X
El presidente del PRO banqueó su intención de competir en las PASO contra José Corral y sumó el apoyo de la UCR local. Sin embargo, sufrió el faltazo del concejal del Cambiemos y sus laderos.
Por 01/12/2018 17:56

Federico Angelini aprovechó un encuentro provincial del PRO para blanquear que será candidato a gobernador de Santa Fe dentro de Cambiemos. Sin embargo, el lanzamiento contó con la llamativa ausencia del concejal rosarino y candidato puesto a la Intendencia Roy López Molina.

Angelini decidió correrse de su rol de armador partidario y saltar a las grandes ligas, poner la cara en el peor momento de Cambiemos para enfrentar en una PASO al intendente de la ciudad capital José Corral.

El diputado provincial del PRO logró la presencia de una gran cantidad de dirigentes amarillos y sumó una carta no menor, el apoyo del presidente de la UCR de Santa Fe Julián Galdeano, quien hasta el momento no había mostrado sus cartas.

 

 

Galdeano lidera un sector interno de la UCR que se hamaca con respetuoso equilibrio entre el Frente Progresista y Cambiemos. De muy buena relación con el gobernador socialista Miguel Lifschitz, Julián no tiene lugar en un armado que dentro del progresismo solo incluya la candidatura de Antonio Bonfatti. No se tragan.  

Por ese motivo, jugó más que fuerte este sábado para levantarle la mano a Angelini. “Este es un desafío más trascendente, tenemos que llevar las propuestas políticas de la Nación a cada uno de las localidades de la provincia, pero tiene que ser con amplitud, generosidad y sobre todo con mirada de futuro”, soltó Galdeano en su discurso.

Pero si la presencia de radicales no corralistas fue la buena para Federico, la ausencia de López Molina y sus laderos fue la muy mala. Roy sacó casi el 37 por ciento en las legislativas de 2017 y le sacó 16 puntos de ventaja al PJ y 20 al progresismo oficialista. Su elección fue excelente y quedó, en ese momento, a pasos de la Intendencia. 

“José y Roy hablan diariamente”, aseguran al lado del radical santafesino. “Tiene diálogo pleno y permanente, no quieren andar perdiendo tiempo en internas”, afirmó un ladero de Corral. 

Angelini pierde mucho en Rosario si López Molina no juega dentro de su armado. Tampoco fueron al acto el diputado Raúl Fernández, amigo y ladero del ex candidato a gobernador Miguel Torres del Sel, el diputado nacional Lucas Incicco, quien pretende lanzar su candidatura a la gobernación. 

“Después de muchos años de ineficiencias y de batallas perdidas contra la inseguridad y el narcotráfico, creemos que urge una renovación en la administración provincial, que llegue con otra energía para combatir estos flagelos”, sostuvo Angelini. 

El presidente del PRO reconoció el “paso muy importante” que dio la UCR que lo acompañó. “Les pido un enorme compromiso para el 2019, sabemos que está difícil, pero no aflojamos en poner la cara”, contagió. “Dependo de ustedes, necesito de ustedes, les pido de todo corazón que dejemos todo en la cancha”, cerró, mientras sonaba de fondo el “Boron bon bon, Fede Angelini gobernador”.

Cisma en el PRO: López Molina no fue al lanzamiento de Angelini

El presidente del PRO banqueó su intención de competir en las PASO contra José Corral y sumó el apoyo de la UCR local. Sin embargo, sufrió el faltazo del concejal del Cambiemos y sus laderos. 
 

Federico Angelini aprovechó un encuentro provincial del PRO para blanquear que será candidato a gobernador de Santa Fe dentro de Cambiemos. Sin embargo, el lanzamiento contó con la llamativa ausencia del concejal rosarino y candidato puesto a la Intendencia Roy López Molina.

Angelini decidió correrse de su rol de armador partidario y saltar a las grandes ligas, poner la cara en el peor momento de Cambiemos para enfrentar en una PASO al intendente de la ciudad capital José Corral.

El diputado provincial del PRO logró la presencia de una gran cantidad de dirigentes amarillos y sumó una carta no menor, el apoyo del presidente de la UCR de Santa Fe Julián Galdeano, quien hasta el momento no había mostrado sus cartas.

 

 

Galdeano lidera un sector interno de la UCR que se hamaca con respetuoso equilibrio entre el Frente Progresista y Cambiemos. De muy buena relación con el gobernador socialista Miguel Lifschitz, Julián no tiene lugar en un armado que dentro del progresismo solo incluya la candidatura de Antonio Bonfatti. No se tragan.  

Por ese motivo, jugó más que fuerte este sábado para levantarle la mano a Angelini. “Este es un desafío más trascendente, tenemos que llevar las propuestas políticas de la Nación a cada uno de las localidades de la provincia, pero tiene que ser con amplitud, generosidad y sobre todo con mirada de futuro”, soltó Galdeano en su discurso.

Pero si la presencia de radicales no corralistas fue la buena para Federico, la ausencia de López Molina y sus laderos fue la muy mala. Roy sacó casi el 37 por ciento en las legislativas de 2017 y le sacó 16 puntos de ventaja al PJ y 20 al progresismo oficialista. Su elección fue excelente y quedó, en ese momento, a pasos de la Intendencia. 

“José y Roy hablan diariamente”, aseguran al lado del radical santafesino. “Tiene diálogo pleno y permanente, no quieren andar perdiendo tiempo en internas”, afirmó un ladero de Corral. 

Angelini pierde mucho en Rosario si López Molina no juega dentro de su armado. Tampoco fueron al acto el diputado Raúl Fernández, amigo y ladero del ex candidato a gobernador Miguel Torres del Sel, el diputado nacional Lucas Incicco, quien pretende lanzar su candidatura a la gobernación. 

“Después de muchos años de ineficiencias y de batallas perdidas contra la inseguridad y el narcotráfico, creemos que urge una renovación en la administración provincial, que llegue con otra energía para combatir estos flagelos”, sostuvo Angelini. 

El presidente del PRO reconoció el “paso muy importante” que dio la UCR que lo acompañó. “Les pido un enorme compromiso para el 2019, sabemos que está difícil, pero no aflojamos en poner la cara”, contagió. “Dependo de ustedes, necesito de ustedes, les pido de todo corazón que dejemos todo en la cancha”, cerró, mientras sonaba de fondo el “Boron bon bon, Fede Angelini gobernador”.