Política

Once: se reanudaron las audiencias con testimonios que sembraron dudas sobre la historia clínica del motorman

Letra P.- Tras dos semanas de suspensión se reanudó el juicio oral y público por el accidente de Once en los tribunales federales de Comodoro Py. La audiencia tuvo como eje escuchar a los médicos que asistieron en sus días de internación al motorman Marcos Córdoba. Dudas sobre la instrucción de la causa por parte del juez Bonadío, historia clínica y el control de alcoholemia.

“Su primer recuerdo posterior al accidente era estar en la camilla de la ambulancia”, manifestó la médica Mariana Marinesco, quien recibió al motorman Marcos Córdoba a su ingreso en la Clínica Fitz Roy el 22 de febrero de 2012, tras el choque del tren que conducía.

 

La profesional declaró ante el Tribunal Oral Federal 2 en el juicio oral que se reanudó hoy tras dos semanas de suspensión y que tuvo como eje escuchar a los médicos que asistieron a Córdoba en sus días de internación.

 

Marinesco recordó que al llegar a la clínica, Córdoba estaba en un estado “estuporoso” e “inicialmente mostraba un cuadro de desapego, de falta de afectividad sobre el hecho”, algo que calificó como “absolutamente normal” en una situación de estrés postraumático.

 

La médica explicó que con el paso de las horas y sobre todo al momento del alta, Córdoba ya estaba al tanto de lo ocurrido y tenía un cuadro de angustia “con tendencia al llanto”. “Ya sé todo”, contó la médica que le dijo Córdoba antes de irse del hospital en referencia al choque y a la magnitud de la tragedia en la que murieron 51 personas y casi 800 resultaron heridas.

 

Luego fue el turno de otra testigo, Ana María Suárez, quien trabajaba en el Centro Médico SOI contratado por la ART y realizó una auditoria de la Clínica Fitz Roy. Suárez manifestó que en la mañana del  23 de febrero no estaba agregado el estudio de alcoholemia de Córdoba en su historia clínica, algo llamativo ya que en la historia clínica figura como agregado el mismo 22 de febrero.

 

Ante esta situación, el TOF ordenó el secuestro de la historia clínica que se elaboró en el Centro Médico SOI y una pericia informática sobre la historia clínica para determinar si fue adulterada al momento de la instrucción de la causa llevada adelante por el cuestionado juez federal Claudio Bonadío.

 

El Tribunal Oral Federal 2 había resuelto suspender el pasado 19 de junio la continuidad de las audiencias ya que no pudo reprogramar la asistencia de los testigos a pedido de uno de los imputados que se encontraba internado en terapia intensiva.

 

La semana anterior a la suspensión del juicio el guarda Miguel Ángel Gerónimo fue detenido y luego excarcelado por la Justicia, que además dispuso abrirle un proceso penal por falso testimonio a raíz de sus declaraciones ante el juicio, un delito que prevé una pena de hasta cuatro años de prisión.

 

La detención del auxiliar ferroviario que el día de la tragedia estaba a cargo del tren que chocó contra el paragolpe del andén 2 de la estación de Once, fue solicitada por el abogado querellante en la causa Once, Gregorio Dalbón, por sus reticencias a responder sobre aspectos del tren el día del accidente.

 

Por el accidente de Once son juzgadas 29 personas, entre ellas el maquinista Córdoba, los ex secretarios de Transporte de la Nación Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, el ex interventor de la CNRT Eduardo Sícaro y los directivos del grupo empresario que tenía la concesión del ferrocarril Sarmiento.

 

El socialismo llenó Metropolitano en Rosario. 
Axel Kicillof y Carlos Bianco, en conferencia en la Casa de Gobierno.

También te puede interesar