Congreso Nacional

Carrió le marcó al Gobierno el destino de la ley del blanqueo y jubilaciones

El Ejecutivo iba a mandar el proyecto al Senado porque confiaba en el apoyo de los gobernadores y de Pichetto. Un llamado de la diputada lo desvió a Diputados. Molestia entre los senadores.

Un llamado de Elisa Carrió a la Casa Rosada terminó de definir el destino de la ley que incluye el blanqueo de capitales y el pago a los jubilados. Aunque el Poder Ejecutivo había decidido enviar el proyecto a la Cámara de Senadores, donde contaba con que conseguiría el apoyo de los gobernadores peronistas y del jefe del bloque del PJ-Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, la intervención de la líder de la Coalición Cívica lo desvió a Diputados, donde empezará a ser debatido el jueves.

 

La noticia sorpendió hasta a los propios senadores del interbloque oficialista Cambiemos, que se enteraron del cambio a última hora del martes. Hasta la tarde, en la Cámara alta aguardaban la entrada del proyecto, de acuerdo a lo que las autoridades del cuerpo habian acordado con la Casa Rosada.

 

Como el texto incluye en uno de sus capítulos la ratificación del convenio que contempla la devolución progresiva a las provincias, hasta 2020, del 15 por ciento de coparticipación que se les retenía para la Anses, el Gobierno confiaba en que eso garantizaba el apoyo de los gobernadores, a través de sus senadores. Con lo mismo contaban Pichetto - que salió del Senado para participar en la reunión del PJ nacional con el mismo dato – y el presidente del interbloque Cambiemos, Ángel Rozas, que dejó tranquilo su despacho en la Cámara alta para participar de un encuentro en la sede de la UCR.

 

Sin embargo, el destino del proyecto cambió a la noche. “Llamó Lilita furiosa, diciendo que el proyecto tenía que entrar por Diputados porque modifica impuestos”, se lamentó un dirigente del oficialismo en el Senado. Sin embargo, en el radicalismo ponían en duda el argumento. “Diputados es Cámara de origen cuando crea impuestos, no cuando modifica. Si se toca la coparticipación debería ir al Senado”, explicaba un diputado. “Además Pichetto ya dijo que van a apoyar el blanqueo y con los gobernadores está más o menos encaminado. Va a ser más fácil si entra por el Senado”, agregaba el mismo dirigente.

 

La jugada de la líder de la Coalición Cívica generó la bronca del peronismo dialoguista del Senado, que vislumbra dos problemas: que la demora podría generar problemas a la hora de buscar apoyos entre los senadores que responden a los gobernadores y que, al ser Cámara revisora, el Senado pierde la posibilidad de insistir en los cambios que tenga intenciones de hacerle al texto.

 

“Lilita les da vuelta todo. Le tienen pánico. Ya presionó para excluir a los funcionarios del blanqueo. Ahora vamos a ver qué más les pide”, opinó un senador peronista. El jueves empezará el debate en el plenario de comisiones las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Previsión y Seguridad Social, con la presencia de funcionarios.

 

 

Boleta única de papel para las PASO
Javier Milei junto a gobernadores en Tucumán.

También te puede interesar