X
La empresa ratificó su intención de operar en la provincia de Buenos Aires y argumentó que la facultad de regular la propiedad de farmacias corresponde al Congreso.
Redacción 14/11/2018 13:56

En el marco de la última audiencia pública convocada por la Corte Suprema de Justicia, Farmacity defendió su posición para desembarcar en el territorio bonaerense y argumentó que los artículos 3 y 14 de la ley provincial de farmacias son “inconstitucionales”.

La compañía expuso que la facultad de regular la propiedad de farmacias corresponde al Congreso de la Nación y que ya rige una norma nacional en tal sentido que autoriza a cualquier persona física o jurídica a ser titular de farmacias.

“La presencia de un profesional farmacéutico al frente de la farmacia es lo que garantiza el derecho a la salud, independientemente de si es o no propietario del establecimiento. En Farmacity, la gestión de las farmacias está a cargo de un farmacéutico y en cada farmacia hay un Director Técnico responsable y farmacéuticos auxiliares registrados ante el regulador. Cada uno está individualizado y es autónomo y responsable de las decisiones sanitarias que debe tomar, como sucede en cualquier farmacia. De esta forma, nuestro equipo de más de 600 farmacéuticos y 300 estudiantes de farmacia presta un servicio de calidad, conforme a la ley, humano y responsable”, afirmó Andrea Gualde, Directora de Asuntos Jurídicos e Institucionales de Farmacity.

Por otra parte, la empresa alegó que la prohibición a las Sociedades Anónimas (S.A.) para ser propietarias de farmacias es discriminatoria, dado que en la Provincia de Buenos Aires ya existen 4.028 S.A. dedicadas a la salud tales como clínicas, geriátricos u hospitales, además del 65% de los laboratorios que están radicados en la provincia. Asimismo, la cadena de valor del medicamento completa, integrada por estos últimos, los distribuidores y droguerías, también son sociedades anónimas. 

“Si esto no supone un problema para la radicación de sociedades anónimas vinculadas a la salud en la Provincia de Buenos Aires, pero sí para que haya un Farmacity, entonces se trata de una clara discriminación hacia la empresa”, explicó Gualde.

De las 16.817 farmacias existentes en la Argentina, sólo el 1,4% son Farmacity, y cada una emplea, en promedio, a 25 personas. En la Ciudad de Buenos Aires, donde la empresa cuenta con 147 farmacias, su participación es del 8,8% del total, lo que pone de manifiesto la continuidad y aparición de nuevas farmacias en convivencia con la red de Farmacity.

“Farmacity es una compañía de 21 años de trayectoria con vocación por la salud y el bienestar que busca estar en la Provincia de la Buenos Aires para brindar un servicio farmacéutico de calidad, como ya lo hace en la Ciudad de Buenos Aires y en 14 provincias. Creemos que con más y no con menos farmacias se garantiza el acceso al medicamento. Nuestro objetivo es seguir enalteciendo el sistema de salud y la profesionalización del sector”, expresó Sebastián Miranda, CEO de Farmacity.

En la Corte, Farmacity insiste en su reclamo para desembarcar en la provincia

La empresa ratificó su intención de operar en la provincia de Buenos Aires y argumentó que la facultad de regular la propiedad de farmacias corresponde al Congreso.

En el marco de la última audiencia pública convocada por la Corte Suprema de Justicia, Farmacity defendió su posición para desembarcar en el territorio bonaerense y argumentó que los artículos 3 y 14 de la ley provincial de farmacias son “inconstitucionales”.

La compañía expuso que la facultad de regular la propiedad de farmacias corresponde al Congreso de la Nación y que ya rige una norma nacional en tal sentido que autoriza a cualquier persona física o jurídica a ser titular de farmacias.

“La presencia de un profesional farmacéutico al frente de la farmacia es lo que garantiza el derecho a la salud, independientemente de si es o no propietario del establecimiento. En Farmacity, la gestión de las farmacias está a cargo de un farmacéutico y en cada farmacia hay un Director Técnico responsable y farmacéuticos auxiliares registrados ante el regulador. Cada uno está individualizado y es autónomo y responsable de las decisiones sanitarias que debe tomar, como sucede en cualquier farmacia. De esta forma, nuestro equipo de más de 600 farmacéuticos y 300 estudiantes de farmacia presta un servicio de calidad, conforme a la ley, humano y responsable”, afirmó Andrea Gualde, Directora de Asuntos Jurídicos e Institucionales de Farmacity.

Por otra parte, la empresa alegó que la prohibición a las Sociedades Anónimas (S.A.) para ser propietarias de farmacias es discriminatoria, dado que en la Provincia de Buenos Aires ya existen 4.028 S.A. dedicadas a la salud tales como clínicas, geriátricos u hospitales, además del 65% de los laboratorios que están radicados en la provincia. Asimismo, la cadena de valor del medicamento completa, integrada por estos últimos, los distribuidores y droguerías, también son sociedades anónimas. 

“Si esto no supone un problema para la radicación de sociedades anónimas vinculadas a la salud en la Provincia de Buenos Aires, pero sí para que haya un Farmacity, entonces se trata de una clara discriminación hacia la empresa”, explicó Gualde.

De las 16.817 farmacias existentes en la Argentina, sólo el 1,4% son Farmacity, y cada una emplea, en promedio, a 25 personas. En la Ciudad de Buenos Aires, donde la empresa cuenta con 147 farmacias, su participación es del 8,8% del total, lo que pone de manifiesto la continuidad y aparición de nuevas farmacias en convivencia con la red de Farmacity.

“Farmacity es una compañía de 21 años de trayectoria con vocación por la salud y el bienestar que busca estar en la Provincia de la Buenos Aires para brindar un servicio farmacéutico de calidad, como ya lo hace en la Ciudad de Buenos Aires y en 14 provincias. Creemos que con más y no con menos farmacias se garantiza el acceso al medicamento. Nuestro objetivo es seguir enalteciendo el sistema de salud y la profesionalización del sector”, expresó Sebastián Miranda, CEO de Farmacity.