Moreno

West le pospone la transición a Festa para complicarle la asunción

"Todo se está haciendo al ritmo que él quiere, me la va complicando", denunció el intendente kirchnerista que ganó la elección.

Mariano West llamó a Walter Festa para felicitarlo por el triunfo al día siguiente de la elección. Se reunieron solo una vez y hasta el momento no se avanzó practicamente en nada, porque el jefe comunal que deja su cargo en diciembre viene posponiéndole los encuentros sistemáticamente al ganador.

 

"Voy a tener que ponerme firme yo porque hasta ahora no hay nada", le dijo Festa a Letra P.

 

Es que el intendente que le arrebató el municipio al histórico West está comenzando a sospechar del manejo del jefe comunal saliente, quien tuvo un buen gesto al llamarlo el 26 de octubre al mediodía, pero que luego nunca se pusieron de acuerdo para avanzar en una transición ordenada.

 

Festa nota cada vez menos predisposición del gobierno local que se va en diciembre y por eso ahora asegura que "el intendente está estirando todo". "El día 26 recibí un llamado por parte del intendente y tuvimos la oportunidad de encontrarnos una vez, pero la verdad es que los pasos que está dando son muy lentos; todo se está haciendo al ritmo que él quiere", analizó.

 

En Moreno muchos aseguran que se están llevando expedientes desde la municipalidad y que están borrando información, aunque "no hay pruebas concretas todavía, son todas versiones", según Festa.

 

"Por suerte no me está pasando lo mismo que en Malvinas Argentinas y Merlo", se alivió, haciendo mención al escándalo de Cariglino -se aumentó el sueldo y nombró en planta permanente a casi 4 mil empleados- y de Othacehé -que se acusa mutuamente con su verdugo Gustavo Menéndez de una multitudinaria toma de terrenos en el municipio que no tiene solución-.

 

"Acá West hizo al revés, intentó echar gente, bajó productividad, horas extras y demás", le confiaron a este portal desde Moreno.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar