Contra los despidos y el ajuste

Micheli: “Paro va a haber” con o sin las CGT

El líder de la CTA Autónoma y su par de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, encabezaron la masiva marcha a Plaza de Mayo. Reclamos para Moyano, Caló y Barrionuevo. Las grietas del peronismo.

En el cierre de una multitudinaria movilización contra el ajuste que aplica el gobierno del presidente Mauricio Macri, y en repudio al veto de la ley anti despidos que sancionó el Congreso de la Nación el mes pasado, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, le advirtió este jueves a la Casa Rosada que “paro va a haber” con o sin el apoyo de las tres CGT que conducen el camionero Hugo Moyano, el gastronómico Luis Barrionuevo y el metalúrgico Antonio Caló.

 

"Hacemos un llamamiento a los demás sindicatos, a las demás centrales: hay que construir un paro nacional, hay que parar el ajuste con un paro poderoso de todas las centrales. O lo hacemos todos juntos, o lo hacemos las dos CTA, pero paro va a haber", afirmó el dirigente, que encabezó la manifestación, que fue engrosada por nutridas columnas de agrupaciones políticas y organizaciones sociales, junto al líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky.

 

El pasado 29 de abril, cuatro de las cinco centrales sindicales convocaron a más de 300 mil personas en el Monumento al Trabajo ubicado en el Bajo porteño y, en ese escenario, advirtieron que tomarían medidas si el jefe de Estado vetaba la ley que prohibía los despidos por 180 días. Macri finalmente anuló esa norma y las dos CTA promovieron un paro nacional o, si no conseguían consenso en las CGT para llevar adelante esa acción, aceptarían realizar una movilización. Las organizaciones conducidas por Moyano, Caló y Barrionuevo rechazaron  la idea de una huelga y también desistieron de hacer una marcha.

 

En la concentración de este jueves, Yasky advirtió que las dos CTA están "dispuestas" a "retomar el camino de la unidad en acción" con las CGT.

 

"Les decimos a los dirigentes de la CGT que estamos dispuestos a retomar el camino de la unidad en acción, esto pedían a gritos en fábricas, talleres y hospitales", dijo, y completó: "Hay que estar a altura de ese mandato. Unidos somos invencibles, aunque gobiernen las clases dominantes".

 

PARAR EL AJUSTE. En Plaza de Mayo, Yasky dijo que el presidente Macri "gobierna para los que tienen plata".

 

"Hace apenas un mes" el país contaba con una ley anti despidos, aunque "vino" el jefe de Estado "con arrogancia y soberbia” y dijo 'yo soy el que manda, mi clase es la que manda', y mandó la ley al tacho de la basura", exclamó.

 

"¿Quién se hace cargo de aquellos que no tienen trabajo? ¿Quién le dice al albañil y la mujer que trabaja y no pueden llegar a fin de mes? ¿Cuál es el camino?", preguntó.

 

Para el jefe de la CTA de los Argentinos, "acá se gobierna para los que tienen dinero; son parte de la Sociedad Rural y las empresas, y al pueblo se le da la espalda".

 

Mas tarde, en la señal C5N, Yasky destacó la presencia de "muchos gremios de la CGT", y mencionó a los bancarios, a los encargados de edificios, a los aceiteros, a los maestros de escuelas privadas y a los metalúrgicos de la UOM, un dato llamativo en virtud de que quien conduce esa organización es Caló, el secretario general de la CGT Alsina.

 

EL PERONISMO Y SUS GRIETAS. La marcha de las dos CTA puso en evidencia las grietas que surcan el peronismo o, al menos, las diferencias de nitidez del perfil opositor de los distintos sectores que anidan al interior del Frente para la Victoria. 

 

El kirchnerismo, y más precisamente la agrupación La Cámpora, participó en forma orgánca de la movilización. Incluso difundió su decisión en un comunicado. "Luego del amplio debate y de la votación de la Ley Antidespidos que derogó Mauricio Macri, otra vez estaremos en la calle acompañando a los trabajadores argentinos que a lo largo de estos meses de gobierno vienen perdiendo continuamente capacidad de compra a raíz del espiral inflacionario", señaló la organización que conduce el diputado nacional Máximo Kirchner, y abundó: "Estaremos en la Plaza para que frenen los despidos y suspensiones y para que los tarifazos y la baja del consumo dejen de provocar el cierre de comercios y empresas".

 

Distinta fue la posición del Partido Justicialista. Sin pronunciamientos públicos, tampoco movilizó ni participó con banderas que lo identificaran. No estuvo el PJ nacional, que tiene a Caló como uno de sus vicepresidentes. Justamente, en la divisoria de aguas del movimiento sindical que quedó expuesta este jueves y que fue destacada por los líderes de las CTA, el PJ dio señales de alineamiento con las CGT.

 

No obstante, en forma individual "acompañaron" la manifestación referentes de todos los sectores de lo que podría llamarse pan peronismo.

 

corrientes: vallejos, el alfil silencioso de valdes en el congreso que asumira en seguridad
El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.

También te puede interesar