18|11|2021

Weretilneck envía más gestos a la Rosada mientras analiza su apoyo a Scioli

26 de junio de 2015

26 de junio de 2015

En San Carlos de Bariloche el gobernador rionegrino elogió las políticas federales del FpV. En su entorno trabajan para acercarse a Daniel Scioli.

La apuesta al diálogo de Alberto Weretilneck es cada vez más grande. Desde que Miguel Ángel Pichetto reconoció su derrota, en Juntos Somos Río Negro comenzaron a reconstruir canales de comunicación para gestionar de la mejor forma los cuatro años que se vienen con la oposición del Frente para la Victoria en la provincia.

 

Decidido a apaciguar los ánimos, en la apertura de la Asamblea Nacional del Consejo de la Vivienda en San Carlos de Bariloche, envió otro mensaje para que en Balcarce 50 lo consideren como un aliado.

 

En la jornada estuvieron varios funcionarios y el gobernador cambió radicalmente su discurso, que en la previa de los comicios era ácido. “Es muy valioso el ámbito federal para adaptar las políticas publicas a las realidades que tenemos”, dijo Weretilneck antes de agradecer al Gobierno Nacional por "cogestionar las soluciones habitacionales". "La Nación siempre ha aportado mucho dinero y soluciones a la problemática de vivienda que tiene la provincia. Sólo en nuestra gestión ya hemos entregado 2.900 viviendas, financiadas en su gran parte por la Nación", agregó.

 

Enseguida, reconoció los aportes que siempre llegan para la provincia que mantiene una seria dificultad estructural heredada de las gestiones radicales. "Nosotros debemos complementar el esfuerzo del Gobierno Nacional, sobre todo con políticas que tienen que ver con el acceso al suelo, urbanizaciones o el plan Casa Propia y mejoramientos habitacionales", insistió.

 

Entre mensajes que buscan hacer ruido en los pasillos de la Casa Rosada, desde la mesa chica de JSRN analizan tomar una definición importante en la campaña nacional, a la que decidieron bajarse en lo que se refiere a diputados pero todavía no tomaron ninguna determinación –aunque se analiza– en cuanto al presidente.

 

Antes del 14 de junio, pensar que Daniel Scioli era una opción parecía imposible. El gobernador bonaerense fue un activo militante por la candidatura de Pichetto y viajó en diferentes oportunidades a General Roca y Bariloche para demostrar que el senador era el mejor candidato.

 

Por estas horas, según le confiaron desde el entorno del gobernador a Letra P, como lo hizo saber en la semana, el único presidenciable del kirchnerismo podría ser la opción por la base del partido, aunque nada está definido. “Tiene que ser una relación conveniente”, explican los allegados. Ese interés serviría para solucionar conflictos, como el del Alto Valle, o facilitar la llegada de dinero para obras. La única traba sería el mismo Pichetto que todavía tiene un período como representante pero los problemas internos del PJ lo tienen ocupado.

 

Antes de la campaña, Weretilneck se subió y bajó sin problemas al proyecto nacional de Sergio Massa o hasta coqueteó con el PRO pero las circunstancias volvieron a abrier el diálogo con el FpV, que todavía siente el golpe electoral.