X
La defensora María Cristina Martínez Córdoba, que integraba el jury contra el fiscal José María Campagnoli y estaba con licencia médica, presentó su renuncia a ese tribunal.
Redacción 03/07/2014 5:48

La Defensoría General de la Nación sorteó un nuevo fiscal para ocupar ese cargo y fue elegido, entre 78 candidatos, Nicolás Toselli, defensor público ante Tribunales de primera y segunda instancia de La Plata.

Toselli, de 35 años, asumió hace solo dos semanas en ese puesto, tras pasar un concurso y ser designado por el Senado. Se recibió como abogado en la UBA en 2003, pero desde 2000 ocupaba distintas funciones en la Defensoría General.

Toselli quedó así como titular de la representación de la Defensoría General, mientras que Leandro Miño –quien había sido convocado para reemplazar a Martínez Córdoba– continuaría siendo suplente.

Por lo pronto, los fiscales que buscaban la destitución de Campagnoli, Marcelo García Berro y Adolfo Vitelli, recusaron a Martínez Córdoba porque con su licencia impedía la continuidad del julio, pero también a su suplente Miño.

Miño había firmado una de las notas impulsoras de Justicia Legítima, agrupación judicial oficialista, pero también es integrante de la Asociación de Magistrados, una entidad que en su momento repudió la suspensión de Campagnoli.

Se espera ahora que el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público contra Campagnoli resuelva si, como se sospecha, dará por caído el juicio y convocará a otro proceso. Para ello acordaron reunirse el próximo lunes a puertas cerradas en la sede de la Procuración General.

Por su parte, la defensa de Campagnoli ya anunció que el fiscal suspendido debe volver a su cargo porque no puede ser juzgado dos veces.

Al fiscal de Saavedra se lo acusa por mal desempeño y, entre otras acusaciones, se lo responsabiliza de haberse inmiscuido en una investigación que salpicaba al empresario Lázaro Báez y que, supuestamente, ya analizaba la Justicia federal.

Martínez Córdoba envió una nota a la Defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez, para anunciarle la decisión de su dimisión a representar a ese organismo en cualquier jury del Ministerio Público que se sustancie durante los tres años que había sido nombrada. Ocupando ese rol, a Martínez Córdoba le tocó intervenir en el caso contra Campagnoli por mal desempeño que impulsó la jefa de la Procuración, Alejandra Gils Carbó. En diciembre pasado, Martínez Córdoba votó por la suspensión.

Hace una semana, cuando debían escucharse los alegatos, la Defensoría informó que Martínez Córdoba había sufrido un cuadro de hipertensión y arritmia que derivaron en licencia médica por una semana, que se renovó por 15 días.

Ningún juicio puede suspenderse por más de diez días seguidos y, de suceder, todo lo actuado se cae.