Política

Con la espuma de FAU en baja, empresarios presionan a Sanz para que se sume a Macri

Letra P.- Como los candidatos opositores no levantan en las encuestas, sectores empresarios ligados al mendocino se ilusionan una fórmula con él como Vice. Detona así la interna radical dentro de FAU y complican las posibilidades de ese frente.

Una apuesta política de sectores empresarios ligados a Ernesto Sanz amenaza con implosionar la interna radical y también, las posiblidades electorales del Frente Amplio Unen. La interna radical tiene hoy por hoy a Sanz y a Julio Cobos como sus referentes con más posibilidades de ir a las Primarias como presidenciables. Cobos mide mucho mejor en las encuestas, pero Sanz acarrea el apoyo de los principales referentes de la UCR en las provincias.

 

Conscientes de esta realidad, sectores empresarios cercanos a Sanz estarían presionándolo para que efectivice un acuerdo electoral con Mauricio Macri. Según pudo saber Letra P, la avanzada empresaria estaría integrada, entre otros, por Luis Betnaza, de Techint; Alejandro Macfarlane, empresario ligado al rubro Energía y Jorge Rendo, directivo del Grupo Clarín.  Por el lado de Macri, un empresario del sector agro exportador que no oculta su simpatía por esa eventual fórmula es Gustavo Grobocopatel.

 

Una alianza con historia propia

 

La apuesta empresaria tiene sus raíces regadas por los protagonistas. En 2011, Sanz exploró  una alianza electoral con Macri para enfrentar al kirchnerismo.  Y en los últimos meses, mientras abona la construcción del FAU, Sanz también le envió señales al porteño.

 

Cabe recordar un episodio que marca la relación: el jefe de Gobierno porteño y el senador participaron en mayo de la charla organizada para los ex alumnos del IAE Bussiness School, la escuela de negocios de la Universidad Austral.  En esa ocasión, se elogiaron mutuamente y hasta bromearon sobre una fórmula presidencial conjunta.

 

Promediaban los 20 minutos de la charla cuando hubo una broma sobre el tema. “El problema si empieza a hablar él es que queda ‘Macri y Sanz’ y yo preferiría ‘Sanz-Macri’”, ironizó el senador, probable precandidato presidencial del Frente Amplio UNEN.

 

El frente interno del FAU

 

Los empresarios, quienes no sintonizan con el peronismo y menos con el actual Gobierno, tomaron nota de señales que vienen desde adentro de la coalición opositora y que señalan desde hace meses versiones sobre las negociaciones entre Mauricio Macri y Ernesto Sanz para formar una alianza de cara a las elecciones presidenciales de 2015.

 

De hecho hay sectores del radicalismo que impulsan ese acuerdo y, dentro de Unen, mencionan que otra impulsora de la alianza es Elisa Carrió.

 

De hecho,  Sanz siempre se mostró más permeable a la idea impulsada por la diputada Carrió para avanzar en un acuerdo con el macrismo, aunque por presión interna el tema por el momento fue dejado a un lado.

 

Que se haya suspendido no significa, sin embargo, que el proyecto para sumar un sector radical encabezado por Sanz al PRO esté abandonado y la presión empresaria  de reflotarlo podría ampliar la división en el radicalismo, que ya tiene una centenaria historia de rupturas y enfrentamientos internos.

 

Además la baja performance que tienen en las encuestas los eventuales presidenciables del FAU inquietan a esos sectores de la UCR quienes quieren fortalecer las posibilidades de ir a una segunda vuelta y negociar con el PRO, con la aspiración mínima de que Ernesto Sanz sea el vicepresidente.

 

El fantasma del líder del PRO también metió la cola en la interna de Unen porteño de la mano de sectores radicales. Como informó Letra P, luego de que algunos dirigentes radicales de UNEN jugaran con la idea de ir a una interna con el PRO en las elecciones a jefe de gobierno porteño, desde el frente de centroizquierda buscaron terminar con las especulaciones: firmaron un documento en el que se pronunciaron como una “alternativa” al macrismo.

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y el funcionario Julián Galdeano en épocas de campaña, antes de asumir al mando de la Casa Gris.
Buenaventura Duarte y Juan José López Desimoni junto a Gustavo Valdés, Pedro Braillard Poccard y el Jefe de la Policía de Corrientes, Alberto Molina.

También te puede interesar