Política

Gendarmería le pasó factura a Berni y habría filtrado el video a Cabandié

Sería una crisis entre los mandos de la Fuerza y el secretario de Seguridad, nacida al calor de las protestas salariales de Gendarmería y Prefectura de hace un año y por el despliegue de efectivos en el marco del programa Centinela en tiempos electorales. Se dinamita la relación con el Secretario de Seguridad.

La aparición del video filmado por un gendarme en el que se ve la discusión entre Juan Cabandié y efectivos de esa fuerza durante un operativo vial parece tener un ingrediente más: circula por estas horas el rumor de que, su divulgación a 12 días de las elecciones sería producto de una filtración que efectivos de esa fuerza realizaron a modo de “cobro” a Sergio Berni por el resultado de las negociaciones salariales del año pasado.

 

Los que amplifican el rumor suman, además, otro componente: el malestar de sectores de las Fuerzas de Seguridad por el despliegue –al que califican de electoral- de los agentes de Gendarmería en el Conurbano y otras ciudades, como La Plata.

 

Como informara Letra P, desde principios del pasado septiembre, patrulleros, motos y personal de Gendarmería Nacional recorren los municipios y llevan a cabo procedimientos de “saturación” en lugares determinados por la tarea previa de inteligencia.

 

La asignación de los gendarmes está ajustada a planes derivados de los mapas del delito, y se trabaja en una sala de situación en la que se reúnen Berni, funcionarios del ministerio de seguridad de la Nación, sus pares del gobierno provincial e intedentes.

 

El reclamo de gendarmes y prefectos

 

Hace exactamente un año, a raíz de un decreto firmado por la entonces ministra Nilda Garré, los efectivos de Prefectura protestaron por un reordenamiento salarial. Hubo reuniones con funcionarios, pero los prefectos no cedieron. Y con el correr de las horas, radicalizaron sus posturas y tomaron el edificio Guardacostas.

 

Los agentes de la Gendarmería Nacional se sumaron a la protesta de sus camaradas de la Prefectura Naval, luego de ser invocados por éstos desde las escalinatas del edificio Guardacostas.

 

Berni recibió a un grupo de representantes de los prefectos y de los gendarmes y les pidió que abandonaran la protesta con el compromiso de dejar sin efecto el decreto dentro de 24 horas, para que volvieran a cobrar los sueldos como el mes anterior.

 

 A los prefectos no los disuadió el anuncio del gobierno nacional de dejarles intacto el sueldo ni el recambio de la cúpula. Los gendarmes en cambio, celebraron los relevamientos y pidieron una solución inmediata al reclamo por un sueldo básico de 7 mil pesos.

 

Berni no pudo asegurarles que iba a poder cumplir con todos los ítems del petitorio, pero fue el encargado de desmembrar a los protestantes y desactivar la protesta.

 

Juan Martín es el nuevo conductor del PRO en Río Negro y cocina una candidatura para el Senado.
espana exige que milei se disculpe por llamar corrupta a la esposa de sanchez

También te puede interesar