EMERGENCIA OCUPACIONAL

El kirchnerismo cuenta con parte del Frente Renovador para votar ley anti despidos

Negocia para llegar a los 129 diputados que necesita para el quórum. Dos legisladores desobedecieron a Massa y apoyaron el dictamen del FPV. Otros seis podrían bajar al recinto. Las conversaciones.

El kirchnerismo negocia uno a uno los diputados que aún le faltan para llegar a los 129 que habilitarán el debate por la ley anti despidos en la sesión del jueves. El bloque que conduce Héctor Recalde apuesta todas sus fichas a quebrar el bloque del Frente Renovador, que este miércoles ya dio señales de división cuando los legisladores Héctor Daer y Jorge Taboada firmaron el dictamen del Frente para la Victoria y el bloque Justicialista.

 

Luego de que Sergio Massa anunciara el martes que su bloque firmaría un dictamen propio y que no daría quórum para tratar la ley que fue votada por el Senado, la mesa de conducción del Frente para la Victoria se puso a trabajar para intentar quebrar la unidad del Frente Renovador. El miércoles lo logró, aunque parcialmente. Dos diputados del massismo avalaron el dictamen de mayoría, que reunió 35 firmas, lideradas por el kirchnerismo y el bloque Justicialista, de Diego Bossio y Oscar Romero.

 

En tanto, el massismo fue con dictamen propio y reunió 10 firmas - entre las que estuvo la de Facundo Moyano-, Cambiemos juntó 28, mientras que Alicia Ciciliani, del socialismo, y Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda, firmaron sus dictámenes en soledad.

 

Sin embargo, tras el plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda y Trabajo, que terminó con la firma de los dictámenes, el kirchnerismo inició una ronda de conversaciones para intentar  acercarse al quórum. En la lista de quienes ya aseguraron que bajarán al recinto están los diputados del FPV, el bloque Justicialista y aliados - que suman 98-, cuatro representantes del Frente de Izquierda, dos de Libres del Sur, seis del Frente Cívico por Santiago – el santiagueño Manuel Juárez también firmó el dictamen de mayoría -, Alcira Argumedo, Carlos Heller, Omar Plaini, el cordobés Ramón Bernabey  y la sanjuanina Graciela Caselles, antes miembros de la bancada K.

 

Entre los que podrían sumarse están el salteño Alfredo Olmedo y los puntanos Berta Arenas, Ivana Bianchi y Luis Lusquiños. Las negociaciones para conseguir el apoyo de los representantes de San Luis quedaron este miércoles en manos de José Luis Gioja, presidente del PJ, que logró reincorporar al peronismo a los puntanos que responden a Adolfo Rodríguez Saá y que habían emigrado con el kirchnerismo. En el Senado, Rodríguez Saá también acompañó el voto del bloque de Frente para la Victoria.

 

Pero sin duda la clave de la votación estará en el Frente Renovador. Aunque solo dos de los representantes del massismo apoyaron el dictamen de mayoría y los demás firmaron el dictamen promovido por el líder del espacio en su intento por despegarse del kirchnerismo, en el Frente para la Victoria cuentan con que otros seis legisladores renovadores darán quórum y terminarán votando el proyecto que llegó desde el Senado. Las esperanzas están puestas en Moyano, Carla Pitiot, Enrique Castro Molina, Cecilia Moreau, Horacio Alonso y Felipe Solá.

 

Aunque aun siendo optimistas, los operadores kirchneristas saben que será difícil sumar 129 diputados para habilitar el inicio de la sesión. Sin embargo, cuentan con que, a último momento, Massa también sufrirá un factor de presión al que no podrá resistirse: los sindicatos. “¿Quien trajo a las centrales obreras al Congreso? Massa. Nosotros hicimos todo lo que las centrales obreras pidieron. Ahora que expliquen ellos que van a hacer otra cosa”, insisten en el bloque K. El jueves a las 11 comenzará a definirse si la oposición logra sancionar la primera ley incómoda para el Presidente, quien deberá pagar el costo político de vetarla. 

 

Mauricio Macri
Martín Llaryora recibirá este lunes a Maximiliano Pullaro. A Rogelio Frigerio lo reemplazaría su vicegobernadora Alicia Aluani. 

También te puede interesar