Política

Denuncias y cruces por la interna radical

El próximo domingo, la alianza del diputado Ricardo Alfonsín con el intendente de San Isidro Gustavo Posse, se enfrentará al sector de Leopoldo Moreau, Federico Storani y un grupo de intendentes cobistas, en la interna radical para la conducción de la UCR bonaerense.

Desde ambos sectores, los cruces y peleas es por el rumbo que tomará el partido en la provincia de Buenos Aires son continuos y temen un fraude.

 

“Anoche me informaron sobre las interferencias que había en algunos distritos del Gran Buenos Aires donde están hablando con algunos dirigentes que forman parte de nuestro espacio, para que se bajen de las listas. Esto es una vergüenza”, denunció Alfonsín y acusó al Gobierno.“El oficialismo divide, está interfiriendo en esta interna”, disparó.

 

Por su parte, el titular del Comité Provincial, Miguel Bazze, denunció que el vicepresidente Amado Boudou instó a los intendentes del conurbano a ayudar a Moreau en la interna. Moreau rechazó las acusaciones y las definió como “chusmeríos”.

 

En contrapartida, los candidatos en la lista de Moreau e intendentes de Pergamino, Héctor “Cachi” Gutiérrez, y de Chascomús, Juan Gobbi, denunciaron manipulación de los padrones. Dijeron que el oficialismo partidario actualizó los padrones después de que cerraran las listas y ahora muchos de sus candidatos están siendo eliminados. En el alfonsinismo negaron que existieran tales manejos.

 

“En la Provincia hay un radicalismo que es inofensivo y que no tiene vocación de poder. Ese sector quiere una interna porque pretende, en el caso de ganarla, poner uno o dos diputados más de su sector. Es lo único que les interesa”, dijo Ricardo Alfonsín.

 

Joaquín Blanco, secretario general del PS de Santa Fe.
Río Negro es la primera provincia que adhiere al RIGI y Weretilneck le saca ventaja a Kicillof por el GNL

También te puede interesar