DÉBORA PÉREZ VOLPIN

“La gestión en seguridad es insuficiente en la Ciudad: queremos ver resultados”

La periodista que saltó a la lista porteña de Lousteau quiere auditar y discutir el presupuesto de Larreta. Apunta a la desigualdad entre la educación pública y la privada. Su militancia en la Franja.

Fue la sorpresa del cierre de listas. Su repentina renuncia al noticiero “Arriba Argentinos” movió el tablero de los candidatos y modificó el plantel de candidatos del frente Evolución, alianza que Martín Lousteau anotó, junto a la Unión Cívica Radical y el Partido Socialista, en la Ciudad de Buenos Aires para competir frente al PRO de Horacio Rodríguez Larreta (enrolado bajo la coalición “Vamos Juntos”, el Cambiemos porteño sin los radicales).

 

La inclusión de la reconocida periodista y comunicadora Débora Pérez Volpin como primera candidata a legisladora obligó a mover acuerdos casi cerrados en la nómina del oficialismo, que ordenó Diego César Santilli a pedido de Larreta, amo y señor de la lapicera que definió a los hombres y a las mujeres del PRO, la Coalición Cívica y Confianza Pública que se anotaron para competir en su terruño. En un acto reflejo, la Jefatura de Gobierno porteña confirmó al ministro Andrés “Andy” Freire como primer candidato a legislador, para contrarrestar el efecto Pérez Volpin y poner en las filas oficialistas a un hombre con fogueo ante los medios de comunicación y con un porcentaje de mayor conocimiento público. Antes, el larretismo estaba convencido de que debería encabezar alguien del sector joven PRO y todas las miradas estaban puestas en Victoria Roldán Méndez, que será candidata y renovará su mandato.

 

Con más de 24 años de trabajo en El Trece y con trayectoria previa en radios y medios gráficos, “Debi” dejó el periodismo para "hacer y aprender a hacer política", le cuenta a Letra P en una recorrida de campaña por el barrio de Balvanera, a menos de una semana de ser confirmada al tope de la lista que también integran, entre otros, Juan Francisco Nosiglia, María Inés Gorbea, Hernán Arce, Bárbara Bonelli, Leandro Halperín, Christian Asinelli y Guillermo Chas, presentes en el recorrido que conduce Lousteau junto a el equipo del publicista Darío Lanis, que aconseja al economista desde 2015.

 

Sin embargo, no es su primer paso en política: militó en la Franja Morada durante sus años de estudiante secundaria y universitaria y al calor de la expresión juvenil por involucrarse en política tras la vuelta de la democracia de la mano del radical Raúl Alfonsín, cuyo hijo Ricardo apoyó públicamente a Lousteau en su enfrentamiento con el PRO.

 

BIO. Hasta poco más de una semana fue una de las periodistas más reconocidas de Canal 13. Tras 24 de años, dejó su lugar en la televisión para hacer política de la mano de Martín Lousteau, a quien conoció mediante un ex compañero de militancia de Franja Morada en los albores del alfonsinismo y la recuperación democrática. Es la primera candidata a legisladora porteña del frente Evolución, que también integran radicales y socialistas. Pidió tocar temas relacionados a la Educación, la Salud y Género durante la campaña en la Ciudad de Buenos Aires.

Para entender la aparición de la periodista en la nómina de Evolución, hay que  retrotraerse a esos años, cuando Pérez Volpin militaba junto a Santiago Olivieri, radical porteño que siempre siguió vinculado al partido centenario y sus autoridades. Fue quien reunió a la conductora de “Arriba Argentinos” con el ex embajador argentino en Estados Unidos, que comenzaron a dialogar pocas semanas antes del cierre de listas. Además, el economista posee una buena relación con la pareja de la conductora, el reconocido periodista deportivo Enrique “Quique” Sacco. “Guga” prologó el libro “Mucho más que fútbol”, que presentó el ex conductor de La Oral Deportiva en 2015.

 

En el primer encuentro con el equipo del economistas, Peréz Volpin marcó una serie de "condiciones" para aceptar dejar el periodismo y empezar a hacer política junto a Lousteau. “Una es conocer al equipo con el que iba a trabajar”, destaca. Ingresará al Parlamento en diciembre de 2017, pero antes la espera una campaña en la que tocará aspectos de la gestión del PRO en la Ciudad: Educación, Género y Salud. “Hace diez años es la misma gestión. Me parece que es sano que alguien controle esta gestión, no desde el ataque sino desde la crítica constructiva”, advierte.

 

 

-En el acto de presentación de Evolución dijo que Martín Lousteau “tiene algo” que otros candidatos no poseen. ¿Por qué se acercó a él y competirá dentro de su espacio?

 

-Tiene una visión para adelante. Me gusta la idea que tiene Martín de construir sobre lo construido. Yo no vengo a hacer política ni a aprender a hacer política para descalificar, para pelearme, para que sea una campaña cruenta donde me pelee con otro candidato.

 

A mí me parece que los candidatos que se presentan van a jerarquizar, en mi caso la Legislatura o el Congreso de la Nación y está muy bien que podamos proponer ideas, debatir, intercambiar opiniones. No soy de la idea de que es bueno pelearse, porque de ahí no sale nada.

 

- También, dijo que Buenos Aires es una ciudad de “enojados” y que “es necesario escuchar”. ¿A qué se refiere?

 

-Este paso me va a permitir crecer como persona, crecer en la profundización de los temas. Sí sé que vengo a aportar muchas cosas desde mi lugar de origen y de lo que he aprendido estos años. Algunas de ellas son observar y escuchar. Los políticos escuchan poco, por eso estamos haciendo estas recorridas por las calles para hablar con la gente y poder hacer propuestas de campaña. Y luego si poder transformar eso en realidades y trabajar para eso. Para poder hacer un buen diagnóstico hay que ver y escuchar lo que está pasando. Uno puede tener una idea muy buena y a lo mejor no se ajusta a lo que la gente necesita.

 

"Buenos Aires es el distrito en el que se registra la mayor desigualdad entre la educación pública y la privada."

Sin embargo, no sería su primera experiencia en política. Usted militó en Franja Morada.

 

-Milité en la Franja Morada en el colegio secundario y en la facultad. Esto fue justo con el nacimiento de la democracia y además es un colegio que tiene formación política, por lo cual es casi imposible no militar siendo estudiante del Nacional Buenos Aires. En la facultad, Comunicación era una carrera que recién empezaba, que luego se integró a Ciencias Sociales, así que tenía que ver con la conformación de eso que se estaba gestando.

 

Me parece que en una carrera como Comunicación, como Ciencia Política o Sociología, que estudian el comportamiento de la gente y los pensamientos colectivos, es muy bueno tener un paso por la militancia.

 

-¿Qué temas abordará durante la campaña en la Ciudad de Buenos Aires?

 

-Educación, Género y Salud son los tres temas que más me interesan. Estoy tratando de colaborar en todo. Una de las condiciones que puse antes de aceptar es conocer al equipo con el que iba a trabajar. Martín Lousteau es la cabeza de este equipo pero, por ejemplo, los legisladores que se postulan todos vienen trabajando de manera que es un equipo de trabajo silencioso, que viene llevando adelante sus tareas, sus ideas y lo vienen haciendo muy bien.

 

"Hablando con los comerciantes todos están preocupados por lo mismo. Te dicen: ‘Acá bajan la luz y la Policía no se ve’."

-¿Qué espera de la Legislatura porteña? ¿Qué panorama político ve luego de las elecciones en el Parlamento?

 

-Me acuerdo cuando hace muchos años íbamos a cubrir las protestas y los escándalos de lo que era el Concejo Deliberante. Me parece que la Legislatura de la Ciudad, con el rol que cumple la Ciudad como ciudad autónoma, tiene un papel muy importante, que hay muchas cuestiones que se dirimen allí y que pueden parecer pequeñas pero que cambian la calidad de vida de la gente.

 

De modo que yo creo que es un buen espacio para aprender lo que tengo que aprender y, también, para poder discutir ideas, debatir, apoyar otros proyectos, aunque no sean de mi línea política. Creo que es un buen lugar para construir.

 

"Milité en la Franja Morada en el colegio secundario y en la facultad. Es muy bueno tener un paso por la militancia."

-¿ Qué evaluación hace de la gestión del PRO en la Ciudad de Buenos Aires?

 

-Hace diez años es la misma gestión bajo el mismo signo político. Me parece que el control sobre la gestión es muy importante especialmente porque hace diez años que está. Si hace una década que está es porque ha tenido tres elecciones en las que la gente ha votado por este signo político, pero me parece que es sano que alguien controle esta gestión, no desde el ataque sino desde la crítica constructiva. Donde se pueda auditar el presupuesto de la Ciudad, que es un presupuesto enorme y tal vez reorientarlo hacia áreas que lo necesitan de manera urgente.

 

-¿Qué áreas deberían ser auditadas por esa reorientación de recursos de la que habla?

 

-Por ejemplo, la desigualdad que tiene la zona sur de la Ciudad con respecto al resto en concepto de recursos y también al abandono de la Educación pública. Quiero ver qué pasa con la Policía de la Ciudad, que debutó con dos jefes presos.

 

 

 

-¿Cómo evalúa la gestión en seguridad del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta?

 

-Me parece que es insuficiente. Este gobierno ha hecho un esfuerzo por crear la Policía de la Ciudad, por lo que venía peleando desde hacía mucho, pero queremos ver resultados. Vimos lo que pasó en la Avenida 9 de Julio el miércoles por la tarde (NdP: efectivos de la Policía de la Ciudad desalojaron un corte - protesta de organzaciones sociales y políticas). Es una Ciudad que tiene aristas muy difíciles. Es necesario que esa Policía haga bien su trabajo, que esté formada y que le dé seguridad a la gente en la calle. Cosa que no veo. A mí me robaron el celular tres veces en un lapso de un año y medio, por suerte no me pasó ninguna otra cosa más grave. Hablando con los comerciantes de la zona (la entrevista se realizó durante una recorrida por la zona de Once) todos están preocupados por lo mismo. Te dicen: ‘Acá bajan la luz y la Policía no se ve’.

 

-Ustedes cuestionan las “prioridades” de la gestión de Larreta. ¿Cuáles son las prioridades de Lousteau?

 

-Las prioridades tienen que ver con la Educación Pública, con el abismo que hay entre el presupuesto que se destina a distintas áreas y en ésta. Las pruebas PISA, donde participaron 70 ciudades del mundo, además de marcar los resultados educativos, destacaron un dato que me parece importante. Del total de ciudades evaluadas, Buenos Aires es el distrito en el que se registra la mayor desigualdad entre la educación pública y la privada. Entre el conocimiento de los chicos y el nivel socioeconómico.

 

"Hace diez años es la misma gestión bajo el mismo signo político en la Ciudad. Me parece sano que alguien la controle, no desde el ataque sino desde la crítica constructiva."

-¿Cómo va a hacer Evolución para evadir la polarización y esquivar la grieta que parecería que la única discusión de campaña es “kirchnerismo sí” o “kirchnerismo no”?

 

-La idea es quebrar la grieta con propuestas. Las propuestas tienen que ver con que la gente viva mejor. Evolución no participa de Cambiemos, por lo tanto no participa de las internas y eso no significa que no tengamos nuestra voz clara para decir las cosas que nos parecen que están mal en la Ciudad.

 

-¿Qué le responde a los candidatos kirchneristas que dicen que Lousteau y (Elisa) Carrió forman parte de una interna del gobierno?

 

-Esto fue un acuerdo político. Cambiemos fue una sumatoria de fuerzas que ahora no está, está desactivada. Cuando la gente se queja y discute por qué vamos a gastar tanto dinero en hacer las PASO, qué dirimen las PASO… El volumen de dinero que se gasta…Yo me permito cambiar el foco… ¿Por qué los políticos llevan adelante sus estrategias para evitar las PASO? Es una ley y es un derecho de toda la gente de poder elegir quiénes van a ser los integrantes de la lista a la que después va a tener oportunidad de votar o no. Es una interna abierta. ¿Por qué está hecha ley hecha la trampa? ¿Por qué armar una estrategia para dejar afuera a un candidato que no pueda participar de las PASO dentro de un acuerdo político? Si no se puede participar, se participa desde afuera. En las PASO vamos a estar todos y esto es, a lo mejor, remar desde más abajo pero está muy bien que así sea.

 

 -¿Intentarán centrarse en los temas de la Ciudad o sumarse a la discusión de los temas nacionales que buscan instalar los otros candidatos?

 

 -En la campaña nadie escapa a nada y los candidatos tienen la obligación de hablar sobre todo. Martín, como se postula a diputada nacional, tiene un rol mucho más activo en la mirada sobre el país y el futuro y a mí me toca un poco esto de observar y poner el foco en los problemas de la Ciudad. Creo que vamos a ser un buen complemento.

 

Martín Llaryora evitó las críticas de Javier Milei y evalúa el escenario abierto tras el 25M
Javier Milei encabezó la celebración del 25 de Mayo en Córdoba.

También te puede interesar