Municipios

Las mejoras salariales, el dolor de cabeza para dos intendentes de la Sexta

En Coronel Suárez, el sector rechazó la propuesta del Ejecutivo por insuficiente. Reclaman un 30% de aumento.  En Tres Arroyos, dieron una “tregua” a la medida de fuerza por subas de haberes.

El conflicto salarial con los trabajadores municipales afecta por estos días a varios distritos bonaerenses. En la Sexta sección, los intendentes de Coronel Suarez, Roberto Palacio (Cambiemos) y de Tres Arroyos, Carlos Sánchez (Vecinalista) se han cruzado en sendas negociaciones con el sector por mejoras salariales correspondientes al segundo semestre del año.

 

En las últimas horas, los trabajadores municipales de Coronel Suárez volvieron a rechazar una nueva propuesta salarial que elevó el departamento Ejecutivo por considerarla insuficiente, e insistieron en reclamar un 30% de aumento para el segundo semestre del año.

 

En una asamblea realizada en el Sindicato de Trabajadores Municipales, votaron por continuar con el reclamo además de pedir la recategorización de toda la planta municipal y dar cumplimiento a todos los ítems del Convenio Colectivo de Trabajo.

 

“Ante la falta de sinceramiento salarial, la asamblea rechazó la oferta y continuamos en estado de alerta, movilización y asamblea permanente”, dijo Rubén Allende, secretario general del STM, quien indicó que “la primera oferta del Ejecutivo fue cero, luego un 2,5% y más tarde ofrecieron un 5%; la semana pasada nos ofrecieron un 5% al mes de octubre y un 7% a enero de 2018”.

 

La medida ha resentido los servicios y la municipalidad ha implementado un plan alternativo para la recolección de residuos, con la instalación de 33 contenedores dispuestos en distintos puntos de la ciudad.

 

Según publicó el diario La Nueva, entre los reclamos figura además la entrega de la ropa de trabajo y elementos de seguridad y la liquidación correcta del Sueldo Anual Complementario.

 

En tanto, en Tres Arroyos, el martes los trabajadores del sector cedieron en la intensidad del reclamo y, según publica el diario La Voz, por pedido del Departamento Ejecutivo, decidió dar "una tregua" para que, en un contexto más pacífico, se le dé continuidad a la discusión por la recomposición salarial que pretende el sindicato. 

 

La retención de tareas que durante las primeras tres horas de cada jornada regía desde el viernes fue levantada el martes y las diversas áreas de la comuna volvieron a la "normalidad".

 

"Nos pidieron una tregua", dijo el secretario general del gremio municipal Abel Gómez, en referencia al pedido que las autoridades del Departamento Ejecutivo le efectuaron el pasado lunes a la cúpula sindical.

 

 "Hoy a la mañana -por ayer- salimos por los sectores y los compañeros aceptaron dar una tregua", agregó el dirigente, quien admitió que esa idea generó cierto descontento en algunos trabajadores pero que, de todas formas, se decidió aceptar lo planteado por el Ejecutivo. 

 

El sector había manifestado su disconformidad con el ofrecimiento del Departamento Ejecutivo de la Municipalidad y solicitaba una mejora salarial de los haberes.

 

En un escrito difundido por los trabajadores, se le pide al Gobierno local que “cumpla con la Ley 14.656, que es la que garantiza que se resguarden los derechos de los trabajadores: el pase a planta permanente, la estabilidad laboral y emocional de empleados que trabajan durante años y deben formar parte de la misma, mientras que muchas veces por alguna decisión política o a dedo ingresan empleados nuevos por favores políticos a la planta”.

 

Diputados: Ramiro Gutierrez presentó su proyecto para la reutilización social de bienes decomisados.
Juliana Santillán criticó al kirchnerismo por los incidentes en el Congreso

También te puede interesar