Ciudad BA

Sin planificar, Bullrich gastó 40 millones y manda a los chicos a contenedores

Cuarenta millones de pesos gastó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la educación pública, pero no fueron suficientes para solucionar uno de sus mayores déficits: la falta de vacantes. Fueron 15.000.000 de pesos destinados al sistema de inscripción online que debutó en 2013 y sumó tantas quejas como rechazos. Y 25.000.000 de pesos en la compra de equipamientos modulares, o aulas containers, que se instalarán en 5 comunas diferentes, principalmente en la zona sur de Capital Federal. Aunque el jefe porteño, Mauricio Macri, reconoció que había 3.500 casos de alumnos sin escuelas asignadas, otras versiones dan cuenta que se trataría de 17.000.

Por Emilio Dheti/@EmilioDheti .- En el Boletín Oficial del 9 de enero pasado se llamó a licitación pública para “la adquisición, instalación y puesta en funcionamiento de equipamientos modulares” por un monto de 27.000.000 de pesos, en la resolución firmada por el subsecretario de Gestión Económica y Financiera del Ministerio de Educación porteño, Carlos Regazzoni. A dicho llamado se presentaron cinco empresas, de las cuales 2 fueron preadjudicadas y, probablemente, ambas resulten ganadoras. Y el presupuesto final se ajustó en dos millones a favor de la Ciudad.

 

Las ofertas de Ruca Panel SRL y Las Cortes SRL fueron superiores a las propuestas por Andariega SRL, Kinger News SRL y SCG 1887 SRL, las cuales, según consta en el BO del 21 de enero, “no presentaron en tiempo y forma la documentación que acredita la constitución de la garantía de la oferta”. La primera de las empresas tendrá a su cargo la construcción de 25 unidades modulares, entre aulas y núcleos sanitarios.

 

En su página web acredita experiencia al haber fabricado salas de un jardín de infantes de Adrogué y salas de capacitación en la Escuela de Capacitación CRC de Malargüe, Mendoza. En tanto, Los Cortes SRL construirá 16 módulos.

 

“De una lectura pormenorizada del pliego de licitación y las especificaciones técnicas surge la urgencia del Gobierno porteño con que desean resolver el problema de matrícula que niegan sistemáticamente”, analizó la legisladora del Frente para la Victoria, Claudia Neira.

 

“Por otro lado, repiten errores del pasado, incluso en aquellas cuestiones donde hasta la Justicia ha fallado”, agregó en referencia a que las aulas modulares ya habían sido utilizadas en otras gestiones de Gobierno.

 

Además Neira se refería a lo que determinó el juez, Fernando Ernesto Juan Lima, en el expediente 15909/0 del Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario N°11. En el mismo el magistrado expresó: “Debo comenzar por decir que solo acudiendo a un eufemismo puede sostenerse que los containers en cuestión constituyen, efectivamente, aulas. Es que no solo aparece como impropio que se dicten clases en tales denigrantes comisiones, sino que ello implica un concreto peligro para la vida de los alumnos, personal docente y no docente en virtud de los materiales con los que están hechos”.

 

De acuerdo al Pliego de Especificaciones Técnicas (PET) cada equipamiento modular deberá ser montado entre cuatro y siete bases de madera o de hormigón, con un piso de material fenólico resistente al agua e ignífugo. Tendrá un largo de entre cinco y siete metros, un ancho de seis a ocho metros y una altura de dos a cuatros metros. El techo se tendrá que construir con chapa o lámina metálica, a dos aguas, con estructura cabreada metálica y sus correspondientes tubos de desagües.

 

El PET también especifica que el revestimiento exterior de la pared será de chapa galvanizada, recubiertas de PVC, mientras que el interior de madera aglomerada de entre 50mm y 70mm. Cada aula container deberá tener ventilación y climatización frío calor.

 

 “Son instalaciones que no cumplen con los requisitos básicos de un aula. No es el lugar donde los chicos deban pasar mucho tiempo. Las condiciones no son las apropiadas para los alumnos, principalmente aquellos en situación más vulnerable”, opinó la legisladora del Frente para la Victoria, Lorena Pokoik. Su referencia tiene relación con el destino de las aulas containers. La escuela que más unidades recibirá es la N°11, del Distrito Escolar 21, ubicada en Zuviría y Piedrabuena, en Villa Lugano. Allí se levantarán ocho aulas, un equipamiento para área de gobierno, uno para comedor y cocina, y dos núcleos sanitarios.

 

El resto de las unidades se dispondrán en: Escuela 23, en Chilavert y Varela (8 aulas y un sanitario); Escuela Infantil 7, en Palos Blanes y Villafañe (3 aulas y un sanitario); Coronel Roca 4200 (7 aulas y un sanitario); Lacarra 1135 (3 aulas y un sanitario); un aula en avenida Libertador 4953; un aula en Pico 2629; y tres aulas en un domicilio a designar dentro de la Ciudad.

 

Como parte de las protestas que generan las aulas containers, ayer un grupo de padres de alumnos en edad escolar que no tienen vacante, acompañados por docentes y legisladores del kirchnerismo, se movilizaron al Ministerio de Educación para pedir explicaciones al ministro, Esteban Bullrich.

 

También te puede interesar