ELECCIONES 2023

Neuquén: Rolando Figueroa le saca jugo al modelo transversal de Sergio Massa

El gobernador electo amasa un bloque territorial sólido con sectores del peronismo, el MPN Azul y los petroleros. UP, en picada. El tridente del nuevo tablero.

El giro político del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que dejará el gobierno oficialmente en diciembre tras 62 años en el poder provincial, fortalece al gobernador electo de Neuquén, Rolando Figueroa. La colosal estructura acostumbrada a ser oficialismo ya nutre de gobernabilidad a la gestión que comenzará en poco más de dos meses y origina sismos en todos los frentes. El caso más resonante es el de Unión por la Patria (UP), diluido por la baja consideración que le prodigó en su resonante paso por la región el ministro de Economía y candidato presidencial oficialista, Sergio Massa.

En definitiva, es el mentor del frente Neuquinizate el que hace leña de la diáspora general, sobre todo en el peronismo. La visita de Massa no solo robusteció lazos con el provincialismo neuquino, sino que dejó en carne viva la interna entre quienes observaron una oportunidad en abril y rompieron el Partido Justicialista para pelear por el poder, y quienes se sostienen por la influencia del pasado panperonista, como Oscar Parrilli o Darío Martínez.

Las caras visibles de la actualidad son los articuladores de un nuevo tablero. La diputada Tanya Bertoldi (Frente de Todos), el legislador provincial Lucas Castelli (Avanzar Neuquén) y su par del MPN Marita Villone hicieron punta al hacerse cargo del protagonismo. Lo asumieron junto a grandes estructuras, como la de los sindicatos o el MPN. Resulta que el partido fundado por Elías y Felipe Sapag, próceres neuquinos, comenzó el necesario giro al calor del poder. Hoy Figueroa se alimenta de quienes fueron compañeros de ruta por décadas y de aquellos partidos que encarnaron la lucha contra “el populismo” caracterizado en la defensa de la justicia social, como lo son destacadas voces del PRO local.

Con la única intención de ampliar su base de poder, Figueroa deja jugar a sus armadores dentro y fuera del gran acuerdo que ideó para ganar en las elecciones de abril. Sus alfiles hicieron un trabajo fino para que Massa caminara esta semana la tierra de Vaca Muerta, organizando una demostración de fuerza en el acto de Plottier con más de 60 mil personas. Fueron meses de llamados y viajes a la Ciudad de Buenos Aires para lograr meter una fecha en Neuquén en la agenda de campaña.

image.png
Castelli, Figueroa, el intendente de Plaza Huincul, Claudio Larraza, y Tanya Bertoldi.

Castelli, Figueroa, el intendente de Plaza Huincul, Claudio Larraza, y Tanya Bertoldi.

Por decantación, las 48 horas de Massa posicionaron a las figuras que se abren camino. El pulgar arriba en el PJ fue para Bertoldi, con banca en el Congreso y articuladora de obras. Enfrentada al círculo que conforman Martínez y Parrilli, su rol toma vigor en un sector que nunca logró ser competitivo. Sea con el electo intendente de Cutral Co, Ramón Rioseco, o con el ex secretario de Energía, el peronismo hizo agua en cada elección provincial. Con esos antecedentes, el PJ de Centenario y el Movimiento Evita afianzan su relación con el massismo.

“Quiero convocar a diversas fuerzas a nuestro gobierno, no quiero que sea una sorpresa para los electores. Si un peronista de Neuquén, o del MPN o de Comunidad (el partido de Figueroa) nos elige, que sea una decisión consciente”, dijo Massa en su paso por la gobernación local el martes, bajando una línea a la que el poder local abreva.

image.png

En esa propuesta de amplitud y unidad real se integró como armadora a Villone. Como adelantó Letra P, la vicepresidenta primera de la Legislatura neuquina se convirtió en el nexo del sector azul del MPN con Comunidad. De extrema confianza para el gobernador Omar Gutiérrez, articula el garrochazo de las intendencias al gran frente provincial, mientras se cocina la transición.

En el tridente legislativo aparece Castelli. Fue uno de los dirigentes que observó el cambio de época y rompió su acuerdo con el MPN. Con un pasado cercano al fallecido Horacio “Pechi” Quiroga, hoy ocupa un rol estelar en el armado de Figueroa. Conformó el espacio Avanzar para llegar a la Legislatura. Desde su bloque, en el que se comportó como aliado del emepenismo, se subió a la ola de cambio.

Todos adentro

En la cena que le organizó un selecto grupo en la noche del martes en la provincia, Massa bajó un mensaje contundente: “Ganemos en primera vuelta, eso es lo importante”. El pedido procuró dejar una señal de unidad en la diversidad, como en el acto de YPF. “Todos los que estamos acá tenemos una historia diversa. Nos une YPF, pero Argentina es lo que nos tiene que fortalecer”, les pidió a quienes lo acompañaron hasta la chacra La Amarga Chica.

En la madrugada del miércoles, en una chacra de Centenario, mientras comían raviolones de cordero y varias carnes asadas típicas de la zona, Massa elogió la decisión de ir en un gran frente de unidad en abril. Atento lo escuchaban el gobernador Gutiérrez, que fue acompañado por su candidato a Diputados, Sandro Badilla; el intendente de Neuquén, Mariano Gaido; Figueroa, Villone, Castelli, Bertoldi y otros integrantes de la mesa chica del rolismo como Juan Luis “Pepé” Ousset y Julieta Corroza.

Fortalecido por el MPN, sectores peronistas y hasta de Juntos por el Cambio, Rolo completa los casilleros del futuro gabinete. Algunos de los nombres que suenan, vienen del selecto grupo de comensales. El gobernador electo, en medio del paso de mando con la gestión de Gutiérrez, le saca jugo al modelo Massa.

figueroa va tras los jirones del mpn, pero no vuelve a ningun lado
massa sello en neuquen su alianza patagonica con el mpn, figueroa y weretilneck

También te puede interesar