Poder adquisitivo

La actividad comercial bonaerense cayó por quinto mes consecutivo

Un informe de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires detalla que en los meses próximos “se avizora que persista la disminución en la demanda interna de bienes de consumo”.

La Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA) difundió un informe sobre la actividad comercial bonaerense que detalla que durante mayo, las ventas en comercios minoristas cayeron por quinto mes consecutivo y registraron una caída interanual de 9,2%, la mayor del año.

 

En tanto, durante abril de 2016 las ventas en los supermercados de los 24 partidos del Gran Buenos Aires (GBA) sumaron un total de 6.169,32 millones de pesos, lo que representa una merma internanual de -3,9%.

 

Por su parte, los Centros de Compras del Conurbano concretaron ventas por un total de 2.392,7 millones de pesos, por lo que aumentaron 1,7 en términos reales respecto al mismo mes del año anterior.

 

El informe incluyó datos sobre comercio interior (ventas minoristas, ventas en supermercados y centros de compras) en el Gran Buenos Aires y en La Plata y expectativas para lo que resta de 2016. 

 

Sobre este último aspecto, FEBA recalcó que “para los meses próximos se avizora que persista la disminución en la demanda interna de bienes de consumo de manera interanual, aunque se espera que en la comparación intermensual mejoren, debido a la llegada del medio aguinaldo”.

 

Asimismo, se analizó que las ventas en comercios continúan cayendo de la mano de la erosión del poder adquisitivo de las familias como resultado de la aceleración de la inflación y de la inestabilidad laboral.

 

En mayo, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC)  tuvo una caída interanual del 24,3% y un aumento del 0,3% respecto al mes anterior.

 

Por su parte, el factor que mide las Expectativas a Futuro aumenta +3,8% respecto a abril, mientras que presenta una caída interanual de -8,9%.

 

El aumento de los precios por encima de los salarios, sumado al elevado grado de incertidumbre sobre la realidad económica, explican en gran medida la retracción del consumidor (más racional a la hora de comprar y a demorar las decisiones de consumo), especialmente en la compra de bienes durables.

 

El ministro de Economía, Luis Toto Caputo, y su mano derecha Juan Pazo comparten intereses en la compañía Invernea.
Inflación: alimentos, el rubro que más influye en el Índice de Precios al Consumidor del INDEC.

También te puede interesar