Frente Ciudadano

La vuelta de Cristina entre Esteche, Boudou y La Cámpora

Desde las tribunas del estadio del club Atenas, el ex vicepresidente siguió el acto de Cristina acompañado por D’Elia, Esteche y Mariotto. A metros, Alak y los principales referentes de La Cámpora.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner celebró el día del estudiante junto a la nueva conducción de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), que luego de más de 40 años es conducida nuevamente por el peronismo. Reclamó por la unidad y dijo que “a miles de argentinos la plata no le alcanza y no llegan a fin de mes”. Quiénes estuvieron y quiénes no. 

 

El ex vicepresidente de la nación, Amado Boudou siguió el acto entre foto y foto. Pese a sus problemas judiciales, el otrora funcionario fue uno de los que más selfies se sacó. Siempre escoltado por el líder de la agrupación Quebracho, Fernando Esteche, Amado posó sonriente y evitó a buena parte de la prensa. Al lado suyo también estaban el líder del partido Miles, Luis D’Elia y el ex vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto. 

 

A medida que distintos dirigentes iban llegando hubo un momento en que decidieron mandarlos a las tribunas. Así fue que antes de que Cristina suba al escenario, varios referentes de La Cámpora fueron ubicados en las gradas del estadio. Andrés "Cuervo" Larroque, Mariano Recalde, la ex diputada nacional María Luz Alonso y legisladores bonaerenses subieron las escalinatas para seguir –algo alejados- el discurso de la ex mandataria. 

 

Más temprano habían llegado los locales. La visita de Cristina reclutó a casi todo el peronismo platense que desde años vive fragmentado. Florencia Saintout, Julio Alak, Mariano y Gabriel Bruera, Carlos Castagneto y hasta los ex senadores bonaerenses Emilio López Muntaner y Gustavo Oliva fueron a Atenas. Todos se miraban de lejos. 

 

Quien no viró en su rol de secretario fue Oscar Parrilli. El ex funcionario nacional llegó antes que el resto, acomodó todo, cuidó los detalles y fue uno de los últimos en irse. Cristina al igual que cuando era presidenta, llegó saludo, habló, se sacó fotos, siguió saludando y se fue. Afuera del microestadio de Atenas la liturgia no variaba. Choripan, bombos, bombas de estruendo cuando terminó el acto y hasta puestos de remera con la cara de Néstor, Perón, Evita y Cristina. La logística, como siempre, a cargo de La Cámpora.  

 

No hubo presencia ni del Movimiento Evita ni los intendentes del conurbano. Salvo el de Ensenada, Mario Secco que fue uno de los más aplaudidos el resto no pasó por la capital provincial. Ni Juan Patricio Mussi, ni Julio Pereyra, ni siquiera Jorge Ferraresi. El jefe comunal de Moreno, Walter Festa mandó una adhesión. 

 

Javier Milei en el Congreso del IAEF
El dólar en la era Javier Milei

También te puede interesar