¿Se para el fútbol?

Golpe de Macri a Moyano: la IGJ suspendió la elección en AFA y está cerca la intervención

Ahora la FIFA tiene que dar el ok para habilitar una comisión normalizadora. Dos veedores del Gobierno ya empiezan a trabajar. La disputa de poder, en su punto más caliente.

La Inspección General de Justicia decidió suspender las elecciones en la AFA, pautadas para el 30 de junio, por "irregularidades administrativas". Ahora se conformará una comisión normalizadora integrada por distintos sectores (FIFA, CONMEBOL y el Gobierno nacional). El presidente Mauricio Macri no quiere que Hugo Moyano termine manejando los hilos del fútbol argentino y esta jugada patea definitivamente el tablero.

 

"El tema de la intervención va todo de la mano de si tienen el guiño de la FIFA o no. Todo lo que avance en ese sentido -que en definitiva lo que buscan es que no haya elecciones, porque pierden- va de la mano si FIFA da el aval. Si Macri y Angelici consiguen el ok de FIFA y pueden avanzar en ese sentido, probablemente suceda eso y ahí entramos en un escenario de fuerte crisis, con la separación de los equipos grandes y el resto", le había dicho a Letra P un miembro de Ascenso Unido, días atrás.

 

Este lunes hubo un golpe que va a producir un fuerte cimbronazo en calle Viamonte. La IGJ suspendió los comicios y se armará una comisión normalizadora durante un lapso de 90 días. Este cuerpo estará integrado por un miembro de la FIFA, uno de CONMEBOL, y tres designados por el Gobierno -se menciona a la legisladora porteña Graciela Ocaña, al titular de Fútbol Para Todos, Fernando Marín y al empresario de medios, Daniel Vila-.

 

"Estoy en contra de la injerencia de los gobiernos en el fútbol", había dicho el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, a fines de la semana pasada. "Tenemos que defender la autonomía del fútbol. Esto es fundamental. Los gobiernos tienen que ocuparse de la violencia en los estadios, por ejemplo. Tenemos que trabajar en todos esos temas de desarrollos en el fútbol, donde los gobiernos pueden ayudar a los clubes y a las federaciones. Tenemos que encontrar vías para trabajar y no enfrentarnos porque al final tenemos el mismo objetivo hablando del fútbol, con el gobierno", agregó.

 

"Si un gobierno cree que puede intervenir en la política deportiva, eso es el papel de la federación, es nuestro papel. Pero es claro que, si un dirigente por ejemplo cometió un acto criminal, las autoridades estatales actúen contra esta persona. Eso me parece muy bien. Pero cuando se trata de gestionar el fútbol, ése es nuestro trabajo", dijo el sucesor de Joseph Blatter. Y de esto se agarraba el grupo de Moyano y Chiqui Tapia para continuar con su plan de apostar de lleno a las elecciones del 30 de junio, donde estaban convencidos de que tenían todas las de ganar -al menos hasta este momento, ya que no se votará-.

 

El moyanismo sabe que Angelici, Marcelo Tinelli y Matías Lammens (San Lorenzo), Víctor Blanco (Racing) y Rodolfo D´Onofrio (River) no tienen los votos suficientes como para ganar los comicios e implementar su idea de la Superliga, que es la misma del Gobierno. En realidad, ambos grupos -clubes grandes por un lado y Gobierno por otro- tienen distintos objetivos pero están unidos por el espanto a Moyano. Allegados al presidente de la Academia fueron claros al ser consultados por su postura: "Que reviva Don Julio antes que Moyano sea presidente". Con la resolución de la IGJ de hoy, queda claro que Macri va a fondo contra el líder camionero.

 

En las últimas horas circuló la fuerte versión de que la semana pasada comunicaciones telefónicas entre Macri e Infantino. Y con el virtual visto bueno del titular de la FIFA, el Gobierno avanzó contra la AFA. Lo concreto es que quedaron nombrados dos veedores para empezar a normalizar la situación: el abogado Luis Tozzo y la contadora Catalina Dembitzky. Trabajarán durante tres meses.

 

Por su parte, Moyano había contraacado días atrás, cuando se comenzó a rumorear toda esta situación límite: "Si intervienen, se para el fútbol".

 

Patricia Bullrich  
Ezequiel Atauche y Bartolomé Abdala, de La Libertad Avanza, durante el debate de la ley ómnibus. 

También te puede interesar