Alarma en la gobernación

Diputado de Massa acusa a “la maldita bonaerense” de “intimidar” a Vidal

Fue tras conocerse el asalto a la residencia oficial de Salvai. Lo asoció a diferentes episodios que atravesó la gestión bonaerense y en los que siempre hubo vinculación de las fuerzas de seguridad.

En medio de la conmoción por el ataque a la residencia oficial del ministro de Gobierno bonaerense, Federico Salvai, el diputado provincial por el Frente Renovador y vicepresidente de la comisión de Seguridad en la Cámara baja, Rubén Eslaiman, apuntó directamente contra “sectores de la maldita policía bonaerense” a la hora de buscar explicaciones sobre lo ocurrido en la madrugada de este miércoles. Mientras que Salvai dijo que no se “descarta” que se trate de “un acto intimidatorio” y el fiscal Fernando Cartasegna, que investiga el episodio, también prefirió no desechar "ningun tipo de hipótesis", desde el massismo fueron a fondo y vincularon el atraco con los cambios que está llevando adelante el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, en la fuerza provincial de seguridad.

 

El episodio registrado en la casa que utiliza el ministro Salvai es el último eslabón de una cadena de hechos no esclarecidos que enrarecieron el inicio de la gestión encabezada por la gobernadora María Eugenia Vidal. Como informó Letra P este martes, se trata de una serie de hechos violentos que se inició a días de asumir las nuevas autoridades con la fuga de los tres condenados por el crimen de General Rodríguez, que estaban alojados en el penal de General Alvear. También asaltaron a tres intendentes en un lapso de doce horas, uno de ellos el de La Plata, Julio Garro, un atraco presuntamente facilitado por un policía de la Bonaerense que alquilaba una casa antigua a la del jefe comunal en un country de City Bell; el secuestro de un diputado del Parlasur y de su esposa diputada provincial por el oficialismo. 

 

Además, se le suman un asalto tipo comando a plena luz del día en la Autopista La Plata-Buenos Aires, en el que dos oficiales de la Policía provincial -que custodiaban el traslado de 11 millones de pesos- fueron baleados a quemarropa por hombres que portaban armas largas y usaban chalecos similares a los de la Policía Federal; y, finalmente, la excursión de dos integrantes de la custodia uniformada del edificio de la Gobernación por el despacho de la propia Vidal.

 

“Sucedió con la gobernadora, ahora sucede con Salvai”, conectó Eslaiman en diálogo con Letra P. Desde el massismo abonan a la teoría de un mensaje de parte de las fuerzas de seguridad provincial ante las reestructuraciones que se están llevando adelante. Una de las decisiones de Vidal fue -en este contexto- cambiar a la cúpula policial, que quedó integrada por 24 comisarios, entre los cuales sólo dos pertenecían a la antigua gestión encabezada por el hoy intendente de Ezeiza, Alejandro Granados

 

Sin dudarlo, Eslaiman le dijo a este medio que “hay sectores, fundamentalmente de la Policía, que cuando quieren apretar utilizan estos métodos” y que “es un episodio de intimidación de la bonaerense por los cambios que se están realizando en la misma Policía”. También contó que él le recomendó “personalmente” al ministro Ritondo "que refuerce su seguridad”. 

 

En línea con un comunicado oficial de su fuerza, también recordó el episodio que vivió durante la campaña de 2013 el diputado nacional y líder del FR, Sergio Massa, cuando un integrante de Gendarmeria ingresó a su domicilio armado semanas antes de las elecciones en las que el ex intendente de Tigre venció al Frente para la Victoria. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar