Sin respuestas

Transporte escolar: reclamo por deuda de larga data y posibilidad de paro

En la Cámara del sector advirtieron a Letra P que la Provincia no paga desde marzo de 2016 el servicio contratado. Reunión para diagramar medidas. Nueva norma que “no da respuesta al 100%”.

Además del reclamo salarial docente, otro foco de conflicto asoma en el tormentoso horizonte educativo bonaerense. Los transportistas escolares alertan un fuerte retraso en los pagos referidos al servicio contratado, que involucra tanto al ámbito de escuelas rurales como las excursiones. Según detalló a Letra P Álvaro Sánchez, secretario de la Comisión Directiva de la Cámara de Servicios Especializados Provinciales de Transporte de Pasajeros, la deuda en este aspecto data “de marzo del año pasado”.

 

Aunque detalló que la Provincia cumplió con la promesa de saldar lo pendiente de 2015, “no se pagó 2016”, lo cual afecta a buena parte de los proveedores de este servicio, sobre todo en el interior bonaerense, donde para el transporte rural “no terminan de cerrar el monto de kilometraje” para el que actualmente “se paga $1,20 cuando el litro de gasoil está $1,80”.

 

“Se hace complicado con este atraso. Se podría solucionar de otra manera. Hay un gran desorden de administración en los Consejos Escolares, donde no bajan liquidaciones en tiempo y forma, y no está claro cómo se liquida”, remarcó Sánchez para comentar que desde la entidad que integra se diseñó un formato de liquidación con el objetivo de achicar los tiempos de pago, “pero la Provincia dijo ‘no, yo tomo las formas’. Todavía las estamos esperando”.

 

Bajo este escenario, Sánchez, quien también es presidente de la Asociación de Transporte Escolar de La Matanza, adelantó que en los próximos días los transportistas de distintos puntos de la provincia se reunirán en Tandil “para tomar una decisión”, donde se evaluará “no arrancar o hacerlo con el condicionamiento de que en cualquier momento paramos”.

 

LEJOS DEL IDEAL. Aunque pudieron atenuar (movilización a La Plata mediante) algunas de las exigencias de la nueva normativa que rige la actividad y que fue publicada esta semana en el Boletín Oficial bonaerense, Sánchez sostuvo que “no da respuesta en un cien por cien” a las demandas expresadas semanas atrás por los transportistas al manifestarse en la capital bonaerense.

 

En lo que refiere al tope de antigüedad del vehículo, a priori se hablaba de 13 años para incorporarse al parque móvil y 20 para salir de servicio. Finalmente, esto se corrió en dos años: 15 con máximo para entrar al sistema y 22 para salir. “No es el ideal. Tienen buena voluntad, lo que no tienen es calle. El problema es que no se genera laburo. Cómo me vas a exigir renovación si no tengo recaudación”, subrayó el titular de la Asociación de Transporte Escolar de La Matanza en alusión a los retrasos en los pagos y las medidas de fuerza docentes que afectan a la actividad del sector.

 

Asimismo, Sánchez indicó que la nueva normativa para el otorgamiento de autorizaciones para explotar servicios de autotransporte escolar posee una “dificultad” para los transportistas, ya que se estipula que “la Provincia norma y los municipios deciden si adhieren o no”.

 

En este punto, observó: “Si no se adhieren los municipios, quedan por fuera del convenio y las habilitaciones que generan (las comunas) sirven sólo para circular dentro del municipio”, lo cual impediría a los transportistas realizar “viajes especiales” (excursiones hacia otros distritos). Aquí, sostuvo que, por cuestiones políticas, “no todos los municipios están dispuestos a ceder la facultad de control y habilitación a la autoridad de la provincia”.

 

Más allá de esto, Sánchez ponderó que, con este nuevo marco normativo, se crea el Registro Público de Transporte Escolar, lo cual responde al pedido del sector de informatizar el sistema para garantizar el acceso a la información de las autoridades escolares.

 

Tierra del Fuego: la pelea entre Walter Vuoto y Martín Pérez sigue viva y ahora desborda al PJ
Carlos Achetoni

También te puede interesar