“Chiche” Duhalde sobre el peronismo: “Borraría la palabra lealtad, la primera lealtad tiene que ser al pueblo”

Letra P.-  En su carrera hacia la gobernación bonaerense en 2015, la ex senadora Hilda “Chiche” González de Duhalde admitió que no tiene candidatos presidenciales y pidió borrar la palabra lealtad. “Tiene que ver con el peronismo, pero en realidad los dirigentes tienen que ser leales al país, provincia o municipio que representan”, sostuvo.

La esposa del ex presidente Eduardo Duhalde, reflexionó que por “la desaparición de los grandes partidos vemos una oposición muy fragmentada, un peronismo dividido, un radicalismo con alianzas que no logran encajar”, por lo que le interesa “trabajar por la independencia de la provincia de Buenos Aires, la primera que se desarrolla y tiene problemas serios de recursos económicos”.

 

En diálogo con el programa Mesa Chica de Radio Cultura, opinó que el actual gobernador bonaerense, Daniel Scioli, posee “falta de poder”  al no tener legisladores que le respondan. “Han dejado a la Provincia en una situación muy vulnerable”, dijo.

 

Del mismo modo, apuntó contra el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, que tiene varios candidatos a gobernadores para el 2015, y a lo que “les ha dicho que va a haber una sola lista de candidatos a legisladores, algo que es muy malo porque le quita la capacidad de gobernar”.

 

“El massismo tiene hombres del radicalismo, gente que estuvo en la gestión de Duhalde, todos los sectores y eso es natural que aglutine. Tiene que tener un núcleo de intendentes que lo acompañe, tiene que definir y no hay demasiado tiempo”, añadió al esquivar la pregunta sobre si el FR representa lo que en algún momento fue el duhaldismo.

 

“Veo difícil que los partidos políticos que tengan capacidad de unirse detrás de 5 ó 6 ideas básicas apoyen al que gane en esas ideas, estamos fritos”, disparó “Chiche” Duhalde al tiempo que agregó que dentro del kirchnerismo solo un pequeño núcleo apoya a Cristina Fernández de Kirchner y pueden tener un porcentaje de votos, porque el resto “se va yendo adonde va el poder”.

 

“Pasa en todos los partidos, se van detrás del que tiene el poder. Esto tiene que ver con la decadencia de la Argentina que ha hecho desaparecer a los grandes liderazgos. Hoy nadie llega al 30 por ciento de los votos ganando, ha cambiado la historia. Tendría que haber dos grandes fuerzas y otra tercer fuerza que es la que hace contrapeso, pero no más”, analizó la ex senadora.

 

Por eso, graficó que entre Massa, Scioli y el sector que responde a Mauricio Macri, la esfera política puede estar completa. “Mientras más dividamos, más posibilidades le damos al kirchnerismo. No hay que mirarse el ombligo, hay pensar en Argentina”, remató.

 

Después de aclarar que no tiene ningún candidato presidencial, aclaró que cree en el tratamiento generacional, en la formación de equipos, por “el cambio no es sinónimo de edad”. “Tenemos jóvenes que han llegado para enriquecerse, pero no es lo que quiero, sino un trasvaciamiento generacional con un puente a través de los jóvenes para dejarles las ideas”, dijo.

 

“Borraría la palabra lealtad, que tiene que ver con el peronismo, pero en realidad los dirigentes tienen que ser leales al país, provincia o municipio que representan, el partido es una herramienta democrática en las elecciones pero la primer lealtad tiene que ser a la gente, al pueblo que los vota. Si no pasa lo del kirchnerismo que por lealtad a la Presidenta vota cualquier cosa”, fustigó Duhalde.

 

Cafiero y el vínculo con la familia Duhalde

 

Luego de la muerte de uno de los referentes más queridos dentro del movimiento peronista nacional, Antonio Cafiero, la ex senadora sostuvo que “la muerte es una hecho natural de las personas, lo que no es un hecho natural es que la gente recuerde a la gente de manera especial”. “Lo más destacable de Antonio ha sido su capacidad educativa y formación de equipos. Muchos dirigente peronistas surgieron de esa capacidad de armado y equipo que tenía Antonio. Fue un hombre de encuentro, conciliador, muy peronista, defensor del peronismo. Guardo un muy buen recuerdo”, comentó.

 

Asimismo, opinó sobre la interna con Carlos Menem en el peronismo en las elecciones presidenciales de 1989. “Toda dirigencia política estaba con Cafiero. Menem había calado en la gente por su carisma, Antonio tenía el cariño de la dirigencia pero la gente votaba a Menem, no sé por qué fenómeno”, reflexionó.

 

“Eso fue un ejemplo de democracia en el sentido de que hubo una verdadera interna y Cafiero aceptó los resultados. A partir de ahí no tuvimos internad, Menem se enamoró del modelo neoliberal y lo llevó hasta las últimas consecuencias y ahí fue perdiendo a la gente y a partir de ahí la debacle dentro del peronismo como partido que defendía ideas que no se veían reflejadas en el partido”, consideró finalmente “Chiche” Duhalde.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar