Política

A Cambiemos le costó juntar el quórum y casi se le cae dos veces la sesión

El oficialismo no lograba sentar 129 diputados para dar inicio al debate, que se retrasó 40 minutos. El kirchnerismo se retiró en medio de una polémica y tuvieron que votar a toda velocidad.

El oficialismo tuvo problemas para reunir el quórum necesario para la inicio de la sesión de Diputados en el segundo debate del año y debió hacer una votación acelerada sobre el final para evitar que se cayera.

 

Pasadas las 12, Cambiemos no había logrado juntar los 129 diputados que se necesitaban para darle inicio. El presidente del interbloque, el radical Mario Negri, pidió al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, media hora de tolerancia, ante las protestas del jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, que insistía en que debía suspenderse.

 

“Vamos a esperar media hora más”, contestó Monzó cuando Recalde le avisó que ya había pasado el tiempo de tolerancia previsto. Afuera del recinto, Sergio Massa miraba la escena junto a sus diputados. Tampoco estaban en sus bancas los diputados que lidera Diego Bossio.

 

Tras comprobar durante algunos minutos que el oficialismo no lograba alcanzar el quórum sin su colaboración, los diputados massistas bajaron al recinto, para tranquilidad de Monzó. Minutos después, se sumaron los legisladores del bloque Justicialista y comenzó la sesión.

 

Sobre el final, la escena se repitió. El bloque kirchnerista se retiró en masa de sus bancas, en medio de gritos y escándalo por el tratamiento del decreto de necesidad y urgencia que sepultó la Ley de Medios y permitió la creación del ENACOM.

 

Los cruces se generaron cuando el FPV reclamó que la votación fuera nominal, minutos después de que ya se hubiera votado a mano alzada. La encargada de hacer el reclamo fue la diputada Carolina Gaillard, pero en el recinto ya se había habilitado el tratamiento del tema siguiente, un proyecto del massismo que debía ser discutido sobre tablas. En ese contexto, Negri aseguró que el pedido estaba “fuera de lugar”. Elisa Carrió aprovechó para enrostrarle a Recalde el error de no haber pedido la votacíón nominal antes del pase al nuevo tema.

 

“Es un error conceptual”, dijo. Y explicó que "como se había habilitado otro tema” si querían revisar la votación anterior debían contar con los dos tercios. “El problema es la ciática, se lo vamos a negar", advirtió con ironía. En el bloque del FpV hubo bronca por el error cometido.

 

El kirchnerismo reclamaba por la notación nominal y por la incorporación de un proyecto al que supuestamente no había tenido acceso. En plena discusión a los gritos, los diputados del FpV se retiraron y ante la ausencia de diputados de Cambiemos de sus bancas, la sesión estuvo cerca de caerse.

 

“Diputados si no se sientan en sus bancas nos quedamos sin quórum”, apuró Monzó, mientras Sergio Massa y Graciela Camaño miraban desde el pasillo junto a Diana Conti. A las apuradas, el oficialismo instó a votar todos los proyectos que figuraban en el orden del día. Tras un tratamiento exprés, la sesión se levantó.

 

 

Maximiliano Pullaro se reunirá con Miguel Ángel Pichetto y Rodrigo De Loredo.
El enviado del FMI, Rodrigo Valdés, al que Javier Milei cuestionó.

También te puede interesar