Sucesión K

Urribarri quiere una purga de candidatos mientras busca un lugar en el Congreso

Sergio Urribarri se dedica a cerrar la sucesión en su tierra. La necesidad de acotar las fórmulas hizo que el hijo del gobernador desistiera a presentarse en Concordia. La posibilidad de ir al Senado o ser primero en la lista de diputados nacionales aparece en el horizonte.

Con el final del Sueño Entrerriano que Sergio Urribarri impulsaba para anunciarse como el heredero de Cristina Fernández de Kirchner, en los principales departamentos de la provincia los dirigentes justicialistas recibieron un claro mensaje: darse un baño de humildad como su líder. Al igual que el gobernador, en el Frente para la Victoria deberán aggiornarse a la nueva ola de acatamiento a los planteos que se hacen desde la Casa Gris.

 

El sabor agridulce que le queda al Pato, luego de redactar su carta de despedida, no le imposibilita demostrar fuerza para reordenar a los que buscaban sacar ventaja del resto cuando el mandatario caminaba otras provincias. Es por eso que, con el objetivo de alinear el partido, trabaja a contrarreloj en el territorio para posicionarse en el cierre nacional.

 

Es que la estructura del peronismo expuso a varios de los que se anotaron en la pelea regional que tiene un poco ofuscado a Urribarri, quien felicita a su hijo, Mauro Urribarri, por imitarlo y abandonar el proyecto de competir por la intendencia de Concordia, el segundo municipio más importante de la provincia y tierra de uno del precandidatos a gobernador, Gustavo Bordet.

 

Además del jefe comunal concordiense, Juan José Bahillo (Gualeguaychú) y el ministro de Gobierno, Adán Bahl, son los primeros que quedaron bajo la lupa al igual que el diputado nacional Julio Solanas, o el legislador provincial Marcelo Bisogni, que pinta las calles de Concepción del Uruguay promocionándose. Otro de los que busca entrometerse en la discusión es el titular de la cartera de Producción, Roberto Schunk.

 

Los seis deberán someterse a un filtro para que queden, en principio, tres o cuatro fórmulas definidas, como le supo decir el gobernador a Letra P. “Son cuatro en total, con excelentes resultados de gestión que los habilita para ser candidatos”, comentaba muy cerca de una recorrida junto a Bahillo, días antes de redactar el comunicado de despedida. Pero lo ideal, según admiten los mejores posicionados, es que sólo sean tres, aunque desde de la mesa chica quieren que sea una. Para que no se escapen detalles, Urribarri entiende que debe seguir al frente de cada una de las negociaciones para que nadie "se salga de la senda". 

 

Como describe una encuesta que circula, la llegada del mandatario ultra K supera el 60 por ciento de imagen positiva y expone su influencia. La consultora “Grupo Mercado” publica un estudio en diferentes localidades y anuncia que Urribarri alcanza 62 puntos. Las ciudades más destacadas  en el apoyo son Concordia, Colón, San Salvador, Feliciano, y Diamante, ubicada a pocos kilómetros de la capital. “Tengo bien claro que el candidato es el proyecto, por eso voy a estar donde me lo requiera. Si es de Gobernador, ahí estaré”, admite Bordet, quien escucha el pedido del Ejecutivo o el vicegobernador, José Cáceres, que habla de los “dos militantes de lujo” que tendrá el PJ con Urribarri padre e hijo al frente. Bisogni, el principal apuntado para que anuncie la primera retirada, también utiliza palabras que deslizaron un baño de humildad: "Soy un soldado".

 

“El Pato los banca a todos los que quieren ser, pero algunos no les da. Varios de los que buscan sucederlo deberían imitarlo y bajar sus candidaturas”, le asegura a Letra P un importante dirigente justicialista, que trabaja para ordenar las PASO. Consultados por este portal, armadores urribarristas hablan del trabajo que se hace para que exista una dupla que represente “unidad” y le otorgue el caudal necesario para llevarse todo al FpV. “Bordet y Bahl son los elegidos”, comentan desde Paraná.

 

“Bahillo irá seguro a la Legislatura, como Schunk. Solanas seguro renovará la banca y el resto acompañará lo que Sergio decida”, insisten. Y el futuro del conductor, marcado por la lealtad al modelo nacional y popular, sería dentro del Congreso Nacional. La elección del 2013 lo llevó como senador suplente, dato que Urribarri tiene en cuenta para tomar el lugar de Sigrid Kunath –la de menor posibilidad– o presionar para ser el primer candidato del FpV en la lista nacional. “Es lo que espera”, cuentan desde el entorno más cercano.  

 

El senador nacional Edgardo Kueider.
El exgobernador Gustavo Bordet fue el destinatario directo del mensaje de Enrique Cresto: la disputa por la territorialidad en Concordia está vigente. 

Las Más Leídas

También te puede interesar