X
Son legisladores, ex intendentes y actuales jefes comunales. Trabajarán bajo el nombre de la mesa provincial. Campaña corta, búsqueda del orden interno y evitar enojos, los principales objetivos.
Por 20/03/2017 07:21 PM

El Frente Renovador (FR) empieza a trabajar en la campaña para las primarias de agosto. No habrá muchos actos tradicionales y buscan que sea Sergio Massa el principal protagonista de las actividades; pero siempre con "la gente" alrededor. De hech, "Massa y la gente" podría titularse el plan. La diputada nacional Graciela Camaño estará coordinando todo, incluso a la mesa bonaerense que integran senadores, diputados, intendentes y también candidatos que ya fueron derrotados. 

“Se trata de distribuir roles para estar ordenados”, le dice a Letra P uno de los integrantes de, equipo provincial de la campaña del Frente Renovador. Es el espacio que Massa ya dispuso para hacer circular todo material de campaña, propuesta, mensaje y lugares de decisión de las actividades que entran en la ancha avenida del medio; un posicionamiento que el tigrense volvió a desplegar tras las declaraciones del presidente Mauricio Macri al programa de Mirtha Legrand.

Además de Camaño, quienes integran la mesa bonaerense son el diputado nacional Raúl Pérez, los diputados provinciales Ramiro Gutiérrez y Jorge Sarghini (vicepresidente de la Cámara baja bonaerense y jefe de bloque del FR respectivamente) y los senadores Jorge D’Onofrio y Sebastián Galmarini. Todos legisladores del génesis del FR. 

También está el intendente de General Alvarado en esa mesa, Germán Di Césare. Massa optó por darles cobijo a ex jefes comunales que perdieron en sus distritos, como Luis Acuña por Hurlingham y Mario Meoni en Junín. Este último también ocupa un cargo en el directorio del Banco Provincia. 

Completan esa mesa el referente en política social del FR, Daniel Arroyo, y el vicepresidente del Concejo Deliberante de La Matanza, Fernando Ascencio.

PARIDAD “SIN PROBLEMAS”. En el espacio que timonea Massa hay un sector que no ve mayores obstáculos con lo que será la implementación de la ley de paridad cuando llegue la hora de armar las listas."Sin problemas" es la tesis que sostienen. Desde el entorno del tigrense explicaron que, de los legisladores que entraron en 2013, hay muchos que ya no forman parte del FR y no deberán garantizarle una renovación en la banca. 

A saber: de los 16 diputados nacionales que ingresaron en las últimas legislativas, pueden ser hasta diez los que no estén en las listas del massismo por la provincia de Buenos Aires en octubre. Massa no va estar y es casi seguro que peleará por una banca en el Senado. Darío Giustozzi y Eduardo Fabiani se fueron del bloque. Adrián Pérez, Christian Gribaudo, Marcelo D’Alessandro y Gladys González pasaron a ocupar distintos roles bajo la administración Cambiemos en la Ciudad, la Provincia y la Nación, lo mismo que la macrista Soledad Martínez, que se fue del bloque hace tiempo. Además, en el massismo se baraja la posibilidad de que Mirta Tundis y Felipe Solá integren la lista de candidatos a diputados pero por la Ciudad de Buenos Aires. Dos casilleros libres más. 

Entonces, bajo este esquema, son varios los lugares que quedan vacíos. A nivel seccional, en la Provincia pasa algo similar en algunas regiones bonaerenses. Por ejemplo, en 2013, el Frente Renovador arrasó en la Séptima sección electoral y consiguió las tres bancas de senadores que estaban en juego. De ese tridente de legisladores –Héctor Vitale, Carolina Szelagowski y Alfonso Coll Areco- los primeros dos ya se fueron del espacio y trabajan como satélite del Grupo Esmeralda desde el Senado. En tanto, Coll Areco volvió a principio de año al massismo. 

En algunas semanas y durante el próximo mes, Camaño empezará a bajar con la mesa provincial a distintas secciones. Unas de las paradas que ya está en agenda es la ciudad de Chivicloy, un distrito gobernado por el FR. Será en 20 días, como uno de los puntapiés iniciales para empezar a ordenar un esquema que tendrá que convivir, tarde o temprano, con el GEN y con Libres del Sur en una coalición electoral que, además, deje a todos más o menos conformes con el armado de las listas. Eso “se verá más adelante”, coinciden en la mesa massista. 

 

Camaño y diez más, el equipo de Massa para la campaña bonaerense

Son legisladores, ex intendentes y actuales jefes comunales. Trabajarán bajo el nombre de la mesa provincial. Campaña corta, búsqueda del orden interno y evitar enojos, los principales objetivos. 

El Frente Renovador (FR) empieza a trabajar en la campaña para las primarias de agosto. No habrá muchos actos tradicionales y buscan que sea Sergio Massa el principal protagonista de las actividades; pero siempre con "la gente" alrededor. De hech, "Massa y la gente" podría titularse el plan. La diputada nacional Graciela Camaño estará coordinando todo, incluso a la mesa bonaerense que integran senadores, diputados, intendentes y también candidatos que ya fueron derrotados. 

“Se trata de distribuir roles para estar ordenados”, le dice a Letra P uno de los integrantes de, equipo provincial de la campaña del Frente Renovador. Es el espacio que Massa ya dispuso para hacer circular todo material de campaña, propuesta, mensaje y lugares de decisión de las actividades que entran en la ancha avenida del medio; un posicionamiento que el tigrense volvió a desplegar tras las declaraciones del presidente Mauricio Macri al programa de Mirtha Legrand.

Además de Camaño, quienes integran la mesa bonaerense son el diputado nacional Raúl Pérez, los diputados provinciales Ramiro Gutiérrez y Jorge Sarghini (vicepresidente de la Cámara baja bonaerense y jefe de bloque del FR respectivamente) y los senadores Jorge D’Onofrio y Sebastián Galmarini. Todos legisladores del génesis del FR. 

También está el intendente de General Alvarado en esa mesa, Germán Di Césare. Massa optó por darles cobijo a ex jefes comunales que perdieron en sus distritos, como Luis Acuña por Hurlingham y Mario Meoni en Junín. Este último también ocupa un cargo en el directorio del Banco Provincia. 

Completan esa mesa el referente en política social del FR, Daniel Arroyo, y el vicepresidente del Concejo Deliberante de La Matanza, Fernando Ascencio.

PARIDAD “SIN PROBLEMAS”. En el espacio que timonea Massa hay un sector que no ve mayores obstáculos con lo que será la implementación de la ley de paridad cuando llegue la hora de armar las listas."Sin problemas" es la tesis que sostienen. Desde el entorno del tigrense explicaron que, de los legisladores que entraron en 2013, hay muchos que ya no forman parte del FR y no deberán garantizarle una renovación en la banca. 

A saber: de los 16 diputados nacionales que ingresaron en las últimas legislativas, pueden ser hasta diez los que no estén en las listas del massismo por la provincia de Buenos Aires en octubre. Massa no va estar y es casi seguro que peleará por una banca en el Senado. Darío Giustozzi y Eduardo Fabiani se fueron del bloque. Adrián Pérez, Christian Gribaudo, Marcelo D’Alessandro y Gladys González pasaron a ocupar distintos roles bajo la administración Cambiemos en la Ciudad, la Provincia y la Nación, lo mismo que la macrista Soledad Martínez, que se fue del bloque hace tiempo. Además, en el massismo se baraja la posibilidad de que Mirta Tundis y Felipe Solá integren la lista de candidatos a diputados pero por la Ciudad de Buenos Aires. Dos casilleros libres más. 

Entonces, bajo este esquema, son varios los lugares que quedan vacíos. A nivel seccional, en la Provincia pasa algo similar en algunas regiones bonaerenses. Por ejemplo, en 2013, el Frente Renovador arrasó en la Séptima sección electoral y consiguió las tres bancas de senadores que estaban en juego. De ese tridente de legisladores –Héctor Vitale, Carolina Szelagowski y Alfonso Coll Areco- los primeros dos ya se fueron del espacio y trabajan como satélite del Grupo Esmeralda desde el Senado. En tanto, Coll Areco volvió a principio de año al massismo. 

En algunas semanas y durante el próximo mes, Camaño empezará a bajar con la mesa provincial a distintas secciones. Unas de las paradas que ya está en agenda es la ciudad de Chivicloy, un distrito gobernado por el FR. Será en 20 días, como uno de los puntapiés iniciales para empezar a ordenar un esquema que tendrá que convivir, tarde o temprano, con el GEN y con Libres del Sur en una coalición electoral que, además, deje a todos más o menos conformes con el armado de las listas. Eso “se verá más adelante”, coinciden en la mesa massista.