Apuntaron a Macri

Espinoza recibió el respaldo de la elite K

Máximo Kirchner, el Cuervo Larroque y De Vido salieron a bancar al titular del PJ bonaerense, después de que dijera que "si explota el Conurbano, salta el Presidente".

La frase que eligió el titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, para graficar sus sensaciones con respecto al gobierno de Macri generó mucha polémica. "Si explota el conurbano, salta el Presidente y a la Gobernadora le va a costar", dijo días atrás en un encuentro de intendentes en Bolívar. La advertencia cosechó el repudio de distintos sectores, pero, lejos de un llamado de atención, los principales dirigentes del kirchnerismo más duro compartieron sus palabras y, de esa manera, justificaron la actitud del ex intendente de La Matanza.

 

En diálogo con Letra P, los diputados nacionales del Frente para la Victoria Máximo Kirchner, Julio de Vido y Andrés Larroque defendieron al matancero: advirtieron que, en realidad, el problema lo está generando Cambiemos con sus medidas.

 

"Lo que hace el compañero Espinoza es marcar una situación social que se está empezando a vivir en algunos lugares, bastante agitada y convulsionada", dijo el hijo de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. "Explica la impotencia que uno siente al ver esas situaciones de crisis en la gente que se avecinan, de no modificarse las políticas que se están aplicando. Lo demás es una frase", opinó, por su parte, el ex ministro de Planificación. Larroque, en tanto, analizó: "Fernando es alguien que conoce muy bien el territorio y tiene buen termómetro. Si él hizo esa apreciación, evidentemente es porque tendrá una lectura de lo que está ocurriendo frente a una realidad muy compleja".

 

De esta manera, mientras el oficialismo y distintas voces condenan la expresión de Espinoza, La Cámpora le hace un guiño. Incluso, fueron los mismos intendentes que participaron del encuentro en Bolívar, días atrás, los que se sorprendieron por las palabras del ex jefe comunal de La Matanza, en ese momento. Allí se encontraban Martín Insaurralde -Lomas de Zamora- y Juan de Jesús -La Costa-, entre otros.

 

"Yo creo que el compañero camina el conurbano, tiene un distrito de casi dos millones de almas en el que está pegando fuertemente todo este proceso de desindustrialización. Acá se hace hincapié desde el Gobierno con el tema de los ñoquis del Estado, agraviando a todos los empleados públicos argentinos, y hay un proceso enorme de desocupación y de cancelación de proyectos industriales que está repercutiendo en su distrito. Mucha gente que tenía trabajo ocasional, o lo que vulgarmente se conoce como changas, pero que estaba ocupada durante los 30 días del mes cuando Cristina era presidenta, hoy trabaja el 50% de los días. Y eso genera una situación explosiva que no la estamos incitando nosotros: es una respuesta clara a las políticas del Gobierno nacional", expresó De Vido a este portal, en el marco del encuentro que algunos dirigentes K llevaron a cabo en Ensenada, este último jueves.

 

En la misma tónica, Máximo dijo que "la Argentina la pasó muy mal cuando pasan este tipo de situaciones. Yo creo que es un llamado de atención a las decisiones que se toman. El presidente Macri, cuando asumió, dijo que si él cometía errores había que marcárselos, que había que dialogar y consensuar. Creo que lo que hace el compañero Espinoza es marcar una situación social que se está empezando a vivir en algunos lugares, bastante agitada y convulsionada. Recordemos que la sociedad argentina no hace mucho la pasó muy feo".

 

"Lo que está avisando Espinoza son las consecuencias de los posibles costos que hay cuando a la sociedad se la maltrata como se la está maltratando", agregó.

 

Teniendo en cuenta que cada vez que el kirchnerismo fue atacado por la oposición, los principales dirigentes -incluida Cristina- denunciaron ser víctimas de maniobras destituyentes, Letra P le preguntó a De Vido si no le parecía "golpista" la expresión de Espinoza.

 

"Mire, han dicho tantas cosas injustas y arbitrarias de nosotros, con toda esta situación que está viviendo la ex Presidenta, que realmente no da para que nadie se alarme ni suponga que Espinoza es un conspirador, ni mucho menos. Lo que Espinoza está detectando es un clima de altísima inestabilidad social: si la gente no tiene trabajo, se desordenan la familia y la sociedad. Si la gente no tiene vivienda, sucede lo mismo. A Fernando lo conozco de hace muchísimos años y sería incapaz de generar esa situación. Él quiere evitar que eso suceda, no quiere vivir esa situación. Acá muchos compañeros decíamos que ni siquiera queremos pensar en que suceda un nuevo 2001. Además, inevitablemente cuando suceden esas situaciones, siempre los muertos los pone el peronismo: pasó en la dictadura, el 20 de diciembre de 2001", respondió.

 

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de Javier Milei.
Javier Milei y Martín Llaryora caminan por la senda de la gobernabilidad. 

También te puede interesar