X
Advierten que el “ajuste selectivo”, la deuda en moneda extranjera y “la dependencia del tesoro nacional” son factores de riesgo de la Provincia “en una coyuntura nacional condicionada por el FMI”.
Redacción 03/10/2018 13:40

En el marco de la discusión presupuestaria que se abre en la provincia de Buenos Aires de cara a 2019, el Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires (Idesba) Stella Maldonado de la CTA bonaerense elaboró un informe acerca del balance fiscal de la gestión de María Eugenia Vidal, advirtiendo sobre los principales peligros que se le presentan a las finanzas bonaerenses.  En ese sentido, se alertó que el “ajuste selectivo”, la deuda en moneda extranjera y “la dependencia del tesoro nacional” son factores de riesgo de la Provincia “en una coyuntura nacional condicionada por la presión del FMI, la devaluación y el contexto inflacionario. Aspectos que presionarán regresivamente en el presupuesto bonaerense 2019”.

Ahondando en este punto, en el Idesba subrayaron que “bajo la gestión de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires los recursos crecieron impulsados por la ayuda nacional”, algo que “se pone en peligro ante el acuerdo con el FMI que pretende recortarla”. Aquí, ejemplificaron: “Sin las transferencias del Tesoro Nacional, el déficit financiero hubiese crecido enormemente en los años 2016 y 2017 respecto al 2015 (95,9% y 123,5%)”.

Por el lado del gasto, se marcó que hubo un “ajuste selectivo” dado por un “crecimiento de los intereses de la deuda, en el marco del enorme endeudamiento que impulsó Vidal; y un recorte en las capacidades estatales a partir del achicamiento del Estado provincial. La planta estatal se encuentra congelada y las remuneraciones cayeron 4,3% entre 2015-2017”.

 

 

Mientras que el gasto que garantiza el funcionamiento del Estado provincial se mantiene estancado desde 2015, en el instituto coordinado en su área de economía política por Paula Belloni, se destacó que “los intereses de la deuda se incrementaron en un 19,3% en términos reales. Los intereses de deuda pagados en el año 2017 fueron equivalentes a 1,6 veces lo destinado a promoción y asistencia social, o un 55% de los recursos en Salud”.

Tal como lo había adelantado Belloni a Letra P, se estimó que las sucesivas devaluaciones que llevaron el valor del dólar a valores en torno a $40 “incrementaron la deuda pública provincial en $202.404 millones (+82,3%), monto superior al total de los recursos presupuestados en 2018 para Educación y cultura ($177.650). Y superior a lo correspondiente a Seguridad social, Salud, Promoción y asistencia social, Vivienda y urbanismo, Asuntos laborales, Ciencia y técnica y Promoción del medio ambiente y Agua potable juntos ($199.454 millones)”.

“El stock de deuda pública se incrementó del 5,7 % del PBG en 2015 al 12,3% al tipo de cambio vigente. La parte denominada en moneda extranjera fue la de mayor crecimiento, pasando de una participación en el stock de deuda del 59,9% al 81,5%”, añade el informe para recalcar que “al tipo de cambio vigente ($40=1 U$S) el stock de deuda asciende a $448.375 millones. De este modo, el incremento de la deuda bajo la gestión de Cambiemos a 2017 actualizada por efecto cambiario es del 280,3%”.

Bajo tal escenario, alertaron que “el acuerdo con el FMI (que reduce transferencias, pone en peligro el Fondo Solidario y traspasa subsidios a los servicios públicos y el trasporte) junto a las amortizaciones de deuda e intereses que enfrenta la provincia de Buenos Aires en 2019, ponen en una situación de gran fragilidad a las finanzas provinciales bonaerenses”.

La CTA alerta sobre los peligros que se le presentan a las finanzas bonaerenses

Advierten que el “ajuste selectivo”, la deuda en moneda extranjera y “la dependencia del tesoro nacional” son factores de riesgo de la Provincia “en una coyuntura nacional condicionada por el FMI”.

En el marco de la discusión presupuestaria que se abre en la provincia de Buenos Aires de cara a 2019, el Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires (Idesba) Stella Maldonado de la CTA bonaerense elaboró un informe acerca del balance fiscal de la gestión de María Eugenia Vidal, advirtiendo sobre los principales peligros que se le presentan a las finanzas bonaerenses.  En ese sentido, se alertó que el “ajuste selectivo”, la deuda en moneda extranjera y “la dependencia del tesoro nacional” son factores de riesgo de la Provincia “en una coyuntura nacional condicionada por la presión del FMI, la devaluación y el contexto inflacionario. Aspectos que presionarán regresivamente en el presupuesto bonaerense 2019”.

Ahondando en este punto, en el Idesba subrayaron que “bajo la gestión de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires los recursos crecieron impulsados por la ayuda nacional”, algo que “se pone en peligro ante el acuerdo con el FMI que pretende recortarla”. Aquí, ejemplificaron: “Sin las transferencias del Tesoro Nacional, el déficit financiero hubiese crecido enormemente en los años 2016 y 2017 respecto al 2015 (95,9% y 123,5%)”.

Por el lado del gasto, se marcó que hubo un “ajuste selectivo” dado por un “crecimiento de los intereses de la deuda, en el marco del enorme endeudamiento que impulsó Vidal; y un recorte en las capacidades estatales a partir del achicamiento del Estado provincial. La planta estatal se encuentra congelada y las remuneraciones cayeron 4,3% entre 2015-2017”.

 

 

Mientras que el gasto que garantiza el funcionamiento del Estado provincial se mantiene estancado desde 2015, en el instituto coordinado en su área de economía política por Paula Belloni, se destacó que “los intereses de la deuda se incrementaron en un 19,3% en términos reales. Los intereses de deuda pagados en el año 2017 fueron equivalentes a 1,6 veces lo destinado a promoción y asistencia social, o un 55% de los recursos en Salud”.

Tal como lo había adelantado Belloni a Letra P, se estimó que las sucesivas devaluaciones que llevaron el valor del dólar a valores en torno a $40 “incrementaron la deuda pública provincial en $202.404 millones (+82,3%), monto superior al total de los recursos presupuestados en 2018 para Educación y cultura ($177.650). Y superior a lo correspondiente a Seguridad social, Salud, Promoción y asistencia social, Vivienda y urbanismo, Asuntos laborales, Ciencia y técnica y Promoción del medio ambiente y Agua potable juntos ($199.454 millones)”.

“El stock de deuda pública se incrementó del 5,7 % del PBG en 2015 al 12,3% al tipo de cambio vigente. La parte denominada en moneda extranjera fue la de mayor crecimiento, pasando de una participación en el stock de deuda del 59,9% al 81,5%”, añade el informe para recalcar que “al tipo de cambio vigente ($40=1 U$S) el stock de deuda asciende a $448.375 millones. De este modo, el incremento de la deuda bajo la gestión de Cambiemos a 2017 actualizada por efecto cambiario es del 280,3%”.

Bajo tal escenario, alertaron que “el acuerdo con el FMI (que reduce transferencias, pone en peligro el Fondo Solidario y traspasa subsidios a los servicios públicos y el trasporte) junto a las amortizaciones de deuda e intereses que enfrenta la provincia de Buenos Aires en 2019, ponen en una situación de gran fragilidad a las finanzas provinciales bonaerenses”.