Provincia BA

Massa busca un nuevo premio por apoyar a Vidal: quiere a Martello como Defensor del Pueblo

El líder del Frente Renovador mandó a sus diputados a negociar ese cargo, en el marco de una nueva disputa en la Legislatura para aprobarle otro endeudamiento a Vidal.

Sergio Massa tiene en la mira otro puesto en el gobierno bonaerense, y en este sentido sería inminente la llegada de otro de sus dirigentes -el ex diputado bonaerense Walter Martello-, ahora a la Defensoría del Pueblo de la Provincia. El acuerdo tácito entre el tigrense y Cambiemos en territorio provincial, sumado a una nueva negociación que la gobernadora María Eugenia Vidal necesita que prospere para poder aprobar otro endeudamiento en la Legislatura, le facilitarían el desembarco al ex presidente de la Coalición Cívica.

 

Quien está operando esta movida es el diputado provincial del Frente Renovador, Juan José Amondarain. Él promueve la llegada de Martello a una Defensoría que desde hace un año está comandada por Marcelo Honores, en forma interina. En diciembre de 2014 había vencido el mandato de Carlos Bonicatto, y la comisión bicameral encargada de designar a su reemplazante, resolvió en su momento que sea el ex senador radical.

 

El Defensor del Pueblo es nombrado por la Legislatura con el voto de las dos terceras partes de los miembros de cada Cámara y permanece en el cargo cinco años, pudiendo ser designado por un segundo período.

 

Lo que está pasando por estos días es que el massismo, en su tarea de negociar constantemente con María Eugenia Vidal -principalmente en la Legislatura-, ya tiene entre ceja y ceja el puesto, y es Walter Martello el elegido. El ex diputado bonaerense de la CC que luego rompió y se pasó al Frente Renovador, es un dirigente que siempre ha seguido de cerca todas estas cuestiones de los derechos de los ciudadanos, realizando una y otra vez distintas denuncias en la Cámara baja, investigando y especializándose más que nada en la cuestión del juego, los casinos y su relación con los gobiernos.

 

Como informara Letra P, Vidal intenta cubrir una deuda con el Banco Provincia pidiendo autorización en la Legislatura para endeudarse nuevamente, ahora por casi 29 mil millones de pesos. El pedido de deuda estuvo incluido en el proyecto original del Presupuesto 2016 que el Ejecutivo bonaerense giró a la Legislatura en las últimas semanas del mes de diciembre. En aquellas tensas negociaciones, el bloque del FpV perjuraba que esa deuda era inexistente y que bajo ningún punto de vista iba a acompañar el pedido oficial. A modo de acuerdo, Cambiemos decidió quitar esa parte del endeudamiento y, con retoques al proyecto, se terminó aprobando una autorización por 60 mil millones de pesos. 

 

Ahora, la negociación necesita de muchos actores. La gobernadora lo sabe y el massismo -principales aliados-, también. Por eso, en el marco de esta importante negociación, Sergio Massa buscará presionar para quedarse con otro cargo más, ahora personificado en Martello.

 

Hace poco, Massa y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, compartieron un acto en Tigre junto a intendentes, en donde reinó la armonía y los piropos mutuos. Esa fue la última evidencia de la influencia que el diputado nacional tiene en la gestión del gobierno de Vidal, si se tiene en cuenta que allegados a él ya fueron designados en distintos puestos de secretarías y organismos bonaerenses.

 

El último signo de esta convivencia entre la gestión de Cambiemos y el ex candidato a presidente y líder del Frente Renovador había sido la confirmación de que el abogado y ex diputado provincial, Mauricio D´Alessandro, asumía en el directorio del Grupo Bapro. Esto, sumado al viaje de Massa junto a Macri para buscar inversiones en Davos -allí, el Presidente destacó la participación en su comitiva del tigrense, a quien presentó como "uno de los líderes más importantes de la oposición", que "tiene serias posibilidades de conducir el partido peronista en los próximos meses"-.

 

Como ya contara este portal, todos esos gestos indican que el apoyo mutuo es mucho más que eso, si se repasan brevemente algunas de las últimas asunciones, tanto en el gobierno provincial como también en la Cámara de Diputados. Se podría nombrar al secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón y, claro, a quien quedó como presidente de la Cámara baja en la Legislatura bonaerense, Jorge Sarghini.

 

Es pertinente destacar también que las intenciones de Massa en la provincia de Buenos Aires difieren de su postura a nivel nacional. Como contó este medio, el Gobierno de Macri tendrá que discutir el reintegro de los fondos retenidos a las provincias a mediano y largo plazo, por la negativa del massismo y el peronismo a avalar el DNU que dejaba sin efecto la devolución que dictó Cristina.

 

El gobernador de Santa Fe Maximiliano Pullaro, de abrazo en abrazo, ahora con los intendentes del peronismo.
El Jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

También te puede interesar