X
En diálogo con Letra P, el dirigente de la UIA pidió “no generalizar” acerca de la participación de los empresarios en la corrupción de la obra pública. “Hay menos tensión con el Gobierno”, dijo.
Por 26/06/2016 13:16

Quizás sea un bien de familia, pero está claro que José Urtubey, hermano del gobernador de Salta y dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), es uno de los hombres de negocios que mejor conoce los vericuetos de la política empresaria. Maneja los tiempos, las palabras y los mensajes indirectos. En el inicio de esta entrevista, respondió sobre las declaraciones de Héctor Méndez, ex titular de la entidad, quien afirmó el pasado fin de semana que a la obra pública en Argentina le decían Movicom, “porque siempre iba con el 15 adelante”. Clara referencia a los sobreprecios y las coimas que se pagaban para hacerse con licitaciones. Y deslizó complicidad del sector corporativo en general con negociados varios. “Nunca escuché ni en reuniones de Comité Ejecutivo ni de Junta Directiva de la UIA lo que dijo Méndez. Además, en la UIA, casi el 90% de las empresas son pymes y no tienen contratos con el Estado. Obviamente, hay algunos seudo constructores que sí deberían reflexionar sobre este tema, porque hubo armados ad hoc”, explicó. Y cerró el tema: “De todos modos, no es bueno generalizar e involucrar a toda la clase empresaria”.

-¿Cómo observa la marcha de la economía y qué observaciones hace el sector empresario sobre la agenda de los casos de corrupción?

-Hay cuestiones de la agenda productiva que se tienen que encarar. Y lo otro lo tiene que resolver la Justicia. Vemos que el que viene es un semestre difícil, en el que no se verá una recuperación. Nosotros medimos que este año caerá 1,6% el nivel de actividad industrial. Y, eventualmente, si hay una recuperación, será recién en 2017.

-Algunos economistas, sin embargo, consideran que hay algunos rubros que están generando cierta expectativa de mejora…

-Hoy no hay sectores de la industria que se estén recuperando, la industria está afectada. Si hay inversiones, los primeros que podrían serían la agroindustria y la construcción, pero siempre y cuando haya inversiones.

-Respecto a ese tema, ¿es natural que se apueste a la inversión externa cuando internamente no parece haber empresarios interesados en ampliar inversiones productivas que generen puestos de trabajo?

-Está claro que las inversiones, primero, deberían venir de adentro. Pero entiendo que el blanqueo, más allá de la significación polémica, es un primer paso para que el ahorro argentino fuera del sistema vuelva al sistema productivo nacional.

-Usted tuvo vínculos fluidos con el gobierno anterior. Considerando eso, ¿cómo es hoy la relación del Gobierno con los empresarios?

-Actualmente hay diálogo permanente por todos los temas. Hay menos tensión en la relación con el Gobierno, pero falta ver qué efectividad tienen esos diálogos.

-¿En qué medida el tema de los precios afecta en las perspectivas de crecimiento del país?

-La inflación es un gran desafío para este gobierno. Pero para bajarla no hay que ir contra el mercado doméstico, porque lo están sufriendo los sectores más vulnerables. Para bajar los precios no se puede enfriar la economía. Obviamente, acá no hay soluciones mágicas, es un proceso, el ajuste de las variables económicas va a llevar tiempo.

@leandrorenou