Política

Urribarri se juega todo para mantener al “sueño entrerriano”

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, utilizó todo su peso en el Poder Legislativo de la provincia que maneja y obtuvo el ansiado cambio que aportará a mejorar el sistema social preventivo. Como anunció en un saludo de fin de año, donde pidió tranquilidad luego de varios días agitados, existirá una mayor presión tributaria a los altos patrimonios y los poseedores de “bienes de lujo”.  Otro momento clave en su futuro político está muy cerca.

“No existen condiciones de pobreza que puedan justificar violencia. Si eso ocurre es porque será o fue instigada por eso queremos advertir, que seremos implacables en la aplicación de la ley en la protección de la democracia, y las severas penas que eso conlleva”. Con esas palabras Sergio Urribarri, el gobernador de Entre Ríos, envió a todos los habitantes de esa provincia el saludo de fin de año.

 

En medio de una importante reforma tributaria, que la legislatura entrerriana aprobó a su pedido, en otra demostración de poder y gobernabilidad, el mandatario utilizó las redes sociales, espacio que maneja como nadie, para saludar a cada uno de los pobladores de esa región luego de que se vivieran momentos de tensión.

 

“Decimos que los sectores que se beneficiaron en estos años de gran crecimiento tienen que aportar en consonancia con los beneficios obtenidos”, afirmó el mandamás entrerriano, quien salió a buscar recursos para solventar los gastos a los que obliga el sector público. “Como lo hemos hecho tantas veces proponemos estas reformas progresistas. Los grandes patrimonios tienen que contribuir en la medida que corresponde”.

 

Las palabras del Pato se enmarcan en la continuidad de una importante acción que se vio obligado, como en muchas provincias del país, por la presión de sectores policiales que provocaron una tensa situación que llegó a provocar disturbios. Según anunciaron desde su Gobierno, la normativa crea un impuesto a los Juegos de Azar y aumentará la alícuota aplicable a los establecimientos financieros, seguros, industrias radicadas en otras jurisdicciones, empresas prestadoras de servicios agrícolas, telefonía fija y celular.

 

Además, “la reforma propone gravar con ingresos brutos al sector primario e industrial, reformular el inmobiliario urbano para que tributen más quienes tengan viviendas de mayor valor y elongar los tramos del inmobiliario rural como lo han venido solicitando las entidades agropecuarias”.

 

Antes de anticipar que “las reformas planteadas se proponen con vigencia por el término de 2 años, comenzando a partir del 1 de Enero de 2014 y hasta el 31 de diciembre de 2015”, desde su gestión reconocieron que  la mayor parte se “destinará como contribución al financiamiento del sistema de seguridad social de la Provincia de Entre Ríos”.

 

Con esta acción, en un marco legislativo que le responde, Urribarri intenta volver a los primeros planos de la política, impulsando con recursos propios capital para solventar un gasto extra que complica a otras provincias. Todo un mensaje el de un referente que se juega las últimas fichas en la resolución de su futuro.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

También te puede interesar