Para Putin, la ley de matrimonio igualitario en Francia peligra las adopciones en Rusia

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que buscará modificar un acuerdo sobre regulación de adopciones de niños rusos por parte de padres franceses, debido a que la reciente ley que legaliza el matrimonio igualitario en Francia va “en contra de los valores tradicionales rusos”.

En una reunión sobre cuestiones de infancia, Putin expresó su apoyo a una diputada regional, Marina Orgeyeva, que propuso revisar el acuerdo de adopción con Francia tras la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

“Ella tiene razón. Necesitamos reaccionar a lo que está ocurriendo a nuestro alrededor”, dijo Putin.

 

“Respetamos a nuestros socios, pero les pedimos que respeten nuestras tradiciones culturales y las normas éticas, legislativas y morales de Rusia”, remarcó el mandatario ruso y agregó: “creo que tenemos derecho a hacer cambios”.

 

Si bien Putin no hizo recomendaciones sobre cómo podría modificarse el acuerdo con Francia, una destacada diputada pro-Kremlin, Yelena Mizulina, dijo que entre las opciones estaba la retirada del acuerdo o buscar la forma de cambiarlo.

 

Las declaraciones de Putin se realizaron dos días después de que el Parlamento francés adoptara la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo y de esta forma el país se convierta en el decimocuarto en el mundo en permitir este derecho igualitario, por el que también podrán adoptar.

 

Según analistas, cualquier iniciativa para desechar el acuerdo que Rusia celebró hace un año con Francia, o imponer nuevas restricciones, profundizaría la división entre Putin, y la Unión Europea sobre la homosexualidad y los derechos de los gays.

 

El acuerdo con Francia es uno de los que tiene Rusia con varios países occidentales en un intento de clarificar las reglas de las adopciones de niños rusos y permitir a Rusia supervisar mejor sus progresos en el extranjero para asegurarse de que son tratados bien.

 

Putin, ex agente KGB en el poder como presidente o primer ministro desde 2000, defendió en reiteradas ocasiones la importancia de lo que él considera los valores tradicionales y se acercó a la iglesia Ortodoxa rusa.

 

Este mes fue abucheado en Holanda por manifestantes que protestaban contra la legislación rusa que discrimina a los gays, según sus detractores.

 

En ese momento, Putin dijo que Rusia no discriminaba a los homosexuales, pero criticó los matrimonios gays porque no contribuyen a revertir el declive de la población rusa.

 

Sin embargo, el parlamento ruso, en el que partido Rusia Unida de Putin tiene la mayoría, aprobó de manera preliminar una prohibición de la “propaganda homosexual” dirigida hacia menores, que sus detractores dicen que impedirá efectivamente las manifestaciones a favor de los derechos de los gays.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar