X
SECCIONES
29.11.2016

Cambiemos rechaza tratar paridad en Diputados y le tira la pelota al Senado

La oposición presentó un pedido de sesión especial para votar la ley. Monzó lo rechazó por temas de reglamento. También se cayó la sesión ordinaria. Presión a la Cámara alta por la reforma electoral.

 

El proyecto que establece la paridad de género en las listas electorales no se convertirá en ley este año en la Cámara de Diputados, donde el miércoles 30 solo se celebrará la sesión preparatoria para nombrar a las autoridades de 2017. Por falta de acuerdo entre los bloques, la sesión ordinaria prevista para ese mismo día no tendrá lugar y tampoco se convocará a la sesión especial pedida por la oposición para tratar el aumento del cupo femenino, tema con el que oficialismo intenta presionar al Senado para que apruebe la reforma electoral.

Como adelantó Letra P el viernes, un grupo de diputados presentó este martes una nota para pedirle al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, que convoque a una sesión especial para tratar el 30 el proyecto de paridad de género ya aprobado por el Senado. La nota fue acompaña por las firmas de Victoria Donda, Federico Masso y Graciela Cousinet (Libres del Sur), Cristina Álvarez Rodríguez, Teresa García, Diana Conti y Analía Rach Quiroga (Frente para la Victoria), Carla Pitiot y Móniza Litza (Frente Renovador) y Leonardo Grosso (Peronismo para la Victoria).

Pero el pedido fue rechazado por Monzó, por cuestiones reglamentarias. Según explicaron desde el oficialismo, "no se puede pedir una sesión especial en horas de sesión ordinaria". Por acuerdo de los bloques, los miércoles es día de sesiones ordinarias.

El oficialismo encontró en el resquicio reglamentario el argumento ideal para rechazar el pedido, aunque ya había decidido que no acompañaría el tratamiento de paridad en Diputados. “No vamos a tratar el proyecto del Senado porque la paridad ya está incluida en el dictamen de reforma electoral que tiene que tratar la Cámara alta en extraordinarias”, le había dicho a Letra P la diputada radical Carla Carrizo, poco antes de que Monzó desestimara el pedido presentado por Donda. Carrizo agregó que el interbloque Cambiemos “quiere la reforma electoral y la paridad de género, las dos cosas”.

Sin sesión especial, la oposición barajó la posibilidad de intentar meter sobre tablas la discusión sobre paridad en la sesión ordinaria. Para eso necesitaba de la mayoría especial de los dos tercios, ya que el proyecto no fue tratado en comisiones y no tiene dictamen. Pero esa posibilidad se terminó de caer cuando se definió que tampoco habrá sesión ordinaria, ya que no hubo acuerdo entre los bloques sobre los temas a tratar.

Según el oficialismo, el Frente para la Victoria intentó colar en la sesión temas previsionales que no estaban previstos, lo que derivó en una discusión entre los responsables de todos los bloques, e hizo caer la reunión.

De esta forma, la paridad de género quedó ahora en manos del Senado, donde el oficialismo apunta para intentar sacar la reforma electoral, que el peronismo rechazó la semana pasada tras la reunión con los gobernadores. Sin embargo, desde el bloque peronista en la Cámara alta aseguraron que "el Senado ya votó la paridad de género" y que "el tema de la reforma electoral está cerrado".  

El viernes, las diputadas Cristina Alvarez Rodríguez (FPV-PJ), Karina Banfi (Cambiemos), Carla Pitiot (FR) y Victoria Donda (Libres del Sur), junto a Malena Galmarini, se habían reunido para tratar de buscar una solución que salvara la paridad de género.Ahora el oficialismo decidió esperar a que el Senado resuelva aunque baraja la posibilidad de reiniciar el debate sobre el tema en 2017. 

 

Letra P no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Cambiemos rechaza tratar paridad en Diputados y le tira la pelota al Senado

La oposición presentó un pedido de sesión especial para votar la ley. Monzó lo rechazó por temas de reglamento. También se cayó la sesión ordinaria. Presión a la Cámara alta por la reforma electoral.

 

El proyecto que establece la paridad de género en las listas electorales no se convertirá en ley este año en la Cámara de Diputados, donde el miércoles 30 solo se celebrará la sesión preparatoria para nombrar a las autoridades de 2017. Por falta de acuerdo entre los bloques, la sesión ordinaria prevista para ese mismo día no tendrá lugar y tampoco se convocará a la sesión especial pedida por la oposición para tratar el aumento del cupo femenino, tema con el que oficialismo intenta presionar al Senado para que apruebe la reforma electoral.

Como adelantó Letra P el viernes, un grupo de diputados presentó este martes una nota para pedirle al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, que convoque a una sesión especial para tratar el 30 el proyecto de paridad de género ya aprobado por el Senado. La nota fue acompaña por las firmas de Victoria Donda, Federico Masso y Graciela Cousinet (Libres del Sur), Cristina Álvarez Rodríguez, Teresa García, Diana Conti y Analía Rach Quiroga (Frente para la Victoria), Carla Pitiot y Móniza Litza (Frente Renovador) y Leonardo Grosso (Peronismo para la Victoria).

Pero el pedido fue rechazado por Monzó, por cuestiones reglamentarias. Según explicaron desde el oficialismo, "no se puede pedir una sesión especial en horas de sesión ordinaria". Por acuerdo de los bloques, los miércoles es día de sesiones ordinarias.

El oficialismo encontró en el resquicio reglamentario el argumento ideal para rechazar el pedido, aunque ya había decidido que no acompañaría el tratamiento de paridad en Diputados. “No vamos a tratar el proyecto del Senado porque la paridad ya está incluida en el dictamen de reforma electoral que tiene que tratar la Cámara alta en extraordinarias”, le había dicho a Letra P la diputada radical Carla Carrizo, poco antes de que Monzó desestimara el pedido presentado por Donda. Carrizo agregó que el interbloque Cambiemos “quiere la reforma electoral y la paridad de género, las dos cosas”.

Sin sesión especial, la oposición barajó la posibilidad de intentar meter sobre tablas la discusión sobre paridad en la sesión ordinaria. Para eso necesitaba de la mayoría especial de los dos tercios, ya que el proyecto no fue tratado en comisiones y no tiene dictamen. Pero esa posibilidad se terminó de caer cuando se definió que tampoco habrá sesión ordinaria, ya que no hubo acuerdo entre los bloques sobre los temas a tratar.

Según el oficialismo, el Frente para la Victoria intentó colar en la sesión temas previsionales que no estaban previstos, lo que derivó en una discusión entre los responsables de todos los bloques, e hizo caer la reunión.

De esta forma, la paridad de género quedó ahora en manos del Senado, donde el oficialismo apunta para intentar sacar la reforma electoral, que el peronismo rechazó la semana pasada tras la reunión con los gobernadores. Sin embargo, desde el bloque peronista en la Cámara alta aseguraron que "el Senado ya votó la paridad de género" y que "el tema de la reforma electoral está cerrado".  

El viernes, las diputadas Cristina Alvarez Rodríguez (FPV-PJ), Karina Banfi (Cambiemos), Carla Pitiot (FR) y Victoria Donda (Libres del Sur), junto a Malena Galmarini, se habían reunido para tratar de buscar una solución que salvara la paridad de género.Ahora el oficialismo decidió esperar a que el Senado resuelva aunque baraja la posibilidad de reiniciar el debate sobre el tema en 2017.