MEDIOS | SANTA FE

El panóptico de opinión pública que diseña Maximiliano Pullaro

El gobernador electo pretende un monitoreo semanal del impacto de su gestión en el humor social. Encuestas y focus group para "detectar problemas". La era de la micro segmentación.

El gobernador electo de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, tiene en mente un dispositivo de monitoreo permanente de la opinión pública que le brinde datos cualitativos y cuantitativos sobre el impacto de las políticas que implementará desde el inicio de su gestión. Una suerte de panóptico con el cual pueda medir el humor social para con su gobierno, y algunas cosas más.

En rigor, lo que pretende Pullaro no es otra cosa que recuperar y jerarquizar la actual Dirección de Opinión Pública e Indicadores, que en la gestión de Omar Perotti orbita dentro del Ministerio de Gestión Pública, de Marcos Corach. Para el futuro gobernador, se trata de un área a la que se le puede sacar máximo provecho; y para ello tiene un plan.

“Lo que pretendemos es un instrumento que nos brinde insumos cuanti y cualitativos para calibrar las políticas de la gestión”, le dice a Letra P Luis Persello, consultor político, estrecho colaborador y jefe de campaña de Pullaro, quien tendrá a su cargo a partir del 10 de diciembre la estratégica área de Comunicación.

Para Persello, que en la campaña era el encargado de analizar las encuestas, coordinar con consultores externos y definir estrategias, este monitoreo pretenderá “acercar el gobierno a la gente”, porque considera que la política “necesita un ida y vuelta con la sociedad”. Claro que, también, será una usina permanente de termómetros sociales que le permitirán al gobierno provincial evaluar el andar de su gestión. “Todo tiene que ser evaluado, si no te manejás por intuición o por lo que te cuentan”, avisa el politólogo.

Por eso, este área echará mano a recursos que habitualmente “se usan con fines electorales”, como encuestas digitales, telefónicas, presenciales y hasta focus group, pero “semana a semana”. Responderá a lógicas provinciales, pero también territoriales. Habrá, promete Persello, microsegmentación. “Ya hace tiempo que dejamos atrás la sociedad industrial y masiva, ahora todo está segmentado y micro segmentado de acuerdo a dónde vive, qué ingresos tiene, qué nivel de educación posee”, explica. No descarta, incluso, contratar a consultoras privadas para trabajos que el equipo propio no esté en condiciones de realizar.

El monitoreo permanente navegará a dos aguas: por un lado, evaluando políticas provinciales; por el otro, detectando problemas territoriales. Sobre el segundo punto, este medio consultó si poner la lupa en un municipio o comuna puede producir algún roce o celo con las jefaturas locales. “No lo creo porque lo vamos a hacer juntos”, descartó Persello. ¿Cómo tomará un alcalde que el gobierno provincial mida el nivel de satisfacción de un servicio público municipal? Se verá en la práctica.

“A nosotros lo que nos interesa es medir las diferentes expectativas de la población, construir indicadores y a partir de eso diseñar políticas que aborden cómo satisfacerlas”, afirma el consultor, que acumula tres décadas de relación con Pullaro. Seguridad, salud y educación, dice, serán tres ejes centrales sobre los que se pedirá opinión. Los indicadores se segmentarán por ciudades e, incluso, por barrios.

También habrá encuestas sobre consumos de medios de comunicación. Fundamenta Persello este análisis en la necesidad de un instrumento de medición que le permita al gobierno provincial “elegir medios más eficientes para hacer llegar determinados mensajes”. En criollo, subirse al rating alto para amplificar la propaganda oficial.

Federico Angelini, Maximiliano Pullaro y Gisela Scaglia, momento de definiciones.
Maximiliano Pullaro y Omar Perotti.

Las Más Leídas

También te puede interesar