El Post kirchnerismo

Lejos de CFK, los intendentes bonaerenses buscan recuperar el poder en el peronsimo

Insaurralde, que presta su oficina al llamado Grupo Esmeralda, dijo que la ex presidenta “hizo muchas cosas bien y otras que seguimos sufriendo”. El llamado a Massa y la estrategia para ganar en 2017.

“Cristina Fernández de Kirchner hizo muchas cosas bien y otras que seguimos sufriendo hoy en día”, dijo este miércoles el intendente de Lomas de Zamora y ex diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV), Martín Insaurralde. La postura del jefe comunal tiene que ver con el camino que empiezan a trazar los caciques locales bonaerenses con miras a las elecciones legislativas del año que viene. Alejarse del kirchnerismo y, a la par, no quedar vinculados con las políticas antipáticas que lleva adelante el gobierno nacional es la premisa. 

 

Insaurralde es la cabeza más visible -o al menos busca serlo- de los intendentes del PJ que quieren tomar las decisiones en la ingeniería electoral el año que viene a partir de su consolidación como un foco de poder que les devuelva la influencia que perdieron en los años de dominación K. Todos los martes, en horas de la tarde noche, convoca a los alcaldes y legisladores provinciales a una oficina porteña que tiene en calle Esmeralda 262. Uno de los últimos encuentros que mantuvieron fue cuando terminaron de cerrar el proyecto de ley para traspasar el control de la Policía local a manos de los municipios. Los participantes de esas reuniones se animan en privado y dicen ser parte del “Grupo Esmeralda”. 

 

Al día siguiente de aquel encuentro, el mandamás de Lomas de Zamora bajó a La Plata para mostrarse como el promotor de un pedido propio de los intendentes. Con una conferencia de prensa de por medio, la foto los acercó demasiado al Frente Renovador de Sergio Massa. Fue un reclamo al gobierno provincial que hicieron en conjunto entre peronistas, massistas y kirchneristas

 

Sin embargo, a medida que aparece un nuevo caso de corrupción de la gestión krichnerista, los intendentes buscan alejarse cada vez más de su pasado K. Pero tampoco quieren quedar emparentados a Cambiemos. 

 

“Es un momento difícil. En estos primeros siete meses (de la era PRO) no se ha cumplido la promesa de mejorar la realidad de la gente”, dijo el intendente de Lomas en una entrevista con radio Metro, para desmarcarse de las políticas de Mauricio Macri. También dijo que “la gente tenía una esperanza y ahora le es cada vez más difícil llegar a fin de mes”. 

 

Dentro del grupo que integra Insaurralde, que tiene su origen en los diez principios del Pacto de San Antonio de Padua, hay diferencias sobre el rumbo de 2017 y cuál es la figura que debe representarlos. El intendente de Lomas de Zamora -que fue elegido por la ex presidenta para encabezar la lista a diputados nacionales de 2013- indicó este miércoles que “el peronismo va a renacer representando al sector más humilde, que el Gobierno no tiene intención de representar”.

 

Algunos intendentes entienden –encuesta en mano- que el representante más potable es Massa. Allí aparecen los jefes comunales de Merlo, Gustavo Menéndez; Escobar, Ariel Sujarchuk, y hasta el ottavista Walter Festa, de Moreno. 

 

Los que sugieren que esa figura debería ser el ex ministro de Interior Florencio Randazzo son Juan Zabaleta de Hurlingham; Mariano Cascallares, de Almirante Brown, y Gabriel Katopodis, de San Martín, entre otros. Desde La Matanza, Verónica Magario y Fernando Espinoza acompañarán al que mida mejor; sin descartar al ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, que por el momento no quiere aparecer.  En este último espacio también aparecen los intendentes de Bolívar, Eduardo "Bali" Bucca y Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, entre otros. 

 

Mientras Randazzo define qué hacer, si participar activamente en una contienda electoral o no, Massa esquiva fotografiarse con los intendentes del PJ y, en cambio, apuesta por ahora a una alianza con Margarita Stolbizer, aunque también organiza encuentros con legisladores nacionales del peronismo con excusas de gestión parlamentaria.

 

Insaurralde busca potenciar el “Grupo Esmeralda”. Como primera instancia, designaron referentes en las ocho secciones electorales. Y los intendentes, junto con algunos legisladores, reconocen que de los cinco distritos electorales más importantes del país, el único en el que el peronismo que tiene chances reales de ganar en 2017 es la provincia de Buenos Aires. El PJ nacional también pone las energías en el territorio gobernado por María Eugenia Vidal

 

Las Más Leídas

También te puede interesar