la fuerte defensa de la ministra, los magistrados de la Sala VI de la Cámara del Crimen habían cambiaron la calificación legal del hecho al entender que hubo un exceso en el cumplimiento del deber y no en la legítima defensa.

 

Según el fallo, Chocobar actuó correctamente en el inicio de los hechos, pero pusieron sobre la lupa el desenlace de la persecución, que deberá ser discutida en un juicio oral y público.

 

 

 

“Chocobar intervino porque debía hacerlo, máximo si se tiene en cuenta que el episodio se desarrolló mientras dirigía a cumplir su función. Lo hizo inicialmente ajustando su comportamiento a la normativa que regula la función policial, pero concluyó en un acto excesivo que merece ser juzgado en una etapa posterior", resolvieron los jueces.

 

Y agregaron: "Actuar como policía implica también de manera imperiosa reconocer los límites que la propia institución establece para que sea correcta, mediante el dictado de reglamentos y entrenamiento profesional y permanente que, aun puesto en duda en su dimensión real, debió bastar para internalizar la norma".

 

El episodio por el que fue procesado Chocobar ocurrió el 8 de diciembre pasado, en la esquina de Garibaldi y Olavarría, cuando el ladrón y su cómplice apuñalaron a un turista norteamericano para robarle dos cámaras fotográficas.

 

Tres vecinos comenzaron a perseguir a ambos asaltantes. Luego se sumó  Chocobar, quien salía de su casa para ir a tomar el colectivo 24.

 

Según las declaraciones de los testigos y del policía, Chocobar dio la voz de alto en dos oportunidades y realizó tres disparos intimidatorios al aire para que el delincuente se detuviera.

 

 

 

Chocobar siguió solo la persecución del ladrón, quien en ese trayecto se había quitado la campera de Boca que usó para envolver la mano en la que, supuestamente, llevaba el cuchillo con el que amenazaba a los vecinos y al policía que intentaron capturarlo, según dice la descripción del hecho en la  resolución dictada por el juez de menores Velázquez.

 

Antes de llegar a Irala y Suárez, Chocobar volvió a dar la voz de alto y disparó dos balazos que hirieron al sospechoso en la parte posterior del muslo izquierdo y seis centímetros por encima de la cresta ilíaca. En su indagatoria, Chocobar dijo que disparó porque, en un momento de la persecución, el sospechoso se dio vuelta, se puso de frente y amenazó con atacarlo.

 

Dijo que apuntó para que los disparos dieran de la cintura para abajo, con el objetivo de evitar provocar lesiones en partes vitales del imputado.

 

 

 

La autopsia determinó que los dos balazos fueron disparados por la espalda. Los videos de la causa son en similar sentido. Al procesar a Chocobar por homicidio cometido con exceso en la legítima defensa, el juez Velazquez sostuvo que el policía sabía que al disparar podría provocar la muerte del sospechoso y afirmó que su conducta no fue profesional debido a que disparó con una mano.

 

Días después, el presidente Mauricio Macri y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, recibieron a Chocobar y lo trataron como un héroe.

 

A raíz de este caso, la ministra Bullrich busca impulsar un cambio de doctrina para los casos de enfrentamientos entre delincuentes y policías.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar