Elecciones 2017

Los Castagneto van en busca del pleno empleo familiar

El diputado nacional negocia la inclusión de su esposa en alguna lista. Herrán quiere un lugar en la Octava u ocupar uno de los primeros casilleros en La Plata y compartir el bloque FpV con su hijo.

A pocas horas del cierre de listas, el ex viceministro de Desarrollo Social de la Nación Carlos Castagneto busca que su esposa, la dirigente platense Ana Herrán, pueda colarse en alguna lista. La intención del actual legislador nacional es que sea incluida en la nómina de diputados por la Octava sección electoral o que se quede con uno de los primeros lugares del armado kirchnerista para el Concejo Deliberante de La Plata, donde ya ocupa una banca su hijo Gastón.

 

El nuevo turno electoral abre un abanico de posibilidades a dirigentes que siempre han anhelado ostentar posiciones jerárquicas dentro de los armados políticos. El caso de Castagneto es emblemático en la ciudad de La Plata.

 

Desde 2007, su apellido, de la mano de su esposa y su hijo, ha estado presente en las nóminas peronistas para disputar distintos cargos. Pese a que la mayoría de los resultados no ha sido favorable para el ex arquero, en 2015 logró una banca para él en la Cámara de Diputados de la Nación y una para su hijo en el Concejo Deliberante platense. Sin embargo, aún no logra el pleno empleo para su familia y por eso trabaja para que su esposa sea integrada en los primeros lugares de alguna nómina.

 

Castagneto, que se posicionó durante el kirchnerismo al lado de Alicia Kirchner en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y se irguió como referente de Kolina, no obtuvo buenos resultados en su pago chico cuando quiso posicionarse como representante del “proyecto nacional” en La Plata.  

 

En 2007, se animó a competir – con la lista del Frente Grande- con Julio Alak y Pablo Bruera, completando el tridente de candidatos peronistas. Fue el año en el que Bruera le arrebató la intendencia a Alak y dejó atrás sus 16 años de conducción. En aquel turno electoral, Castanegto se ubicó cuarto con 10.27 puntos, detrás del candidato de la Coalición Cívica.

 

Cuando llegaron las elecciones legislativas de 2009, el dirigente de Kolina logró un acuerdo electoral con Bruera y su esposa integró las listas del FpV de candidatos a diputados provinciales por la Octava sección. Herrán se ubicó tercera, detrás del actual armador del Frente Renovador Raúl Pérez y del actual concejal Gabriel Bruera. Ese lugar en la lista no le permitió acceder a los Castagneto a la Legislatura provincial, pese a que habían puesto todo el aparato del Ministerio al servicio de la candidatura de la mujer.

 

En 2011, insistió con la postulación de Herrán, pero esta vez para competir con Bruera por la intendencia platense. Sin embargo, el kirchnerismo respaldó la propuesta del hijo de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Guido “Kibo” Carlotto y Castagneto tuvo que guardar las aspiraciones familiares y encolumnarse detrás del candidato K. En aquellas negociaciones, el ex arquero también intentó encontrar un lugar en el armado de la Octava y del Congreso, pero finalmente no se se postuló.

 

En las legislativas de 2013, Castagneto propuso a su hijo Gastón para representar el apellido. En las negociaciones a Kolina le dieron el cuarto lugar en la nómina del Concejo Deliberante, ubicación que nuevamente no le alcanzó para tener un edil propio. Entraron los primeros dos postulantes: la decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout,y el referente de la juventud Guillermo “Nano” Cara. La misma suerte tuvo la representante la Octava. Kolina aportó el nombre de Lucía Ramos Costa. La joven quedó en el cuarto lugar de la boleta del FpV y tampoco entró como diputada. Aquellas bancas fueron ocupadas por Valeria Amendolara por el bruerismo y Gustavo Di Marzio del Movimiento Evita.

 

Antes de las últimas elecciones, el ex viceministro, bajo el eslogan “Ana Castagneto 2015; Yo soy vos”, desplegó una campaña para impulsar la candidatura a intendente de su esposa, que finalmente no prosperó. No tuvo la misma suerte su postulación y la de su hijo, contienda que lo devolvió al escenario electoral y por el que encontró un lugar en el Congreso y su hijo en el bloque que ya integraban Saintout y Cara.

 

De cara a la próxima contienda, Castagneto no pierde las esperanzas y trabaja para que finalmente su esposa no sólo integre una lista, sino que en diciembre pueda jurar. El panorama es incierto, puesto que, si bien la pretensión es llegar a la Cámara de Diputados bonaerense, no es la más probable. Con Santoiut como posible cabeza de lista, Herrán debería jugar, nuevamente, en el tercero. Pero su apellido carga con la derrota de 2009, elección en la no logró ingresar.

 

Con este escenario, el ex arquero negocia por un lugar en la nómina de concejales. Aspira a que su esposa sea ubicada entre las dos primeras ubicaciones para garantizarse una banca en el deliberativo platense y compartir, junto a su hijo, uno de los bloques del peronismo.

 

Guillermo Francos, jefe de Gabinete, clave para dictaminar la ley ómnibus. 
macri critico a quienes aprobaron la nueva formula jubilatoria: cinicos e indiferentes

También te puede interesar