27|7|2022

Galli sobre los gastos en comida para perros: “Son errores administrativos”

11 de septiembre de 2017

11 de septiembre de 2017

El intendente de Olavarría habló con Letra P sobre las observaciones del Tribunal de Cuentas. Apuntó contra la oposición. “Lo guardaron para la época electoral; no tienen por dónde entrarnos”.

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, se refirió al informe del Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires (HTC) referido a los gastos que no podían explicarse y salían de la caja chica de diferentes áreas del municipio durante el ejercicio 2016. En diálogo con Letra P, el jefe comunal reconoció los errores y aseguró que ya se pagó todo. Además, apuntó a la oposición por el tratamiento que le dio al informe y el momento en que se hizo público. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Son gastos que pasó el tribunal; ya se pagó como corresponde lo que estaba mal realizado. Algunos son facturas que no corresponden, claramente, y que se traspapelaron en algunas oficinas”, sostuvo el intendente. 

 

Letra P le recordó que había gastos algo peculiares, como comida para perros, a lo que el intendente deslizó que “el caso de alimentos premiun para perros es que se compró alimentos para un perro callejero que vivía en la puerta de la Municipalidad y el resto son errores administrativos que aceptamos y ya depositamos el dinero como exige el Tribunal de Cuentas”.

 

Las observaciones del Tribunal de Cuentas son en base a la rendición de cuentas que hizo Galli y aprobó el Concejo Deliberante de Olavarría, que convalidó un exceso presupuestario de $165.138.391,55. El organismo que controla los gastos municipales pidió explicaciones por diferentes erogaciones en la llamada caja chica. Los más llamativos fueron 51 pesos en comida para perros y 1.460 pesos en whisky Johnnie Walker, etiqueta roja.

 

“Cuando uno arranca en esto hay cuestiones del equipo en sí, yo me entero ahora de estas cosas”, agregó. La mayoría de las observaciones del HTC se posan sobre la “la caja chica” de la Secretaría General y de Coordinación, que estaba a cargo del ahora ex jefe de Gabinete y padre político del intendenteJorge Larreche

 

Además de aclarar la situación y explicar que los gastos que el Tribunal de Cuentas observó ya se pagaron, el jefe comunal apuntó contra la oposición. “Es el aprovechamiento de un tema que ya se sabía hacía unos cuantos meses y que lo guardaron para la época electoral para tratar de disuadir a la gente y tratar de hacerle creer que somos corruptos, cuando no lo somos”.

 

“Como no tienen por dónde entrarnos buscan cosas que realmente son tristes para este momento electoral, pero la gente sabe quiénes somos”, puntualizó. 

 

LA CAJA CHICA. En el informe del HTC se deja explicitado que “no se ha podido probar el carácter municipal de tales egresos, motivo por el cual se requiere el envío de los antecedentes, detallados en cada uno de los casos, que justifiquen la finalidad pública del gasto en los términos del artículo 126, tercer párrafo del Reglamento de Contabilidad”.

 

Además de whisky y comida para perros, el Tribunal de Cuentas “observó” montos en concepto de pan -41$-, galletitas -$80-, picada en pan de campo, gaseosa, dos pizzas y café -750$-, 300$ en gasoil y 230$ en yerba, leche y salvado, entre otros gastos.