Lugo reconoció una nueva paternidad

El presidente paraguayo, Fernando Lugo, reconoció a su segundo hijo concebido hace diez años con una enfermera de San Pedro donde se desempeñó como obispo hasta 2005.

Después del escándalo de su primer hijo que reconoció en 2099, el mandatario de de 61 años confirmó la nueva paternidad, mientras tiene pendiente otra denuncia judicial de filiación.

 

El abogado del mandatario, dijo en conferencia de prensa que Lugo le dio instrucciones para iniciar los trámites judiciales para la filiación de Ángel, cuya madre es Narcisa Delacruz de Zárate, de 42 años. Además, aclaró que no realizarán pruebas de ADN y que los trámites de cambio de apellido demorarán cerca de diez días.

 

La mujer contó que conoció al presidente San Pedro, donde fue obispo durante 11 años. “Como tenía problemas con mi marido, me acerqué a él para que me diera consejos. También le pedí ayuda para que me consiguiera trabajo”, dijo Delacruz, que tiene otros cuatro hijos con su pareja.

 

La enfermera precisó que Lugo conoció a Ángel cuando el bebe tenía diez meses y que, desde entonces, le hace llegar dinero a través del secretario privado de la presidencia. Además, dijo que decidió hacer público el caso porque el chico quiere llevar el apellido de su padre y porque hace dos meses que no la dejan comunicarse con el ex obispo.

 

Delacruz, es la cuarta mujer que afirma haber tenido hijos con Lugo cuando era clérigo.

 

En 2099, elmandatario reconoció ser padre de Guillermo Armando, hijo de Viviana Carrillo. Poco después, Benigna Leguizamón, una ex encargada de limpieza en la diócesis de San Pedro, dijo que tenía un hijo del presidente, en un litigio que sigue abierto y que terminaría con pruebas de ADN en el transcurso de este año.

 

Hortensia Morán también dijo que tenía un hijo de Lugo, aunque la causa se cerró después de que tres pruebas de ADN dieron resultados negativos.

 

Zacarías Ortiz, obispo de Concepción, expresó ayer que este nuevo caso no merece un pronunciamiento de la Conferencia Episcopal Paraguaya, porque “ya se sabe que [Lugo] tiene muchos hijos”. En 2004, Juan Pablo II jubiló a Lugo por razones desconocidas y en 2008, luego de las elecciones, Benedicto XVI lo declaró laico.

 

También te puede interesar