Atentado a CFK

Ordenan abrir el teléfono de Gerardo Milman, mancha venenosa de Patricia Bullrich

Lo hizo la jueza Capuchetti. Quiere sacar la información contenida en el celular del exjefe de campaña de la candidata de Juntos por el Cambio.

"Corresponde proseguir con las diligencias relacionadas al teléfono celular aportado voluntariamente por la defensa de Gerardo Fabián Milman", dice la resolución de la magistrada, que subroga el juzgado federal Criminal y Correcional 5.

Como informó Letra P en enero, Patricia Bullrich, que, a contramano de la inmensa mayoría de la dirigencia opositora, no había condenado el intento de asesinato de CFK, cortó relaciones con su exjefe de campaña cuando el diputado fue acusado por la expresidenta por supuestos manejos irregulares y vínculos opacos con empresas de seguridad.

Además, Milman había quedado en la mira por el atentado contra la exmandataria. La exministra de Seguridad quería evitar que el escándalo embarrara su armado electoral de cara a las elecciones presidenciales. La jueza Capuchetti decidió poner a la mancha venenosa en escena a 48 horas de la apertura de las mesas de votación.

Piden secuestrar el celular que tenía al momento del hecho

"La expectativa de que pueda hallarse información útil para la causa en el teléfono de Milman es muy baja, sobre todo porque se trata de un dispositivo que el diputado adquirió después de ocurrido el atentado", remarcaron los abogados de la querella, que ya reclamaron a la justicia que se secuestre los teléfonos que tenía en la fecha del hecho.

"Corresponde secuestrar inmediatamente todos los dispositivos electrónicos en poder del diputado", reclamaron los abogados Marcos Aldazabal y José Manuel Ubeira en un escrito que presentaron el 5 de octubre último y que está a evaluación de la Cámara Federal porteña.

La pista Milman

La denominada "pista Milman" se inauguró el 23 de septiembre del año pasado: esa tarde, un asesor del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Jorge Abello, se presentó ante la jueza Capuchetti y dijo que había escuchado al legislador opositor referirse al atentado antes de que ocurriera.

"Cuando la maten yo estoy camino a la costa", fue la frase que Abello dijo haberle escuchado decir a Milman en el bar Casablanca el 30 de agosto, oportunidad en la que el legislador se encontraba acompañado de dos asesoras que ya declararon en el expediente y negaron que esa frase hubiera sido pronunciada.

La orden del secuestro del teléfono del diputado se dispuso tras la declaración de una asesora de Milman (Bohdziewicz) que contó ante la Justicia que había sido convocada por el entorno del legislador para eliminar la información de su teléfono celular, que podría ser de interés para la investigación del intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

Resolución Capuchetti para abrir teléfono de Gerardo Milman.pdf

La jueza federal María Eugenia Capuchetti ordenó abrir el teléfono de Gerardo Milman.

Martín Lousteau, senador y presidente de la UCR. 
Gobernadores opositores reunidos en el CFI.

También te puede interesar