Legislatura Porteña

Insólito: Ocaña rompió el bloque en la Legislatura porteña y faltó a la sesión en la que su ex compañera la incineró

Letra P.- La ex ministra de Salud K comunicó el miércoles que se iba del bloque y dejaba sola a Cristina García pero terminó por mudar Confianza Pública al frente Eco y nunca le consultó a  su ex compañera.

 

 

El temor a que el partido creado por Graciela Ocaña y el sindicalista del juego Daniel Amoroso se destruyera se hizo realidad al principio de la sesión ordinaria de este jueves, cuando la legisladora Cristina García comunicó que armaba un monobloque y cargó duro contra la ex titular del PAMI.

 

García, que responde a Amoroso, estalló cuando el secretario Parlamentario, Carlos “Perico” Pérez informó que Graciela Ocaña había decidido constituir el monobloque Confianza Pública, dejando totalmente de lado a su ex compañera.

 

Ofuscada por la jugada de “la hormiguita”, García lanzó: “No la creí capaz de esta acción. Me siento muy desilusionada, marca un antecedente autoritario y discriminatorio en este Parlamento”.

 

“Tengo que conformar un bloque lamentablemente. En representación de los vecinos y los dirigentes de Confianza Pública”, explicó luego.

 

Resulta que, como Ocaña se cortó sola y se llevó el nombre del partido que también incluía a García, la dirigente que responde a Amoroso debió crear un nuevo partido, que funcionará como monobloque en el recinto porteño.

 

En ese sentido, García comunicó, mientras se escuchaban risas en la Legislatura, que pedía la creación del bloque “Confianza Pública Democrática”. Concretamente, le agregó la palabra “democrática” al bloque que compartía con Ocaña, y a quien le endilga ser “autoritaria” porque rompió el bloque que las incluía ambas sin siquiera consultar.

 

Por último, Cristina García citó a Juan Domingo Perón y chicaneó una vez más a su ex compañera y ahora integrante del flamante frente Eco en la Legislatura porteña. “Los conductores son solamente hombres, con todas las miserias, aun cuando con todas las virtudes de los demás hombres. Cuando un conductor cree que ha llegado a ser un enviado de Dios, comienza a perderse. Abusa de su autoridad y de su poder; no respeta a los hombres y desprecia al pueblo. Allí comienza a firmar su sentencia de muerte”, leyó García recordando la histórica frase del tres veces presidente de la Nación.

 

La ex ministra de Salud del kirchnerismo ingresó al Parlamento porteño junto a Cristina García de Aurteneche (responde a Amoroso) con una boleta corta y una campaña financiada por el actual presidente de Marketing y Comercialización de Racing.

 

Dos años después, Ocaña le dio la espalda a su mecenas y lo marginó totalmente de la confección de la nómina de legisladores porteños que, en el marco de la alianza Eco, consensuaron la UCR, el PSA, la Coalición Cívica, el socialismo, y el sector del otro ex ministro kirchnerista Martín Lousteau.

 

Ocaña se cortó sola y acordó con Lousteau, los radicales, el socialismo y la Coalición Cívica una lista de legisladores porteños que la benefició completamente y dejó fuera de la negociación aAmoroso.

 

La ex ministra de Salud ubicó entre los primeros lugares a Diego García Vila (4) y Marcelo Di Pierro (7), dos de sus más estrechos colaboradores. Su mecenas impulsaba a Hernán Gómez pero en el armado de Eco no le dieron espacio alguno.

 

A su vez, según pudo saber este medio, la bronca entre los dirigentes de Confianza Pública llegó a su máximo nivel cuando Amoroso fue alertado acerca de la gestiones de Ocaña para garantizarse un lugar en el esquema del futuro Gabinete porteño. Concretamente, Ocaña, estaría iniciando negociaciones para ser la ministra de Salud de Horacio Rodríguez Larreta, en caso de que este gane la interna del PRO. De todas formas, la abanderada de la transparencia y la lucha contra la corrupción también le hizo llegar al jefe de Gabinete macrista que tampoco echaría de menos un lugar en algún organismo de control de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar