El kirchnerismo aprobó el pedido de investigación psicofísica al juez Fayt

La mayoría de la Comisión de Juicio Político resolvió abrir un proceso para saber si el magistrado se encuentra en condiciones de ocupar su cargo en la Corte Suprema. Citaron a 14 testigos y a un perito calígrafo.

La mayoría kirchnerista de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados resolvió avanzar en la apertura de un proceso de investigación para determinar si el ministro de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt, “se encuentra en condiciones psicofísicas para ejercer el cargo” y si está incurso en la causal de “mal desempeño de sus funciones” que prevé la Constitución Nacional.

 

La decisión se aprobó en una tensa reunión, plagada de cruces entre el oficialismo y la oposición, que defendió con vehemencia al magistrado. “El oficialismo utiliza el eufemismo ´proceso investigativo´ haciendo goma (sic) el reglamento, porque no se animal a llamar las cosas por su nombre. Están haciendo una caza de brujas”, disparó el diputado radical Manuel Garrido.

 

De acuerdo con el informe presentado por el Frente para la Victoria la edad de Fayt – 97 años –, que supera en 22 años el límite etario fijado, “con indudable fundamento científico” por la Constitución, y “la presunción de inasistencias reiteradas del lugar de trabajo” del juez, que “podrían encontrarse vinculadas con eventuales impedimentos propios de su avanzada edad”, justifican la apertura del proceso investigativo, con el objeto de evaluar si se encuentra afectada la capacidad del juez para ejercer la magistratura. El texto fue aprobado por 17 votos contra 9.

 

“Estamos habilitados a abrir un proceso investigativo. Como comisión podemos investigar y preguntar, sin llegar al pedido de juicio político”, consideró la diputada del oficialismo, Teresa García. La kirchnerista también consideró que “se ha instrumentado un gran operativo mediático para simular una situación en la que se está llevando al juez a una situación de indignidad”.

 

La oposición acusó al oficialismo de las supuestas intenciones que escondería detrás de la apertura de la investigación. “El Juez Fayt está siendo sometido a niveles excesivos de stress y acoso moral forzándolo a demostrar que está vivo y piensa. El trasfondo real de esto es paralizar a la Corte”, aseguró la diputada y candidata presidencial Margarita Stolbizer.

 

Tras la discusión, la Comisión, que preside la diputada del Frente para la Victoria, Anabel Fernández Sagasti, decidió citar para las próximas reuniones a 14 testigos, que serán preguntados sobre las condiciones psicofísicas del magistrado. Los requeridos por el cuerpo son el secretario general y de gestión de la Corte, Jorge Kraut; los secretarios letrados de la Corte, Cristian Abritta, Pablo Hirschmann, Cecilia Hockl, Gisela Dambrosi, Marcos Morán; al chofer de Fayt, Mario Degamba; los integrantes de la secretaría privada de Fayt en la Corte, Adriana Vázquez y Rosario Horno; el periodista de Página 12, Horacio Verbitsky; la periodista de CN23, Ana Wainer, y los periodistas del programa Gente de Derecho de Radio América, Leonardo Scolpatti y Sergio Paz. Además se pidió el audio sin editar – en crudo – de la entrevista que Fayt le dio al programa “Gente de Derecho”, y se citó a un perito calígrafo “a efectos de que examine los trazos de la firma del Dr. Carlos Santiago FAYT incluida en las sentencias y Acordadas y cualquier otro acto vinculado al ejercicio de sus funciones correspondientes a los años 2013, 2014 y 2015”.

 

La solicitud de apertura del proceso investigativo contra Fayt fue presentada por Aníbal Fernández el año pasado, bajo el expediente N°: 157-P-2014, con anuencia de la  presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, el pedido no fue agitado por el oficialismo y quedó congelado hasta ahora, cuando el kirchnerismo encontró el momento político indicado para promoverlo.

 

Maximiliano Pullaro se reunirá con Miguel Ángel Pichetto y Rodrigo De Loredo.
El enviado del FMI, Rodrigo Valdés, al que Javier Milei cuestionó.

También te puede interesar