Política

El deterioro de las rutas bonaerenses y la falta de inversión

A falta de presupuesto, las rutas en la Provincia de Buenos Aires se encuentran en mal estado y los municipios bonaerenses comenzaron a reclamarle al Gobierno la situación y el peligro que representan los caminos intransitables que conectan al territorio.

Vecinos, especialistas y funcionarios municipales coinciden en que las soluciones que se ofrecen desde el Gobierno son pasajeras y no alcanzan para terminar con el problema, donde no hay un proyecto de inversión definido y se paralizaron las obras para los arreglos.

 

De los casi 11 mil kilómetros que están bajo jurisdicción de la Provincia, más de 2 mil están en estado deplorable, con imperfecciones y carentes de señalización.

 

Los tramos entre Ramallo y Carmen de Areco y 25 de Mayo y Azul; la 41, de Baradero a Lobos y de San Antonio de Areco a San Andrés de Giles; la 74 entre los trayectos de la Ruta Provincial 29 y la Ruta Nacional 226; la 46, de Junín a 25 de Mayo; la 50 entre Lincoln y Vedia y la 6 y la 65 en todo su trayecto, son los sectores más afectados y peligrosos.

 

La Fundación Producir Conservando, realizó una encuesta a más de 400 empresas y reveló que de las rutas nacionales implicadas en el transporte de granos, sólo el 30 por ciento está en buen estado. Y en las provinciales, esa cifra cae al 11 por ciento; en tanto, el 31 por ciento es considerado en mediano estado -asfalto deteriorado y mal mantenimiento-, mientras que el 58 por ciento está en mal estado: asfalto muy deteriorado y muy peligroso en días de lluvia.

 

La mayor problemática es de infraestructura: el deterioro del asfalto por la existencia de baches y “huellas”, y por la falta de señalización, demarcación y luminaria, hacen de las rutas bonaerenses lugares para no transitar.

 

A raíz de esta demanda, el jefe del departamento de seguridad vial del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), el ingeniero Gustavo Brambati, en conversación con la Agencia DIB dijo que, según diversos relevamientos realizados por la institución, “las rutas bonaerenses son las que están en peor estado, en comparación con las de provincias de trascendencia similar, como Córdoba o Santa Fe”. Y opinó que “es alarmante el abandono que hay con respecto al mantenimiento”.

 

Además, manifestó que “salvo la ruta 2 y aquellas de conexión con la Costa Atlántica a las que le ponen un foco especial”, las demás son “prácticamente intransitables, sobre todo la 6 y la 41″.

 

A pesar de que el gobernador Daniel Scioli firmó días atrás el decreto que aprueba el llamamiento a licitación pública de las obras de reparación de la Ruta Provincial 6, “no hay estrategias concretas, sino soluciones tendientes a resolver la problemática de manera provisoria”, expresó Brambati.

 

Victoria Villarruel, en el Senado.
El bloque oficialista de Martín Llaryora, Hacemos Unidos por Córdoba, está dispuesto a consensuar modificaciones en la ley del juego online con la oposición.

También te puede interesar