X

Como describió Letra P, los gobernadores petroleros reclamaron estabilidad para el proceso que se viene. De Vido y Kicillof apoyaron la dupla presidencial.

Redacción 08/09/2015 18:43

En el cierre del seminario internacional de energía, en la reunión plenaria de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) de Neuquén, Daniel Scioli prometió “estabilidad” y “certezas” para la industria petrolera si es elegido presidente.

Luego de firmar un acuerdo con los gobernadores, despidió con una arenga a los presentes del evento en la capital neuquina que organizó el mandatario anfitrión, Jorge Sapag.

“Este compromiso que asumimos es para producir cada vez más. Hay que movilizar toda la materia prima, para incorporar inversión. Todo lo que podamos avanzar, hay que hacerlo”, reconoció Scioli, siempre optimista por el período de la “gran agenda del desarrollo” que se aproxima.

“La victoria más importante es la convocatoria. Que tengan mucha expectativa y esperanza en un futuro próspero”, reiteró ante los dirigentes de la OFEPHI, entidad que encabeza el chubutense Martín Buzzi, uno de los principales aliados del candidato a suceder la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

“Represento a diez provincias distintas, con espacios políticos diferentes, pero pudimos armar una política única trabajando para el mismo lado con métodos y formas”, dijo Buzzi, convencido de que el modelo de país debe mantener estructuras beneficiosas a explotación de Hidrocarburos. “La garantía de continuidad de estas políticas públicas son Daniel Scioli y Carlos Zannini. Vaca Muerta es una esperanza para todo el país. Tenemos que seguir logrando el auto abastecimiento que es fundamental, pero es clave una política a largo plazo”, insistió.

“El petróleo está en 10 provincias, pero cuando se mueve empuja al país”, advirtió el rival de Mario Das Neves en la elección de Chubut.  

El ministro de Economia, Axel Kicillof, también vaticinó un clima favorable si el Frente para la Victoria (FpV) se mantiene en el poder. “Es clave que la fórmula presidencial haya firmado el compromiso de llevar adelante al país la continuidad de políticas hidrocarburíferas. Con un Estado activo, presente, inteligente, no se aparta a los privados. Este modelo llegó para quedarse”, reconoció el dirigente de La Cámpora.

Julio de Vido, titular de Planificación Federal, hizo una crónica de los tiempos en que Néstor Kirchner se peleaba con los gobiernos nacionales por las regalías petroleras, algo tan ansiado por las provincias, y se sumó a los dichos de Kicillof: “Firmamos este acuerdo para poner en valor lo que hicieron Néstor y Cristina”.

Antes del final, que estuvo a cargo de Scioli, Zannini prometió un buen escenario político –como el resto–  si el kirchnerismo derrota a sus oponentes: “Las provincias y el Estados nacional trabajamos juntos, nos viene bien todo el apoyo”.

Del evento también participaron Alberto Weretilneck (Río Negro), Eduardo Fellner (Jujuy), Gildo Insfrán (Formosa), Rosana Bertone (electa en Tierra del Fuego), Juan Manuel Urtubey (Salta) y Omar Gutiérrez (electo en Neuquén), entre otros dirigentes.