25|1|2022

Vota Chaco: dividido, Cambiemos va a una pelea desigual con el peronismo

04 de junio de 2017

04 de junio de 2017

El domingo habrá primarias. Los chaqueños podrán elegir entre 22 boletas. El gobernador Peppo busca consolidar su liderazgo. Capitanich acompaña. La UCR echó al PRO de la lista. 

Con Cambiemos en crisis luego de que la UCR expulsara al PRO de las listas, el gobernador Domingo Peppo busca que Chaco se convierta este domingo en el primer distrito que le garantice un triunfo contundente al peronismo, en la primera jornada de elecciones provinciales del año.   

 

Los chaqueños eligen entre 22 boletas, de las que surgirán los candidatos que competirán en las generales 23 de julio, cuando se elegirán 16 diputados provinciales. De las totalidad de las listas, 11 pertenecen al Frente Chaco Merece Más, la coalición oficialista que gobierna la provincia desde 2007, cuando triunfó de la mano de Jorge Capitanich. Cambiemos, por su parte, va con tres listas internas, aunque sin la participación del PRO.

 

Con el apoyo de los intendentes y del propio Capitanich, el gobernador Peppo puso sus fichas en la lista encabezada  por Gustavo Ferrer, seguido por Liliana Spoljaric y Juan Manuel Pedrini, hombre de confianza de “Coqui” pero que fue convocado por el actual mandatario para ocupar el tercer lugar en la boleta oficial. Los primeros dos candidatos son funcionarios de Peppo: Ferrer es el actual ministro de Industria, mientras que Spoljaric es la secretaria de Empleo y Trabajo. 

 

Pese al peso político indiscutible que tiene en la provincia, Capitanich decidió hacerse a un lado en la discusión por el armado de las listas. “Es una elección provincial, corresponde que defina el gobernador, que además es el presidente del PJ provincial”, le explicó a Letra P un hombre de confianza del ex jefe de Gabinete, que decidió “encuadrarse” bajo la conducción de Peppo.

 

En efecto, los dos dirigentes compartieron un acto por el 25 de mayo, en el que el intendente de Resistencia, Capitanich, mostró su pleno respaldo al gobernador. Sin cargos municipales en juego, una actitud similar tuvieron los demás intendentes, que le  dieron a Peppo el dominio casi absoluto del armado de la lista oficial.

 

En el oficialismo provincial reina el optimismo. Una de las encuestas que manejaba el gobernador le augura un triunfo contundente al Frente Chaco Merece Más, que podría cosechar cerca de 60 puntos. En 2015, Peppo fue electo con el 55 por ciento de los votos, frente a los 42 puntos que obtuvo la radical Aída Ayala, en ese entonces intendenta de Resistencia.

 

Sin embargo, a diferencia de aquel entonces, cuando Peppo se consagró con el apoyo de todo el arco peronista, un sector del kirchnerismo decidió romper este año con el oficialismo y compite en la elección del domingo con su propia lista, Frente Grande, que lleva la foto de Cristina Fernández de Kirchner. Encabezada por Felipe Germán Bittel - hijo del histórico caudillo del peronismo chaqueño, Deolingo Felipe Bittel -, esa lista podría hacerle perder puntos clave al oficialismo.

 

Por el lado de la oposición, Cambiemos llegó a la elección golpeado por las disputas internas, y solo encabezado por la UCR que comanda Ángel Rozas, que dejó a los candidatos del PRO y la Coalición Cívica fuera de la alianza. 

 

La disputa entre los partidos terminó en la Justicia electoral, que ratificó que solo el radicalismo podrá utilizar el sello Cambiemos. La lista impulsada por Rozas está comandada por el radical Carim Peche, secundado por otro dirigente de la UCR, Leandro Zdero. En la misma boleta va el ex gobernador Roy Nikisch. La boleta también tiene el apoyo de Ayala, hoy secretaria de Asuntos Municipales de Nación.

 

En tanto, otro que vuelve a competir es Raúl Castells, que encabezará la única lista que presentará el Movimiento Independiente de Justicia y Dignidad (MIJD). Las listas que logren el 1,5% de los votos participarán en las elecciones generales del 23 de julio.