FIN DE AÑO

Intendentes bonaerenses y del interior coordinan con supermercados un esquema anti-saqueos

Los comercios reciben de municipios y fuerzas de seguridad hasta cuatro pedidos de donaciones de canastas. Negocian como prevención ante algunos hechos recientes. Creen que habrá un diciembre en paz.

Como históricamente ha ocurrido en los diciembres argentinos, la situación social suele complicarse sobre todo en el Conurbano y algunas localidades del interior del país, aquellos lugares más golpeados a nivel socio económico. Con el fin de sofocar cualquier inconveniente de este tipo, el Gobierno cerró con los movimientos sociales mejoras en planes y en el bono de fin de año. Pero cuando, según las propias organizaciones, el escenario parecía ir hacia un último mes normal, surgieron algunos hechos aislados que pusieron en alerta a intendentes de diferentes lugares del país. Buena parte de ellos decidió entonces pedir reuniones con los grandes supermercados que tienen tiendas en su territorio, para pactar un esquema de contención ante posibles saqueos o pedidos de alimentos. Tanto es así que, al día de hoy, los grandes hiper están recibiendo entre tres y cuatro pedidos de donaciones diarios de municipios, organizaciones y fuerzas de seguridad. Las denominan “donaciones para contener” y se sustentan en evidencia reciente.

 

Hace unas semanas, en Glew, hubo un bloqueo al local de la francesa Carrefour, lo que motivó que la intendencia convocara a todos los comercios nucleados en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) a una reunión especial. Algo similar ocurrió en San Juan capital, donde hubo una juntada presuntamente espontánea de 30 o 40 personas, lo que obligó a otra cadena extranjera a sentarse a negociar con el distrito. Una charla que contó con la intervención del Gobierno nacional.

 

Almirante Brown, Hurlingham, Malvinas Argentinas, Bahía Blanca y Moreno son las otras intendencias que solicitaron reunirse con supermercados. Además de San Juan, Chaco (Resistencia) y Tucumán. En el distrito que gobierna el peronista Juan Manzur, hay dudas sobre lo que pueda pasar en San Miguel y Concepción. “Vemos un diciembre que no va a traer mayores problemas, pero mejor es prevenir, no?”, contó a Letra P un jefe comunal acostumbrado a lidiar con crisis sociales. ¿Qué es lo que se negocia como contención? Por un lado, entregarles a las fuerzas de seguridad un ticket de mil pesos para que gasten en las tiendas; mientras que, para apaciguar los pedidos de organizaciones y auto-convocados, se convinieron algunas canastas con productos básicos. Una anécdota que viene al caso: fue Alfredo Coto, en la previa al caos de 2001, el que, casi en soledad, creó este esquema que hoy se negocia. Un grupo de manifestantes irrumpió en uno de sus locales de zona oeste. La Policía intentó sacarlo por la fuerza hasta que la situación se tensó al límite y el gerente de la sucursal hizo llamar al mandamás, que pidió parar la represión e hizo que dos o tres empleados contaran la cantidad de familias que reclamaban comida y juntaran en bolsas alimentos, leche, aceite y alguna bebida para entregar.

 

Javier Milei y Kristalina Gerogieva, ángel o demonio.
La concesión de la Hidrovía tiene novedades

También te puede interesar