X
El juez Pablo Cayssials dictaminó la inconstitucionalidad de la ley que establece este mecanismo como única forma de apartar al titular del Ministerio Público.
Redacción 20/10/2017 9:54

La Justicia volvió a ofrendarle al Gobierno un motivo para celebrar. Un fallo emitido este viernes, a tan solo dos días de las elecciones legislativas, declara inconstitucional la ley que establece el procedimiento de juicio político como mecanismo para remover a la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, lo que allana el camino para apartar por decreto a la jefa de los fiscales designada durante la gestión kirchnerista.

Eso fue lo que dispuso el juez Pablo Cayssials, titular del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal N°9, en una resolución de 24 páginas que generó preocupación en el Ministerio Público Fiscal, que espera que la Corte Suprema resuelva el tema.

 

 

El fallo hace lugar a las demandas interpuestas por la asociación Será Justicia y el Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, y consiste en declarar inconstitucional el artículo 76 de la Ley 27.148, únicamente en lo relativo al procurador general de la Nación. El argumento central consiste en que “el Congreso Nacional no puede incorporar casos para los que se requiere juicio político cuando la Constitución así no lo establece, pues con ello se conculcaría el principio de separación de los poderes”.

Si el dictamen quedara firme, el presidente Mauricio Macri podría apartar a Gils Carbó por intermedio de un decreto, es decir, sin la necesidad de aprobar el juicio político en el Congreso, lo que requiere mayorías especiales difíciles de alcanzar para Cambiemos: se requieren dos tercios de los votos para formular la acusación en la Cámara de Diputados, y otros dos tercios para el juzgamiento en el Senado.

El fallo fue emitido a una semana de que la jefa de los fiscales fuera procesada por el juez federal Julián Ercolini por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, a partir de la compra de un edificio para la Procuración en la calle Perón al 600.