Política

Diputados aprobó la reforma de la Ley de Riesgos de Trabajo

La Cámara baja convirtió en ley el proyecto del Poder Ejecutivo que modifica la legislación sobre riesgos laborales vigente desde 1995 y eleva el monto de las indemnizaciones por accidentes de trabajo.

 El proyecto fue aprobado por 139 votos a favor, provenientes del Frente para la Victoria y sus aliados, en tanto que se registraron 82 en contra, desde el arco opositor; y 2 abstenciones.

 

Para el inicio de la sesión, el oficialismo alcanzó el quórum con sus propios diputados y bloques aliados, ya que los legisladores opositores, el sindicalista Facundo Moyano, y el titular de la comisión de Legislación del Trabajo, Héctor Recalde, autor de uno de los dictámenes de minoría, se incorporaron al recinto cuando ya había comenzado la sesión.

 

El titular de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi, remarcó que “venimos a mejorar un sistema que era indigno para el trabajador argentino; a duplicar las indemnizaciones y asegurarles que en 15 días las cobran y en una sola vez”.

 

“Nos da vergüenza que un trabajador que tenga un accidente tenga que recorrer los pasillos de tribunales para tener una indemnización justa, queremos dársela nosotros”, enfatizó, al tiempo que afirmó “en el 2003 prometimos un país normal y con leyes como esta estamos tratando de construirlo”.

 

La reforma a la ley de riesgos laborales, transfiere el reclamo judicial de un conflicto del fuero laboral al fuero civil. A la vez elimina la “doble vía”, por la que se cobraba indemnización tarifada de las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART) y además permitía reclamos de resarcimiento en la Justicia laboral.

 

En el texto aprobado se establece un plazo de 15 días a partir del accidente, como máximo, para que el trabajador cobre la indemnización. El proyecto fue aprobado por el Senado el 3 de octubre último, con 41 votos a favor del oficialismo y aliados, y 19 rechazos de la oposición.

 

FOTO: Télam

 

malo pero bendecido
Maximiliano Pullaro y el pacto, entre la confianza y la desconfianza.

También te puede interesar