Política

A Boudou lo bajaron a último momento de la sesión

Por Gabriela Pepe.- El oficialismo necesitaba los votos para aprobar la inmunidad para los bancos centrales extranjeros en Argentina y cedió ante la presión de la oposición, que reclamaba que el vicepresidente no estuviera. El proyecto salió por unanimidad.

El kirchnerismo cedió ante la presión de la oposición y Amado Boudou no presidió la sesión del Senado en la que se trató el proyecto de inmunidad para los bancos centrales extranjeros.

 

Aunque el vicepresidente llegó esta mañana a su despacho de la Cámara alta con intenciones de bajar al recinto, la votación fue finalmente conducida por el presidente provisional del cuerpo, Gerardo Zamora. La oposición acompañó el proyecto sobre tablas sin hacer mención a la causa Ciccone.

 

“Este es un tema de Estado, importante para la Argentina, que no hubiera podido haber sido tratado por este bloque sin el apoyo de otros”, reconoció el jefe de la bancada oficialista, Miguel Angel Pichetto, al abrir el debate.

 

Precisamente Pichetto habría sido el encargado de transmitirle al vicepresidente que la postura de la oposición era intransigente: si Boudou bajaba al recinto, no habría sesión.

 

En la previa, algunos senadores, como Luis Juez y Norma Morandini, habían amenazado con dejar su banca si el vicepresidente se presentaba. Desde el radicalismo habían advertido que le leerían punto por punto el procesamiento del juez Ariel Lijo para que diera explicaciones ante el cuerpo.

 

Con ese escenario, aunque el vicepresidente estaba decidido a presidir la sesión especial, el oficialismo optó por ahorrarse los contratiempos y pedirle que dejara su lugar al santiagueño Zamora. El Vice se retiró a su oficina desde donde siguió el desarrollo de la sesión.

 

Según trascendió, el kirchnerismo evaluó la necesidad imperiosa de que se votara el proyecto, que los demás bloques no tenían inconveniente en apoyar, en medio de la disputa con los fondos buitre.

 

La sesión comenzó pasadas las 14 y el proyecto se aprobó por 55 votos a cero. Los senadores Morandini y Nito Artaza se retiraron del recinto sin votar. La iniciativa protege los activos de los bancos centrales extranjeros en Argentina, al tiempo que exige reciprocidad para que el dinero argentino no pueda ser embargado por tribunales de otros países, un factor clave en pleno juicio contra los holdouts.

 

Desde su procesamiento en la causa Ciccone, varios miembros de la oposición vienen reclamando que el vicepresidente se tome licencia y deje de presidir el cuerpo. Hasta el momento, el kirchnerismo había dado muestras de su respaldo a Boudou, algo que comenzó a cambiar con la decisión de hoy en el Senado.

 

Victoria Villarruel, con el secretario parlamentario Agustín Giustinian y el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala. 
Silvana Ginocchio, diputada nacional y esposa de Raúl Jalil

También te puede interesar